Buscar este blog

TODO SOBRE LLEVAR AL BEBE Y LOS BENEFICIOS DE LOS PORTABEBÉS

Llevar al bebé en portabebés de tela es cada vez más común y es una maravillosa herramienta que brinda bienestar. Con frecuencia vemos bebés contentos en bandoleras, pouch, fulares, cargadores estilo asiático o mochilas ergonómicas y su uso se va expandiendo con fuerza en todo el mundo. Colombia, a través de algunas de sus comunidades indígenas y también de familias modernas que los utilizan no se queda atrás con esta práctica milenaria. 

Alt="Portabebés en Colombia"
Imagen exclusiva cortesía de Portabebés AYU

Por Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Los seres humanos somos una especie cargadora y como tal, nuestro cuerpo está diseñado para llevar a nuestros bebés naturalmente. Los bebés han sido cargados cerca de los corazones y los besos de sus cuidadores por cientos de años y los portabebés han sido utilizados durante milenios, al principio con lo que se tuviera a mano para sostener a los pequeños y poder desplazarse o trabajar (ropa, trapos, pieles y demás) así como también son cargados en estos tiempos a la par de la tradición de otras culturas o siendo utilizados como accesorios de diferentes estilos que se convierten por su belleza y diseño en parte de la vestimenta de quien lleva a sus bebés, quien además comparte de cerca la expresión del afecto y la proximidad, junto con la practicidad de llevar al bebé confortablemente al tiempo que se tienen las manos libres para hacer otras actividades. 

La necesidad de contacto

Los bebés nacieron para estar cerca de nosotros. Si se les compara con otros mamíferos los bebés son inmaduros en su desarrollo, dependen de sus padres y es necesaria la proximidad para protegerlos y cuidarlos. Desde su nacimiento necesitan el contacto piel a piel, contacto vital que ha salvado innumerables vidas en Colombia, pionera en la implementación del “Método Canguro”, surgido cuando a falta de incubadoras se colocaba a los bebés pegados a la piel de sus madres, cerca de su pecho y en posición vertical tanto de día como de noche. 

Jean Liedloff, en su extraordinario libro “El concepto del Continuum”, señala que para un adecuado desarrollo físico, mental y emocional, los seres humanos necesitamos, entre otros, el contacto físico permanente. 

El Dr. Nils Bergman, médico del Hospital de Maternidad de Mowbray en Sudáfrica, dice que la proximidad otorga una cercanía emocional y todos los bebés deberían estar en contacto piel a piel desde el nacimiento en adelante, que ningún niño debería ser separado de sus madres o padres y que la necesidad de contacto no finaliza luego de que nace el bebé, por el contrario, facilita el vínculo y le ayuda a hacer el tránsito de la vida intrauterina a la vida en el exterior. 

El pediatra Adolfo Gómez Papí, en su libro “El poder de las caricias”, aboga por los vínculos afectivos e instintivos de los padres con los hijos como el contacto piel a piel, la lactancia prolongada o coger en brazos a los bebés cuando lo soliciten, imprescindibles para el desarrollo emocional y social de nuestros hijos. 

El famoso pediatra español Carlos Gonzalez, autor de “Bésame mucho”, aconseja siempre tomar a los niños en brazos cuando lloran. 

Beneficios de cargar al bebé en un portabebé

Estudiosos del tema dicen que los bebés más saludables son aquellos que son amamantados, cargados y participan en las actividades del diario vivir. Tanto bebés como cuidadores se benefician de la crianza en brazos porque tienen acceso el uno al otro y esto fortalece el vinculo, además que tener cerca al bebé con la ayuda de un portabebés, da soporte a la necesidad innata que tenemos de estar juntos, nos permite responder a las señales y necesidades del pequeño de manera eficaz contribuyendo a que sean bebés seguros y atendidos, con el beneficio adicional que lloran menos porque quien los lleva reconoce y puede responder fácilmente ante los signos de sueño, aburrimiento, estrés, hambre o pañal sucio, además de tener las manos libres. 

Para las madres, contribuye a la iniciación de la lactancia materna y la facilita, les ayuda fortalecer el vínculo hacia sus bebés y cuidarse a sí mismas y a sus pequeños durante la etapa siguiente al nacimiento, lo cual ayuda a disminuir el riesgo de sentir depresión postparto. 

Adicionalmente, es práctico y confortable para papás, mamás, abuelitos y cuidadores, quienes aprenden mucho sobre los bebés cuando los llevan a pasear o realizan sus tareas, a la vez que les hablan, los tocan y les dan cariño. 

En los bebés, disminuye el llanto, el cólico y el reflujo y promueve un saludable desarrollo de la columna vertebral, el sistema vestibular, la visión y otros sistemas. También optimiza su desarrollo mental, porque los rodea un ambiente enriquecido lo cual contribuye a que sus cerebros se desarrollen mejor. Al ser cargados en portabebés, pasan más tiempo en un estado tranquilo de alerta, óptimo para el aprendizaje y el desarrollo, lo cual estimula su sistema cognitivo. 

También les ayuda a desarrollarse socialmente interactuando con los demás y desde un sitio seguro y con una vista “panorámica”, observando y aprendiendo del mundo a su alrededor. 

Otros beneficios de llevar al bebé en un portabebé
  • La proximidad tranquiliza y hace que el bebé se sienta seguro y querido 
  • El balanceo le produce bienestar, se promueve el desarrollo cognitivo 
  • Facilita una continua relación con el cuidador 
  • Disminuye la ansiedad ante la cercanía de extraños 
  • Permite explorar el mundo desde un lugar seguro 
  • Se reducen cólicos, reflujo y llanto 
  • Ayudan a recién nacidos bajos de peso que necesitan contacto piel a piel 
  • Facilita amamantar de forma discreta 
  • Permite atender a otros niños con las manos libres sin descuidar al bebé 
  • Se ajusta a la edad y necesidades del pequeño 
  • Previene ciertos tipos de displasia 
... Y lo más importante.... tu bebé crecerá cerca de tu corazón y de tus besos... 

El respeto a la posición natural

Existen varios estilos de cargadores de tela en todo el mundo y la mayoría comparten similitudes: por lo general son hechos de un simple pedazo de tela, con tiras o sin ellas, que son plegados y atados para asegurar al bebé cómodamente al cuerpo del cuidador para que pueda desplazarse cómodamente. 

  • Como parte del equipo de portabebés AYU, resalto la importancia de usar un portabebé ergonómico, esto es, un portabebé que bien utilizado, permite que el bebé tenga una correcta posición al ser cargado e imite la confortable y natural posición en brazos, además de las siguientes características: 
  • Respeta el crecimiento de la columna en desarrollo del pequeño la cual necesita tener el debido soporte, es decir, permite que las piernas del bebé permanezca en (forma de M) o posición ranita, con su espaldita redondeada (en forma de C), sus rodillas más alto que su colita y sus piernas abiertas unos 90-130º. 
  • Es colocado mirando hacia quien lo lleva y no mirando hacia afuera con su espalda enfrentada al pecho del porteador (lo cual pone presión en la columna del bebé al no tener el suficiente soporte, así como causa tensión a la espalda de quien lo lleva). 
  • El bebé es colocado sin que cuelguen sus piernitas, por el contrario, le permite quedar sentado en una posición que suministre soporte para su cola y sus piernas sin situar todo el peso del bebé en la entrepierna y la base de su columna vertebral que está en desarrollo, comprimiéndola. 
  • Facilita una posición correcta que podría prevenir previene o curar ciertos casos de displasia. 
  • Otorga comodidad para quien lo lleva con sus manos libres. 
Al usar un portabebé convencional, probablemente encontremos dificultad en tener a un bebé pequeño o grande en una posición correcta que respete el crecimiento de su espalda y de su cadera y, a diferencia de lo que ocurre con los portabebés ergonómicos, veremos que el pequeño tiene su espalda y piernas estiradas y colgando y su espalda no está curvada en forma de “C” como corresponde. 

Testimonios de los clientes de Portabebés AYU: 

Los portabebés son manos libres. Eliana Cristancho, mamá de Amaranta y cliente de Portabebés AYU, dice: “los bebés están contentos al ser cargados y los padres podemos desempeñar nuestras tareas con las manos libres para hacer nuestras labores, cuidar de otros pequeños, andar en un bus o movernos con libertad en un aeropuerto, un supermercado o un centro comercial lleno”. 

Los portabebés sirven para hacer largos paseos hasta la cima de una montaña sin separarse de los pequeños como lo hizo Nancy Barón en Machupichu: “Llegar a la cima es indescriptible, mi hija disfrutaba viendo hacia abajo, estaba realmente contenta. Una Guía dijo que era la personita más pequeña que hubiera subido allí desde que ella estaba trabajando en ese lugar. Uno no se debe limitar en todo por que tiene niños pequeños, llévalos contigo en portabebés! Las experiencias juntos son más gratificantes y además vamos haciendo poco a poco que la sociedad se adapte a la presencia de los niños en todo espacio y lugar”. 

Llevar al bebé en un portabebé facilita la vida a familias con varios pequeños. Verónica Rembaum, madre de tres, dice: “Tener mis manos libres para hacer otras actividades mientras cuido a mi bebé, me permite aprovechar el tiempo y el día rinde! Puedo tomar la mano de mis otros pequeños mientras cruzo la calle o jugar con ellos y al tener cerca a mi bebé, puedo detectar a tiempo sus señales y responder rápidamente. Es un bebé contento y yo soy una mamá contenta!” 

Los padres pueden encontrar tiempo para ellos cuando cargan a sus bebés. Norha Rojas, quien lleva a su bebé en su espalda dice “puedo tener a Matías cerca y supervisar mi negocio de chocolates mientras lo llevo una bandolera AYU”. 

Los portabebés tienen funciones multi-usos: Shoshana, madre Iosef dice: "He usado mi portabebés AYU para amamantar, para tapar a mi bebé cuando se duerme y para tener a mi pequeño cerca de mi corazón y de mis besos con las manos libres en todo momento y en todo lugar! 

Tipos de portabebés ergonómicos 

Existe variedad de cargadores ergonómicos tradicionales que están a disposición de los padres modernos: Fulares, portabebés asiáticos como los Mei Tai, Podaegi y el Onbuhimo, bandoleras ajustables de anillas, pouch o bolsas y mochilas ergonómicas son algunas opciones. Se puede escoger portabebés para distintos propósitos, un tipo de portabebés para los bebés pequeños, otro para los bebés grandes, uno para largos paseos, otro para mecer al bebé hasta que se duerma y otro para andar en tu casa de un lado a otro o de fácil postura para los pequeños curiosos a quienes les gusta el sube y baja. ¿Cual es el mejor? Solo al experimentar se puede encontrar el cargador que más se acomoda a las necesidades del momento de acuerdo con la edad del bebé. El que mejor se ajuste a las necesidades dependerá si se usa en casa, para hacer las compras, para caminatas largas o el clima. Los bebés también tienen sus preferencias. En ocasiones un portabebés que se dejó de usar puede ser retomado más adelante y a veces un cargador que parecía no funcionar puede servir para otro momento. 

El fular

Es el cargador que más respeta la postura fisiológica del bebé. Consiste en un tramo de tela corta o larga que sirve para cargar al bebé mediante amarres que lo sujetan permitiendo las manos libres, repartiendo el peso del pequeño de manera equilibrada. Es muy versátil porque permite varias posiciones y puedes usarlo desde el nacimiento. Puede tratarse de un fular elástico: muy suave al tacto y favorece el contacto piel a piel, pudiendo usarse hasta los 9 kg y más allá de ese peso para caminatas no muy largas si lo ajustas bien y usas nudos de tres capas que repartan bien el peso del pequeño para evitar que la tela, que es elástica, se estire demasiado. Y puede ser tejido o rígido: por su consistencia y elasticidad en sentido diagonal, es ideal desde el nacimiento y para bebés grandes que deseas llevar en caminatas largas. 

La bandolera 

La bandolera se compone de una tela que lleva unos aros de colores ajustables especialmente fabricados en plástico o aluminio para portabebés, libres de níquel o plomo. Estos aros van en uno de sus extremos para poder sujetar al bebé contra tu cuerpo distribuyendo el peso entre la cadera y el hombro contrario. Vienen en estilo tradicional, con apliques indígenas o de doble faz y sirven desde el nacimiento hasta los dos años y medio aproximadamente. Las bandoleras son muy versátiles, el bebé puede estar en posición de cuna, mirando hacia la cara del porteador o a la cadera. El bebé debe ser llevado arriba para que esté confortable y seguro, cerca del corazón y de los besos de su cuidador. 

El portabebé estilo asiático o Mei Tai

Es un cargador de tela inspirado en las mochilas tradicionales chinas. Consiste en un rectángulo de tela con cuatro franjas en sus extremos que se pasan por los hombros y la cintura y que se anudan de diferentes maneras dependiendo de la posición en que desees cargar a tu bebé. Algunos vienen con una capa para cubrir la cabecita de tu bebé mientras duerme. 

La bolsa o Pouch

Es parecido a la bandolera pero no lleva aros. Su tela en forma de tubo se ajusta a la posición deseada en variadas posiciones. Sirve desde el nacimiento hasta los dos años y medio aproximadamente y viene en varias tallas dependiendo del tamaño de quien lleva al bebé. Se encuentran en varias tallas para que puedan ser llevados correctamente. 

La mochila ergonómica es ideal para bebés grandes que ya sostienen su espalda y se sientan sin ayuda. Son muy prácticas para caminatas largas porque algunas cuentan con tirantes acolchados en los hombros, broches o hebillas para ajustarla, capuchas, y cinturón que facilita que el peso del bebé se apoye sobre la cadera del cuidador, loberando su espalda y hombros, a la par que el pequeño va cómodamente sentado, lo que permite un correcto desarrollo de su espalda y cadera. Las manos quedan libres y los bebés pueden ser llevados en la espalda, a la cadera y al frente. 

Empresas como Portabebés AYU procuran estándares para su uso seguro, ya que hay fabricantes que han tenido que sacar del mercado aquellos cargadores como los estilo “nido”, que no permiten tomar al bebé en la manera que naturalmente se debería llevarías en brazos y sin que el cuidador pueda verlo por su excesiva tela y elásticos en los bordes que además impiden una posición en la que las vías respiratorias del bebé queden liberadas, provocando una inapropiada curvatura de su mentón hacia su pecho poniendo a los bebés, especialmente los recién nacidos que no pueden controlar sus movimientos, en riesgo de asfixia, o sofocación, la cual también puede ocurrir cuando los bebés están contenidos completamente dentro del portabebés si su cara (incluyendo su nariz y boca) queda presionada en contra del cuerpo del adulto, siendo bloqueada su respiración. Recomiendo a los usuarios de portabebés, que además de vigilar constantemente al bebé en el portabebés y utilizar el sentido común tener en cuenta lo siguiente: 
  • Leer las instrucciones y medidas de seguridad del fabricante. 
  • Ser precavidos a la hora de llevar en cargadores a bebés de cuatro meses o menos. La posición ideal para bebés prematuros, recién nacidos con bajo peso, o bebés con infecciones respiratorias o bajo tono muscular es la vertical. 
  • Se aseguren de ver la carita del bebé. 
  • Dejar al pequeño lo suficientemente arriba como para poder darle un beso. 
  • Alejar el mentón del pecho del bebé porque si el mentón está curvado hacia el pecho se comprime el flujo de aire y se puede comprometer la respiración. 
  • No llevar al bebé mirando de frente al mundo. 
  • Para evitar caídas, es importante verificar que el cargador esté ajustado correctamente antes de moverse o alcanzar objetos. 
Para ampliar la información sobre portabebés de tela ergonómicos, llama al 3102295765 o escribe a info@byayu.com. También puedes visitar Red Canguro: www.redcanguro.org que brinda asesoramiento gratuito sobre uso de portabebés. 


ENGLISH

BENEFITS
 - Allow for easy and discreet nursing.
 - Enjoys exploring in safe environment.
 - Some studies have shown that baby wearing helps newborns cry less.
 - Proper development of a child conveying feelings of love, security, and safety.
 - The equilibrium sense is stimulated.
 - A continuous relationship with the caregiver.
 - Allow skin to skin contact, Ideal for babies with special needs.
 - Children integrated into the daily life of family; both hands free.
 - A baby carrier is optimal and individually adjustable to the age and needs of the child.
 - Prevent hip dysplasia.
 - The child does not feel anxiety when approached by strangers.

Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en  http://www.facebook.com/ayuportabebes  gracias!