Buscar este blog

No llevar al bebé de cara al mundo en portabebés

El Presidente de la Federación Alemana de Pediatría (BKVJ), Wolfram Hartmann, hizo unas declaraciones en la Revista Medica Arzte Zeitung el pasado mes de marzo y Mercedes, de Mi saquito Mágico las tradujo del alemán en este link que transcribimos a continuación: http://misaquitomagico.com.es/blog/medicos-se-declaran-contra-llevar-a-los-bebes-cara-al-mundo-en-portabebes/ en el que se explica que la posición "de cara al mundo" no es aconsejable en materia de portabebés.
Arztezeitung.de, de 26 de marzo de 2012. Colonia (Alemania)
Los pediatras desaconsejan el uso de cualquier portabebes o de  fular portabebes en el que el bebe se encuentre posicionado “cara al mundo”, es decir mirando hacia afuera con la espalda pegada al pecho de la persona que lo lleva.

Estos dispositivos son perjudiciales para las articulaciones de la cadera del bebe todavía maleable”, declaro el presidente de la Federación de Pediatría Wolfram Hartmann.

“Existen portabebes en los cuales los niños pueden ver todo lo que ocurre. Pero todavía son bebes, y lo que es realmente importante para los bebes es sentirse seguros.  Es por esta razón que no deberíamos tener aprensión porque el bebe se pierda algunas cosas mientras es llevado de cara al porteador.”



La Federación Alemana de Pediatría desaconseja el uso de portabebés en esta posición.
La Federación Alemana de Pediatría desaconseja el uso de portabebés en esta posición.

Según el presidente de la Federación los fulares o portabebes  son recomendables para el bebe siempre que lleven el rostro girado hacia la persona que les portea, en posición de “montar a caballo” y con las piernas dobladas y ligeramente separadas.
No es sano llevar al bebe en una posición tal que sus piernas se encuentran en extensión a causa de su propio peso”,  declaro Hartmann, “ya que podría dañar la articulación de la cadéra.”
El mismo principio se aplica para todos los portabebes o dispositivos infantiles en los que el asiento del bebe o sostén es tan estrecho que no sostiene las piernas y las mantiene en extensión .
Articulo original:


Excelentes palabras de reconocimiento médico para todos aquellos que desde hace ya mucho tiempo nos declaramos abiertamente en contra de las prácticas principalmente publicitarias de diversas marcas de este tipo de dispositivos. Marcas que por otro lado, poseen una corta visión de algo tan obvio y necesario como es llevar al bebé en brazos, que nos inundan con fotografías de bebés llevados en estas posiciones o nos venden dispositivos portabebés en los que es posible llevar así a los bebés, dándonos a entender que es una manera “sana” y natural de llevar a nuestros hijos.
Como siempre es algo que a algunos y algunas no nos es desconocido.
Sin embargo, hoy en día y bien desgraciadamente, la razón impera en muchísimos campos frente a los instintos y necesitamos de opiniones contrastadas, e incluso científicas para darnos cuenta de lo que nosotros de manera naturalmente intuitiva ya presentíamos, o sabíamos a ciencia cierta.
Porque vamos a ver, si has sido usuario de un portabebes mal concebido, es prácticamente imposible que en algún momento no te preguntes ¿como es posible que en la era de la tecnología el hombre no haya sido capaz de “crear” o inventar un dispositivo CÓMODO y CORRECTO para llevar lo mas valioso que posee el hombre? la cría humana: nuestros BEBES!
Hasta incluso en el peor de los casos y muy afortunadamente no podemos llevar durante largos períodos de tiempo por incomodidad, pesadez o incluso malestar. Es un hecho que en la mayoría de los casos es el miembro masculino de la pareja, más fuerte físicamente, quien puede llevar casi en exclusiva al bebé pues aguanta mejor un dispositivo que no está pensado para “durar”.
Que difícil parece que le es a la ciencia (y a los mercados economicos) reconocer que esos dispositivo llevan inventados miles de años y que, ese invento (femenino por idiosincrasia de usuarias) es el más perfecto jamás inventado por Ingeniero Diplomado pasado, presente o futuro: los portabebes tradicionales (trapos, mantas, cobertores en su gran mayoría),  también científicamente llamados PORTABEBÉS “ERGONOMICOS”.
Son este tipo de portabebés los que poco a poco están llegando a cada vez más hogares “modernos” o “modernizados”, entre otras cosas gracias a internet, a la posibilidad de búsqueda de opiniones de otros usuarios, de información contrastada, de Asociaciones como Red Canguro en España o simplemente a mamás y papas que prodigan sus comentarios sobre los beneficios que encuentran en el uso de estos dispositivos, de una manera más edulcorada en muchos casos, pues son portabebés de aspectos más comerciales. A pesar de que llevar a un bebé en fular es cada vez visto con mejores ojos por la sociedad en general en contraste con la visible mayor aceptación de mochilas comerciales ergonómicas. Aún así, la ciencia debería admitir abiertamente y de manera unánime que los sistemas de portabebés tradicionales en general y con escasas excepciones han sido utilizados de manera correcta e intuitiva durante miles de años.
Disfrazar con bellas imágenes la realidad o contar con “apoyos” ambiguos de profesionales, no es contar la verdad. No debemos olvidar que el origen de estas prácticas responde por otro lado a necesidades reales: los bebés humanos necesitan ser porteados, pero con fines equivocados: Comerciales.