Buscar este blog

PORTABEBES Y PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LLEVAR AL BEBE.

Portabebés: cargar al bebé con las manos libres. Algunas preguntas frecuentes sobre cargadores de bebés.


¿Qué diferencia existe entre un fular y un portabebés de aros?

El fular es una tela larga elástica o rígida con ciertas características que envuelve al bebé y que puedes atar con un nudo. Su textura se adapta a ti y al bebé y tiene la suficiente resistencia como para dar un apoyo firme. El portabebés de aros reparte el peso entre tu hombro y tu cadera contraria. Puedes utilizar ambos portabebés en variadas posiciones con las manos libres.

¿Con qué telas está confeccionado un portabebés AYU?

En la confección se utilizan las más finas telas de fibra de algodón del mercado. Son testeadas, resistentes pero ligeras y suaves al mismo tiempo. Algunos de nuestros portabebés poseen apliques de telar elaborados por comunidades indígenas colombianas.

¿Desde cuándo y hasta qué momento se puede usar un portabebés AYU?

Puedes usar los portabebés AYU desde el nacimiento, hasta que pese unos 20 kg aproximadamente. El fular elástico se recomienda hasta los 9 kg y más allá lo puedes usar, siempre y cuando sea para trayectos cortos, con nudos de tres capas y bien ajustados para que la tela no ceda demasiado.

La versatilidad de las posiciones, hace que el portabebés AYU sea un elemento utilizable por largo tiempo, de acuerdo con la edad y las necesidades. Un bebé pequeño puede ser llevado todo el tiempo y amamantado con frecuencia y discreción y un bebé grande puede estar al mismo nivel de la cara con su cuidador, lo cual le permite interactuar con el medio al tener una vista panorámica de todo lo que le rodea. Con el tiempo y al moverse más quizá quiera permanecer menos tiempo en el portabebés. Recuerda siempre seguir las instrucciones de seguridad en el uso de portabebés.

¿Qué significa tener las manos libres al llevar a un bebé?

Los portabebés AYU te permiten llevar el bebé cerca del cuerpo con las manos libres sujetándolo sin que se caiga, repartiendo bien el peso. Esto te permite atender a otros niños, utilizar el transporte público, realizar tareas del hogar, pasar por lugares estrechos, subir escaleras y amamantar entre otros, al tiempo que llevas al bebé sin ocupar mayor espacio.

¿Son seguros los portabebés AYU? ¿Podríamos caernos mi bebé o yo?

Con una buena posición y ajuste, el bebé va seguro y no se cae porque no existe una brecha de espacio entre el portabebés y quien lo carga. Los portabebés de aro tienen una franja de tela que cuelga de los resistentes aros y obra como una palanca que se traba con el peso del bebé. El fular se ata con un nudo doble normal luego de ajustarse al cuerpo para llevar al bebé, lo cual le proporciona estabilidad y seguridad, a la par que es fácil desanudarlo. Podemos caernos o tropezarnos en cualquier circunstancia de la vida, incluso cargando al bebé sin llevarlo en un portabebés. Al acostumbrarte a llevar al bebé, adquieres seguridad y el estar cerca de él te permite verificar constantemente la posición. En ocasiones, cuando nos caemos soltamos las manos para apoyar con ellas nuestro cuerpo a modo de reflejo. Si tus manos están libres para contener la caída con tu bebé dentro de un cargador, probablemente tu bebé quedará sujetado por este al caerte y no tendrás que “soltar” las manos.

¿Es difícil colocarse o quitarse un portabebés AYU?

Con un poco de práctica el arte de llevar al bebé se domina con facilidad. Puedes colocar y quitar el portabebés de aros sin retirar la tela del aro y el fular trae diferentes y sencillas técnicas de anudado. Con cada portabebés incluimos un manual de instrucciones.

¿El uso de un portabebés AYU puede ocasionar problemas en mi espalda?

Si tienes problemas en la espalda consulta a tu médico antes de utilizar un portabebés AYU. Con un buen ajuste, tus vértebras lumbares quedarán liberadas y se repartirá el peso uniformemente. Si sueles cargar a un bebé así tengas molestias en la espalda, al imitar el portabebés AYU la posición de los brazos al cargar pero con las manos libres, no tensionas los brazos como lo haces cuando lo cargas sin el portabebés y esa libertad de movimiento también relaja la espalda y hace que quede más descargada; además de permitir que lo cargues con una mejor postura.

¿El bebé puede hacerse daño, lesionarse su espaldita, tener una luxación de cadera, estar incómodo o ir muy apretado o acalorado dentro del portabebés?

Un bebé que crece en el útero tiene un espacio reducido, su espaldita está arqueada y las piernas flexionadas. Esta posición se mantiene al nacer y se va modificando naturalmente con el crecimiento. Los portabebés AYU se amoldan al bebé facilitándole mantener esa misma posición propia de su desarrollo, permiten un apoyo completo de la cabeza y espalda de un recién nacido y en un bebé mayorcito, las posiciones con las piernas abiertas otorgan estabilidad a su cadera y corrigen algunos casos leves de displasia. Además de estar cómodo, el contacto físico le otorga seguridad y tranquilidad. El fular AYU no tiene una forma prediseñada, por este motivo se adapta individualmente a tu cuerpo y al del bebé.

Si el pequeño requiere calor mediante el contacto piel a piel para su desarrollo, el portabebés lo facilita. Es suficiente que quien carga a un bebé que no requiere contacto piel, utilice ropa ligera y no lo abrigue más de la cuenta. Por favor lee nuestras recomendaciones de seguridad.

¿Qué beneficios tiene un portabebés AYU? ¿No se acostumbrará a estar cargado todo el tiempo?

Un bebé pequeño necesita contacto físico, tanto como necesita del sueño o del alimento. Los portabebés AYU favorecen el desarrollo postural del bebé y le permiten ser cargado mucho tiempo, dormir y sentirse querido, confiado y seguro; por lo tanto llorará menos y tendrá menos cólicos. El balanceo de tu cuerpo le produce tranquilidad y bienestar porque recuerda su vida intrauterina y recibe beneficios en su equilibrio porque todo su cuerpo está en movimiento.

Al estar cerca te ti también recibe estímulos: siente tus caricias, tu voz, tu olor, tus besos, siente su entorno y puede vivirlo u ocultarse si recibe muchas impresiones del medio que lo rodea. Los niños cargados mucho tiempo son niños seguros y sociables porque participan activamente en las actividades de los mayores, confían en el mundo que los rodea y al ser personitas seguras se independizan con facilidad. Un niño acostumbrado a los brazos tiene satisfecha su necesidad vital de contacto, se beneficia física y emocionalmente porque no tiene carencias afectivas; ha recibido tu afecto desde siempre.

…Yo quiero que mi bebé se acostumbre a mis brazos y a los brazos de quienes lo queremos, que sienta nuestra cercanía y que sepa que lo amamos, que lo abrazamos y que para nosotros es muy importante tenerlo cerca. Quiero que mi bebé esté cerca de mi corazón y de mis besos… ¿y tú?


Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. ¡Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en  http://www.facebook.com/ayuportabebes  ¡gracias!