Buscar en este blog

Cargando...

El vaso medio vacío, la teta medio llena. Producción de leche.



Lactancia materna y producción; muchas preguntas: ¿Qué pasa si siento los pechos vacíos luego de la toma y cuánto tiempo pasará hasta que se llenen de nuevo?, ¿si siento todo el tiempo los pechos vacíos porque el bebé me pide a cada rato, se llenarán en algún momento?, ¿de donde saldrá más leche si el pecho ya fue desocupado? ¿porqué cuando pasan más horas los pechos se sienten llenos y la toma se siente como más efectiva y plena que cuando el bebé toma a cada rato? Y la pregunta estrella: ¿si mi bebé pide el pecho tan seguido quiere decir que no se llena o que mi leche no lo alimenta?




Si nos imagináramos que los pechos maternos son como un vaso lleno de líquido, podríamos creer que cuando el bebé toma la leche materna, el líquido del vaso se acaba en cuanto acaba la toma y ya no hay más. También podríamos pensar que como quedan vacíos, hay que esperar a que se llenen otra vez para tener suficiente para la siguiente toma (en el ejemplo del vaso, "llenarlo de nuevo”), y que el bebé reciba una toma completa y así aguantar más tiempo sin comer y quedar totalmente satisfecho porque, volviendo al ejemplo, se tomó “todo el vaso”.


Las mamas se podrían parecer a un "vaso lleno" y cuando el vaso está lleno daría la impresión de que hubiera más leche y ésta saliera más rápido hasta que se acaba. Pero lo increíble de esta historia es que cuando de lactancia se habla, pareciera que se vaciara y mágicamente, al volver a tomar siguiera saliendo alimento (así no sea tan rápido o no se sienta repleto como cuando estaba lleno). ¿Has visto los vasos mágicos que tienen un líquido por dentro que se desaparece cuando lo inclinas y al ponerlo de nuevo vertical vuelve a aparecer?

Esto tiene una explicación: En el cerebro hay una glándula que se llama hipófisis. Cuando hay un estímulo, esta glándula segrega hormonas que ayudan mucho a la lactancia: la oxitocina y la prolactina. Ese estímulo lo recibe el pecho materno a través de la succión que hace el bebé o de la extracción de la leche por otro medio. Si el pecho se estimula, las hormonas se ponen a trabajar y el cuerpo produce leche materna. Y produce tanta como se le estimule. En el caso del bebé, ni más ni menos de la que el pequeño necesita. 

Cuando el bebé no toma leche suficiente o la mamá no se extrae leche, dentro de la leche queda una sustancia inhibidora (Feedback inhibitor of lactation) que le dice al cuerpo que no fabrique más: No hay estímulo, no hay bebé que alimentar, o que fabrique lo mínimo posible, de acuerdo a la demanda.

Se puede entender entonces que si hay mucho estímulo, se produce mucha leche. Si hay poco estímulo, se produce poca leche. En el ejemplo del vaso, se termina el líquido luego de beberlo y ya está. Pero como los pechos no son como un vaso que se llena y se vacía, aquel "vaso de la lactancia" no acaba el líquido luego de haberlo bebido si el dispensador es abierto a necesidad. Siempre que se abra, habrá para tomar. Entre más se abra, más saldrá, así parezca vacío. 


Si ponemos horarios, si creemos que el bebé pide mucho y que es por ello que se queda con hambre; si consideramos que el bebé debe aguantar determinado tiempo entre tomas para que haga la digestión o porque nos dijeron que contabilizáramos y separáramos las tomas, si pensamos que la leche no lo alimenta o no le damos de comer cuando lo pida y si pensamos que no debe pasar tanto tiempo en brazos, menos veces se va a abrir el "dispensador" (siguiendo con el tema del vaso), entonces las hormonas trabajarán más lento y por ende habrá menos leche.


Y como consecuencia, el bebé, que además tiene un fuerte instinto de succión, posiblemente empezará a molestarse porque no le permiten seguir su propio ritmo. Y es cuando aparecen los suplementos. La leche empieza a acabarse porque aquel inhibidor va ganando terreno y el cuerpo de la madre no sabe que el bebé se la está tomando por otro lado. Entonces deja de producir.

No importa si los pechos no se sienten llenos, no importa si ya no gotean. Si el bebé toma cada vez que lo pide y durante el tiempo que lo pide, con un buen agarre al pecho y en una buena posición, habrá leche. Lo suficiente.



Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"


Alt="los mejores portabebés en Colombia"

Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en:
info@babyayu.com 
¡Gracias!

La crianza en la máquina del tiempo

Si nos fuéramos de viaje en una cápsula del tiempo y pasamos por distintas épocas de la historia, nos encontraríamos con pensamientos sobre la crianza que nos podrían causar estupor y asombro.
Alt=""Derechos del niño" Valeria Calderón

Podríamos ver de cerca historias de terror en donde el amor estaba lejos de ser el actor principal; mucho menos los brazos, los besos y la figura de la infancia como un árbol que hay que cuidar desde que se planta para cimentar lo que sería el buen hombre del futuro.
Hace siglos a los niños los mataban, los regalaban, había preferencias de género, la mortalidad infantil era altísima, la severidad, la explotación y el castigo se servían en bandeja. Salvo en algunas aldeas o regiones del mundo y no solo en pueblos o ciudades remotas de la misma época en que nadie sabía la existencia del otro, los niños eran como mascotas, como objetos. También a lo largo de distintas épocas.
La servidumbre, la falta de afecto y el desconocimiento de la infancia como un momento importante de la vida estaban a la orden del día. Los niños no tenían derechos, mucho menos estaban regulados. El arte y la literatura poco los incluía y eran muchos los que se escondían cuando querían ofrecer a sus pequeños afecto en público. Era poco vista la interacción entre padres e hijos.
Si en esa máquina que viaja por el tiempo paráramos en el siglo XX, podríamos observar que la infancia empezó a tener un lugar en la cabeza de los adultos, de los educadores, del estado y de los padres. Y ver que aparecieron políticas de educación y de salud pública para proteger a los niños. Las muertes infantiles por desnutrición o maltrato empezaron a disminuir, muchos niños fueron escolarizados, y las niñas también. Aparecieron normas, tratados y programas para proteger los derechos de los niños.

Si esa misma cápsula se diera una vuelta en el hoy, en pleno siglo XXI, podríamos ver que en algunos lugares la historia de terror de antaño se sigue representando. Incluso podríamos ver que hay gente que pega y grita para "corregir" a los niños, se les lleva a rincones o banquillos de pensamiento, que se les deja llorar durante la noche y que se diga que los bebés no deben acostumbrarse a los brazos. Formas de crianza.

Si aquella máquina que pasa por los tiempos nos llevar hacia el futuro, seguramente veríamos con horror lo que pasaba hace cien años, (el aquí y ahora de nuestro tiempo) nos parezca terrorífico.

Ojalá no tengan que pasar cien años...


Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"


Alt="los mejores portabebés en Colombia"

Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en:
info@babyayu.com 
¡Gracias!

Una mañana con Carlos Gonzalez: "La enuresis infantil nocturna"

Compartí por segunda toda una mañana con el Dr. Carlos Gonzalez, el famoso pediatra y escritor español, autor de varios libros sobre crianza y lactancia ("Creciendo juntos" el último), que no toma zumos de fruta, a quien le gustaron el auténtico café negro y las arepas colombianas. Esas horas pasaron muy rápido y las guardo en las notas y grabaciones que tomé, y que con su permiso aquí escribo, para que su inmensa sabiduría sobre el mundo infantil pueda ser apreciada por muchos. El tema que nos ocupa hoy es el de la enuresis nocturna infantil.



"Enuresis infantil nocturna"



VC: ¿Qué es la enuresis infantil nocturna?

CG: La enuresis infantil nocturna se presenta c
uando sale orina de manera involuntaria mientras un niño mayor de cinco años duerme, al menos dos veces por semana, durante al menos tres meses seguidos, sin que los causantes sean una enfermedad o un medicamento. 

VC: ¿Es normal?

CG: Es absolutamente normal e involuntario hacerse pis por la noche. Y es muy frecuente.

VC: ¿Qué causa la 
enuresis infantil nocturna? ¿tiene causas sicológicas? 


CG: Ningún niño está mal de la cabeza porque se le escape pis durante la noche. La enuresis nocturna no tiene causas psicológicas y muchos niños pueden tener diversos problemas y no ser la enuresis una causa o una consecuencia de ellos. Siempre se están buscando causas cuando el principal factor de riesgo es la herencia. También puede influir la excesiva producción de orina por la noche o la hiperactividad de la vejiga junto con no ser capaz de despertarse ante la sensación de orinar. Buscar causas psicológicas es inútil porque el tratamiento es el mismo y además, cuando se habla de causas psicológicas siempre viene la culpa, "algo hice mal en la crianza". 

VC: ¿Hasta cuando?

CG: Unos se hacen hasta los 8, unos hasta los 10, unos hasta los 15 y se cree que el 1 por ciento de los adultos se hacen pis por la noche, lo que pasa es que no lo suelen decir. Normalmente va por familias.

VC: ¿Qué hay que hacer?

CG: Pues ponerse un pañal de esos para no mojar. Y ya está. Y esperar pacientemente que con el tiempo se quita. Hoy en día se venden pañales para todas las edades y tamaños y un niño con enuresis puede ir cómodamente a cualquier sitio. Sus amigos no se reirán del pañal si sus padres no les han enseñado a reírse. Y saber que no es a propósito que ocurre. Por ello castigar o reprochar es estúpido.

VC: Existen algunos tratamientos como las alarmas y los remedios para despertar al niño cuando se moja y así controlar la enuresis nocturna, ¿qué opinas de ellos?

Las alarmas pueden ser útiles luego de 14 noches secas pero son comunes las recaídas al dejar de usarse. Se pueden seguir usándolas hasta lograrlo de nuevo en caso de recaída, y parece que reducen el índice de recaer. Los remedios antidiuréticos son menos efectivos y la mejoría no se mantiene cuando se dejan de tomar. Algunos son peligrosos si hay sobredosis.

VC: ¿Y cuando tienen que salir de casa?

CG: También con el pañal. La gente dice: en el cole se le reirán, no se qué, no se cuanto… Te digo, conozco a una niña que le ha enseñado sus pañales tan contenta a sus amigas; no tenía ningún problema. Y tristemente yo creo que en el cole se ríen un poco del que se deja.

VC: ¿Qué fuentes recomiendas a los padres y profesionales para que actualicen sus conocimientos sobre la enuresis nocturna?

CG: El NICE (National Institute for Health and Care Excellence) y las revisiones de la biblioteca Cochrane son fuentes confiables que mencionan la utilidad del uso de pañales, hablan sobre no castigar al niño con enuresis, que no hay que suprimir la toma de líquidos porque puede ser peligrosa, no hacer aguantar horas al niño sin orinar para lograr que la vejiga aguante más, que no son necesarios los premios con estrellitas en los calendarios si se usan premiando cada día que no haya pis sino más bien sirven para premiar conductas como beber lo suficiente o no aguantarse la orina. También aconsejan levantar al niño por la noche para que orine y no tenga una salida involuntaria de pis esa noche. 

VC: ¿Qué le dirías a los padres y familiares preocupados porque su niño moja la cama por la noche?

CG: Les diría que la enuresis sólo es un problema si alguien la convierte en un problema.



Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"


Alt="los mejores portabebés en Colombia"

Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en:
info@babyayu.com 
¡Gracias!