Buscar este blog

Alimentación de la madre durante el embarazo y la lactancia

¿Cómo hay que alimentarse durante el embarazo? ¿Qué se puede comer durante la lactancia? En esta hermosa época aparece un interés por aprender sobre el funcionamiento y transformaciones que tendrá el cuerpo y cuidarlo. Parte de nuestra atención se enfoca en la comida y solemos tomar decisiones saludables. El secreto está en comer alimentos sanos sin dejar de tener en cuenta los gustos, costumbres y el tiempo. No existe una dieta perfecta y no a todos nos gusta comer lo mismo.

alt="Alimentación de la madre durante la lactancia y el embarazo"

En la mesa influye la cultura, la religión, la zona geográfica en la que se dan ciertos tipos de alimentos y las costumbres locales o regionales y existen las personas vegetarianas, las que comen carne, pollo y pescado o las que no comen lácteos ni huevos, así como hay muchos alimentos para escoger.

Alimentación sana y equilibrada

De tantas opciones, lo ideal para una mamá gestante o lactante y, en general, para cualquier persona saludable, es elegir alimentos variados (de distintos tipos) que sean nutritivos (que alimenten).

Tipos de alimentos

Si consumes una dieta a base de frutas frescas y secas, verduras, legumbres (frijoles, lentejas, guisantes, alubias, garbanzos), hortalizas de colores, cereales (pan, pasta, arroz, cereales integrales), nueces, lácteos, huevos, carnes y pescado (si no eres vegetariana), tendrás los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de tu cuerpo. 
A algunas personas les gusta tomar porciones de estos alimentos durante cada comida y otras prefieren dividirlos durante el día.

¿Que es mejor?
  • La comida preparada lo más cerca de su estado natural, en vez de la comida procesada.
  • Fruta, en vez de un postre.
  • Harinas integrales, en vez de harinas procesadas.
  • Agua o zumo, en vez de gaseosa o bebidas azucaradas.
  • Alimentos asados, cocidos o al vapor, en vez de fritos.
  • Menos sal o sal marina, en vez de sal corriente.
  • Harinas integrales, en vez de refinada.
  • Carnes y pescados cocinados, en vez de crudos.
Higiene

La higiene es importante porque evita enfermedades. Si los alimentos que consumes son frescos y están limpios, menos riesgo de contaminación tendrán.
  • Usa agua limpia o tratada para lavarlos.
  • Lávate las manos con jabón antes de preparar alimentos y luego de ir al baño.
  • Lava bien los utensilios de cocina y las superficies que utilizas para cocinar.
  • Guarda los alimentos que no consumiste dentro de la nevera y conserva los alimentos de manera que se protejan. 
¿Ya tuviste a tu bebé?
  • Come en la medida de tu hambre y toma en la medida de tu sed.
  • Amamanta a tu bebé. Es poco probable que tu bebé sea sensible a un alimento que tu ingieras y mas podría reaccionar si le das alimentos distintos a tu leche, como leche artificial, alimentos sólidos, aguas, tes o jugos. Tu leche es suficiente si permites que tu bebé la reciba cada vez que lo pida y durante el tiempo que lo pida, con una buena colocación y agarre al pecho.
  • Si no comes una dieta sana tu leche no se va a dañar, ni va a ser mala, siempre será mejor que los sustitutos. 
Fuentes:

Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"










Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!