Buscar este blog

INSTRUCCIONES PARA USAR UN PORTABEBÉ DE TELA

INSTRUCCIONES PASO A PASO PORTABEBÉS AYU 
Y MANUAL PRACTICO PARA LLEVAR AL BEBE CERCA DE TU CORAZÓN Y DE TUS BESOS

Imágenes y textos exclusivos de portabebés AYU protegidos por una licencia y por normas sobre propiedad intelectual. Prohibido su uso comercial. Copy right 2013.
Hacer clic en los vínculos te llevará al mundo de cómo usar tu portabebés AYU. Abajo de estos enlaces encontrarás información de importante lectura sobre el uso adecuado y seguro de los portabebés:

APRENDE A USAR TU FULAR

Manual práctico para llevar al bebé cerca de tu corazón y de tus besos

 


Te invitamos a conocer de una manera didáctica el mundo de los portabebés. Una forma de llevar al bebé cerca de tu corazón y de tus besos practicada desde hace siglos en muchas partes del mundo. Los portabebés permiten cargar al bebé en diferentes posiciones favoreciendo la cercanía de una manera sencilla a través de un vínculo de amor y facilitando las tareas habituales con la libertad que produce tener las manos libres y sentirse cómodo, al mismo tiempo que se cuida y protege al bebé.

En esta guía encontrarás: 

· Información sobre los portabebés AYU. 
· El porqué de la fase en brazos y sus beneficios. 
· Los tipos y funciones de cada portabebés.
. Los factores que influyen en la escogencia de un portabebés como la utilidad, la calidad, el grado de dificultad, la estética y el desarrollo del bebé según su peso, tamaño, edad.
· Cómo llevar al bebé apropiadamente respetando su desarrollo y posición natural. 
· Consideraciones sobre la seguridad como las vías respiratorias libres y un buen ajuste, así como recomendaciones para evitar caídas.
. Una amplia explicación sobre las posiciones en que puede ser llevado un bebé y cómo hacerlo de una manera ergonómica y segura respetando el crecimiento y desarrollo natural del bebé.
. Consideraciones sobre colocaciones del bebé en portabebés en posición acostado o mirando al mundo. 
· Cuidados de tu espalda
. Orientaciones cuando se usa un cargador por primera vez, recomendaciones para el día a día en un cargador y referencias frente al ejercicio de algunas actividades. 
. Recomendaciones para amamantar con un portabebés.
. Qué hacer si el bebé es renuente a ser cargado en el portabebés.
. Instrucciones de cuidado y lavado.
. Y desde luego, las instrucciones con el paso a paso ilustrativo para usarlos de manera correcta, cómoda y segura que encontrarás haciendo click en los enlaces.

LOS PORTABEBÉS AYU

AYU es una empresa con responsabilidad social creada por una mujer y madre donde trabajan y mujeres y madres y en la que se benefician muchas personas. El programa “AYU quiere a los niños” apoya la primera infancia a través de: 

. Programas de formación en valores a entidades que brindan protección a la niñez. 
. Información gratuita y sustentada sobre lactancia y crianza. 
. Programas educativos con instituciones que apoyan a mujeres lactantes. 
. Impulso de venta a madres que crían y trabajan en casa con programas productivos que propenden por una economía más humana. 
. Reciclaje y ayuda a madres cabeza de familia que confeccionan muñecos que llevan al bebé con el exceso de material.

LA VIDA EN BRAZOS

Algunos ven como incorrecto llevar mucho tiempo en brazos al bebé, temen que requiera de constante atención y que no desarrolle un saludable sentido de la independencia. Lo cierto es que un pequeño necesita la proximidad física tanto como necesita del sueño y del alimento. La cercanía le permite satisfacer esa necesidad vital de contacto a través de caricias, voz, olor, besos...

Somos una especie cargadora y como tal nuestro cuerpo está diseñado para llevar a los bebés naturalmente. Según expertos en el tema, es imposible mal criar a un pequeño si se le ofrece atención a través del contacto y la cercanía. Por el contrario, al ser cargado se beneficia física y emocionalmente. Llevar al bebé en brazos con un portabebés es un magnífico recurso que facilita que el bebé construya su sentido de confianza y seguridad y fortalezca el vínculo con su cuidador, lo cual es esencial para convertirse más adelante en una persona independiente. 

Beneficios para el bebé

Querido: 
· La cercanía lo tranquiliza. Estudios confirman que los bebés cargados lloran menos. 
· Tiene una continua relación con el cuidador. 

Seguro y sociable: 
· Participa en las actividades de los más grandes. 
· Confía en el mundo que lo rodea. 
Desarrollo físico, motor, cognitivo y vestibular: 
· El balanceo le produce bienestar. 
· Al estar cerca mantiene una tasa de respiración, latidos y temperatura corporal constantes. 
· Duerme mejor, come mejor, crece y gana peso. 

Ergonomía: (La ergonomía establece qué tan cómodo y seguro es un portabebés para el bebé y para quien lo lleva cuando es utilizado en una posición correcta).

. Se ajustan a la edad, tamaño y necesidades del pequeño. 
· Favorecen una postura fisiológica. 
· Su cuello y columna tienen un soporte seguro. 
· Previenen ciertos tipos de displasia. 

Para un bebé pequeño o grande: 
· Gran ayuda a un bebé que necesita contacto piel a piel. 
· Reducen cólicos, reflujo y llanto. 
· Permiten explorar el mundo e interactuar con los demás desde un lugar seguro y ocultarse si recibe muchas impresiones. 

Beneficios para a ti
Promueven la proximidad: 
· El contacto refuerza el vínculo. 
· Crean una perfecta distancia para que puedas tener contacto visual, físico y comunicación con el pequeño. 

Confianza y seguridad: 
· Refuerzan tu habilidad para cuidarlo. 
· Disminuyen el riesgo de sufrir depresión postparto. 

Manos libres: 
· Puedes tener al pequeño cerca y el bebé está confortable mientras realizas tus tareas diarias o atiendes a otros niños. 

Libertad: 
· Puedes andar por escaleras, puertas, pasillos, supermercados, centros comerciales llenos, etc. 
· Disfrutas largas caminatas y paseos por las montañas, parques, playas y lugares de difícil acceso con un cochecito. 

... Y lo más importante… 

¡El bebé crecerá cerca de tu corazón y de tus besos! 

Si lo usas correctamente el pequeño y tú estarán siempre seguros y cómodos, será divertido, ambos recibirán los beneficios del contacto físico y… ¡tendrás las manos libres para transportarlo! 

¡ESCOGE EL TUYO!

Elige la opción de portabebés AYU que más te convenga para la edad, tamaño y peso del bebé, la posición que desees, la función o el momento en que lo requieras: 

Fular “AYU wrap”: AYU presenta fulares elásticos y tejidos. El fular es el cargador que más respeta la postura fisiológica del bebé. Se trata de un tramo de tela corta o larga que sirve para cargar al pequeño mediante amarres que lo sujetan, repartiendo el peso del bebé de manera equilibrada. Es muy versátil: permite varias posiciones. 

El fular elástico es muy suave al tacto, favorece el contacto piel a piel pudiendo usarse desde los primeros días hasta alrededor de los 9 kg o 19.8 lbs y más allá de ese peso para caminatas no muy largas si lo ajustas bien y usas nudos de tres o más capas que repartan bien el peso del pequeño para evitar que la tela tienda a estirarse. Adicionalmente, AYU recomienda el fular elástico solamente para llevar al bebé en posiciones adelante y a la cadera. El fular tejido tiene las características de una alta consistencia y elasticidad en sentido diagonal, lo que lo hace ideal desde el nacimiento, en posiciones adelante, a la cadera y a la espalda y también para bebés grandes que desees llevar en caminatas largas. 

Bandolera “AYU Sling”: Lleva aros ajustables de colores fabricados especialmente para portabebés (libres de plomo o níquel) que van en uno de sus extremos para poder sujetar al bebé contra tu cuerpo, distribuyendo su peso entre tu cadera, torso y tu hombro contrario. Estilos: Tradicional, con apliques indígenas y de doble faz. Sirven desde el nacimiento hasta los dos años y medio aproximadamente. 

Mei Tai o estilo asiático “AYU Tai”: Es una pieza rectangular con cuatro franjas en sus extremos que se pasan por los hombros y la cintura y que se anudan de diferentes maneras dependiendo de la posición que desees utilizar. 

“AYU Pouch”: Es parecido a la bandolera pero no lleva aros y su tela en forma de tubo se ajusta a la posición deseada en variadas posiciones. Sirve desde el nacimiento hasta los dos años y medio aproximadamente y viene en varias tallas dependiendo del tamaño de quien lleva al bebé. 

En AYU encontrarás otros portabebés como las mochilas ergonómicas de estructura suave.

FACTORES PARA LA ESCOGENCIA DE UN PORTABEBÉS

Un ambiente amoroso y un entorno feliz contribuyen con los procesos naturales de un bebé que necesita contacto físico, cariño, abrigo y abrazos desde que llega al mundo. Los portabebés son grandiosos elementos que facilitan la cercanía, ofreciendo muchas posibilidades de contacto. Aquí encontrarás algunas referencias de selección.


Según la utilidad

Es variada la selección de cargadores que pueden usarse en diferentes posiciones según las necesidades del pequeño y las nuestras. Los diferentes estilos de portabebés pueden ser llevados simplemente para disfrutar de los pequeños cerca de nuestro corazón y nuestros besos, para facilitar la expulsión de gases y contribuir a evitar el reflujo con una posición vertical, para desplazarnos por lugares donde hay mucha gente o poco espacio donde no cabe un cochecito, durante un viaje, para permitirles hacer una pequeña siesta, realizar nuestras actividades del día a día, necesitar nuestra parte delantera libre para alguna labor, para jugar con otros pequeños o atenderles, un paseo corto o incluso para los caminantes que exploran lugares a los que un cochecito no llegaría.

Un fular elástico es fantástico para bebés recién nacidos por la suavidad de la tela que invita a disfrutar de un contacto piel a piel. Un fular tejido es ideal desde el nacimiento y puedes usarlo largo tiempo y para largas caminatas porque es cómodo y resistente. La bandolera y el pouch son versátiles, fáciles de utilizar y de guardar, perfectos para los bebés pequeños que amamantan con frecuencia y necesitan brazos. También prácticos para llevar a los más grandes que ya gatean o caminan, a quienes les gusta el "sube y baja", siendo muy útiles en este período también para caminatas cortas. Los portabebés estilo Mei Tai y las mochilas de estructura suave son fabulosos para transportar bebés que pesan y son fáciles de utilizar.

Las posibilidades para usar un portabebés son infinitas. Puedes utilizarlo como cobija, hamaca, cambiador, abrigo extra cuando hace más frio de lo que esperabas, protector de los rayos del sol, cobertor para el carrito del mercado, etc. 

Según la calidad del portabebés

Las telas en que están fabricados los portabebés AYU son de óptima calidad así como sus broches, anillas y accesorios. Las telas pasan rigurosas pruebas de calidad y muchas de ellas tienen un alto nivel de resistencia. AYU trabaja con telas ecológicas, telas que protegen el cuerpo y boca de un bebé e hilos de la mejor calidad en el mercado porque las costuras son muy importantes. Por ejemplo, los fulares elásticos AYU tienen dobles costura a lo largo de sus bordes superior e inferior, esto permite una elasticidad lo suficientemente necesaria como para contener a un bebé pequeño si es correctamente utilizado. Las anillas de las bandoleras AYU son homologadas y fabricadas especialmente para empresas de portabebés. Son anillas fuertes, no tóxicas y les han hecho pruebas de impacto, de temperatura y blanqueamiento, entre otras. Adicionalmente, los tamaños de las anillas son apropiados para las características de la tela en que está fabricadas las bandoleras.

Según el grado de dificultad

Los portabebés requieren de cierta habilidad y práctica para ser utilizados. Los fulares rígidos y elásticos permiten diferentes anudados que se pueden aprender y muchos se ven tan beneficiados con ellos, que no salen sin probar una posición distinta cada vez. Algunos prefieren portabebés de estructura suave con broches y hebillas, otros eligen portabebés con anillas que brindan el ajuste necesario y que consideran son fáciles de poner y de quitar. Por el contrario, hay personas que desean un portabebés sin ningún tipo de accesorio.

Según su estética

Los portabebés AYU combinan funcionalidad, practicidad y moda. Algunos traen vibrantes colores, tan hermosos que “hacen la pinta” de quienes adoran llevarlos con estilo. Algunos prefieren las gamas de rosados y fucsias para llevar a las niñas, otros usan los azules y marrones para llevar a los varones.  Hay quienes usan diferentes colores de acuerdo con el estilo de ropa que se van a poner. También se tiene en cuenta si el mismo portabebés lo va a llevar un hombre, una mujer o ambos.


Si buscas un portabebés para usar durante el día o en una ocasión especial, o deseas una pieza que realce tu prenda, AYU te ofrece productos atractivos, funcionales y cuidadosamente elaborados. Algodones, linos, elegantes sedas y tejidos orgánicos y ecológicos de colores vibrantes componen los distintos estilos de nuestros portabebés ergonómicos. Además de durables, resistentes y ajustables, son únicos; algunos tienen hermosos adornos elaborados por mujeres indígenas de Colombia, cuyas formas simbolizan elementos de la naturaleza o formas abstractas. Otros vienen en telas elaboradas por tejedoras que aplican en sus telares técnicas especiales de las que surgen inigualables piezas resistentes y suaves a la vez. A través de AYU las artesanas tienen una oportunidad sin precedentes de mostrar su magia al mundo. 

Según el desarrollo del bebé

Te invitamos a disfrutar de la crianza en brazos de una manera segura y amorosa conociendo un poco sobre el desarrollo de un bebé.   

Recién nacido
Si bien todos los bebés presentan rasgos comunes, cada pequeño es único y diferente. Por ello pueden variar su tamaño, peso, estatura, ritmo de crecimiento y desarrollo. Al nacer, el peso de un bebé oscila entre 2.5 kg y 4 kg, siendo el promedio de 3.5 kg (7.7 lbs). Un bebé que nace antes de término o es prematuro pesa mucho menos. Al año de vida, el peso por lo general se ha triplicado y a los dos años se ha cuadruplicado.

El cuerpo de un bebé es muy maleable y flexible durante los primeros meses y cambia drásticamente a medida que va creciendo. Un pequeño que crece naturalmente y está saludable, nacerá con cartílagos blandos en su esqueleto que se irán endureciendo hasta formar los huesos que se irán uniendo y aumentando en tamaño y dureza conforme crece hasta la edad adulta. Esta maleabilidad le ha permitido acomodarse en el útero y nace con sus piernas arqueadas que poco a poco van modificando su posición natural.

De igual manera, un bebé nace con poca capacidad muscular que se va desarrollando cerca de los seis meses de vida y mas adelante, hasta avanzar en el control de sus músculos y lograr mayor movilidad y autonomía en sus movimientos. De realizar pocos movimientos en sus primeras semanas, paulatinamente empezará a agarrar, a apoyar sus talones, a empujar y a alzar la barbilla sin todavía un absoluto control de su cabeza. El cambio ocurrirá cuando los músculos de su cuello cobren más fuerza y sea capaz de alzar la cabeza, sostenerla y girarla por sí solo.

Teniendo en cuenta que un bebé pequeño no tiene suficiente desarrollo muscular y no controla sus movimientos necesitando un buen soporte a la columna vertebral y a su cabeza, el portabebés más adecuado será aquel que otorgue suficiente apoyo a su cabeza y cuello, que además respete la curvatura natural de su columna vertebral y la posición de sus piernas desde que nace y que conserva por algún tiempo.

Los fulares y las bandoleras de anillas utilizados correctamente, son ideales para bebés pequeños porque otorgan buen soporte y con el ajuste suficiente evitan que el bebé se deslice y se pierda dentro de la tela. Un bebé pequeño de 8 lbs o 3.64 kg, peso recomendado para empezar a utilizar los portabebés AYU, puede ser llevado incluso después que el bebé ha ganado un buen control muscular como sostener su cabeza o sentarse por sí solo, momento propicio para los portabebés de estructura suave como los Mei Tai o las mochilas ergonómicas.

Entre los cuatro y los quince meses
Durante el devenir del crecimiento y desarrollo, el bebé logrará empujarse con los brazos, luego rodar y deslizarse para mas adelante intentar sentarse, primero con ayuda y luego por sí solo (entre los 4 y 7 meses cuando el peso oscila entre 5 y 10 kg). Después alzará el cuerpo (alrededor de los 5 y 8 meses cuando puede pesar entre 6 y 11 kg) y su cuerpo tendrá más equilibrio y fuerza a la vez que su peso también seguirá aumentando de manera constante y gradual a partir de entonces. Logrará moverse con la ayuda de las manos y las rodillas para poder gatear.

Cuando los músculos del cuello, espalda y piernas ya estén desarrollados, el bebé podrá levantarse descubriendo un mundo nuevo. Luego logrará mantenerse de pie (cerca de los 8 meses), primero cayéndose y luego por si solo (entre los 12 y 15 meses cuando pesan entre 8 y 12 kg o más) avanzando con la ayuda de sus piernas. Un bebé que puede sentarse por sí solo por lo general se siente muy cómodo cuando lo alzamos llevándolo en nuestra cadera. 

Entre los dieciocho meses y los tres años
A los 18 meses la mayoría de los niños pesan entre 9 y 14 kg y así hayan aumentado su peso y tamaño, disfrutan mucho de los brazos, de hacer siestas dentro de sus cargadores y ver el mundo a la altura de su cuidador cuando despiertan. Para estos momentos, la necesidad fundamental de un buen portabebés debe atender el requerimiento de transportar pequeños que empiezan a pesar lo suyo de una manera confortable, que sea fácil de usar y que permita movilidad, siendo ideales los cargadores que otorguen una fantástica sujeción y den buen soporte.

Un pequeño entre los 18 meses y los 3 años (cuando puede pesar entre 12 y 18 kg) suele tener mucha energía y le gusta explorar el mundo y jugar. Cargar a un bebé de esas características por largo rato solamente con las manos puede resultar cansador y para ellos los portabebés son ideales cuando se quedan dormidos, en lugares transitados y durante los viajes y caminatas. El peso del pequeño bien distribuido en un portabebés ergonómico también ayuda a la espalda y músculos de quien lleva al bebé por su eficiencia en la distribución del peso. Adicionalmente, un buen tamaño en el panel de su estructura evita que el pequeño arquee su espalda y pueda caerse o no sienta comodidad por la falta de cubrimiento en su espalda, sobre todo en las posiciones hacia atrás cuando no se ve lo que está ocurriendo.

Para estos rangos de edades, los fulares tejidos se convierten en una magnífica opción, así como los portabebés tipo Mei tai (asiático) y las mochilas de estructura suave por la posición ergonómica que permiten y por su utilidad para largas caminatas, ofreciendo una buena distribución del peso de un bebé con mayor autonomía en el manejo de su cuerpo. Por el contrario, un bebé pequeño que no domina los músculos de su cuerpo, no irá cómodo ni seguro en este tipo de portabebés porque corre el riesgo de deslizarse y porque sus piernas, todavía encorvadas, no tienen el suficiente desarrollo ni tamaño como para extenderse y se forzaría su apertura natural.

Sobre los límites de peso recomendados
AYU recomienda el uso en fulares y bandoleras a partir de 8 lbs o 3.64 kg de peso en el bebé y consultar con el médico sobre su uso apropiado en bebés de menor peso.

El peso máximo recomendado algunos de los portabebés AYU es de 35 lbs o 15.91 kg, teniendo en cuenta algunas limitaciones en algunos tipos de portabebés limitados para momentos precisos, porque no obstante el máximo peso sugerido puede resultar cansador desplazarse en caminatas largas con una bandolera de anillas o un pouch con un pequeño cuyo peso oscila en esos rangos, por la distribución asimétrica del peso, teniendo en cuenta utilizarlos para cortos período de tiempo, para los momentos de “sube y baja”, para amamantar, una siesta o para transportarlos de un lugar determinado a otro, siendo cómodo para llevar a un bebé grande, un portabebés de estructura suave, un Mei tai o un fular tejido que distribuye el peso entre tu cadera, tu espalda y ambos hombros.

O por ejemplo un fular elástico podría empezar a estirarse si se lleva a un bebé de más de 9 kg durante mucho tiempo sin la precaución de una buena sujeción, nudos de más de tres capas y caminatas cortas.

No es aconsejable sobrepasar el peso sugerido para el uso de cada portabebés por los riesgos de su uso incorrecto. Por ejemplo un niño podría sentirse incómodo si la tela de un cargador como el Mei tai resulta corta y no cubre lo suficientemente su espalda, un fular elástico podría estirarse demasiado y una bandolera podría resultar poco saludable para el cuerpo de quien la utiliza. Es también muy importante que evalues el tamaño del bebé y que coincida con el portabebés que vas a utilizar, de manera que el pequeño esté siempre cómodo y tenga buen soporte para que su cadera puedan estar en una posición saludable mientras lo llevas en un portabebés.

Peso recomendado 
Mínimo: 8 lbs o 3.64 kg para todos los portabebés excepto los portabebés estilo Mei Tai: a partir de que el bebé pueda sentarse por sí mismo y algunas referencias de mochila ergonómica: a partir de los 9 kg o 19.84 lbs. 
Máximo: 35 lbs o 15.91 kg. 
Consulta a tu médico: Peso por debajo de 8 lbs o 3.64 kg. 

SEGURIDAD

La seguridad del bebé es de tu responsabilidad, por favor sigue las instrucciones de uso. Sitúa al bebé dentro del portabebés de manera que su cara sea visible y sin obstrucciones y su mentón esté alto o en una posición neutral.

Consulta con un profesional de la salud sobre su uso correcto de acuerdo con el  desarrollo del bebé  si se trata de bebés con las siguientes características:

· Prematuridad, múltiples o menores de cuatro meses. 
· Peso menor 8 lbs o 3.6 kg.
. Bajo peso al nacer.
· Bajo tono muscular. 
· Enfermedad respiratoria o problemas para respirar. 
· Problemas de salud físicos (así sea un resfriado), condición mental.


AYU te alerta para que al utilizar un portabebés, siempre tengas en cuenta el tamaño y peso del pequeño y obres con precaución al cargar a un bebé con las condiciones mencionadas. Si decides usarlo, en estos casos la posición ideal es la vertical adelante y con el bebé de frente a ti respetando su posición fisiológica y sin forzar la abertura natural de sus piernitas. 

Tu responsabilidad


Utilizar los variados estilos de portabebés ergonómicos de manera segura requiere de conocimientos básicos; algunas posiciones y anudados se aprenden en minutos y otros exigen práctica. Es tu deber educarte sobre su uso correcto, usarlos apropiadamente y estar alerta del bienestar del bebé en todo momento. Al seguir las instrucciones y adquirir habilidad en su manejo te sentirás seguro y el bebé y tú podrán disfrutar de sus beneficios. Usa el portabebés con sentido común y bajo tu propio riesgo. 


Vías respiratorias libres

En sus primeros meses un bebé no puede controlar el movimiento de su cabeza; los músculos de su cuello son débiles. Por ello, es importante sus vías respiratorias estén libres en cualquier ambiente (tus brazos, un asiento para carro, una silla fija o móvil, una hamaca, un portabebés de tela, etc.) para evitar una eventual y grave restricción de oxígeno que podría ocurrir en cuestión de minutos y no necesariamente ser notoria a través del llanto u otra señal. 


Asegúrate que el bebé:
· Tenga un correcto y suficiente soporte en su cabeza, cuello y espalda. 
· Su carita no quede presionada por tu cuerpo o contra la tela y tu cuerpo y esté siempre visible y descubierta, sin tela o elementos que pudieran obstruir su respiración o impedir que puedas verlo. 
. El mentón del pequeño no esté descansando contra su propio pecho (media una distancia de por lo menos dos de tus dedos colocados verticalmente entre el pecho y la barbilla del bebé), incluso así no haya nada cubriendo su nariz o boca.
· Sea monitoreado permanentemente, sobre todo si se queda dormido o es amamantado en el cargador. 

Nota: Evita portabebés no ergonómicos estilo “nido”: muy profundos y que no permiten sostener bien al bebé quien suele rodar dentro, ni tampoco ver su cara, quedando muy abajo y tapado por la tela, corriendo el riesgo de quedar restringida su respiración, además de las molestias para tu espalda y la dificultad de notar rápidamente cualquier problema. Todos los portabebés AYU son ergonómicos. 

¡Comprueba en todo momento que el bebé pueda respirar y que esté bien! 

Ajuste suficiente

Un buen portabebés debe permitir que el bebé se ajuste de forma segura al cuerpo del cuidador para que quede cerca de su centro de gravedad y facilitar no solo un movimiento natural, también un solo movimiento. Esto ocurre cuando el bebé no se desliza dentro del cargador, ni es empujado hacia su interior con un movimiento súbito como parar, girarse, inclinarse o avanzar.


Por lo anterior, es importante ajustar el portabebés lo suficiente, con el debido soporte, sin apretar demasiado para evitar trancar la circulación o respiración del pequeño. Entre más cerca de ti esté el bebé, mejor será la sujeción, lo cual no solo lo protegerá de movimientos innecesarios y caídas sino también de sacudidas que pudieran lesionarlo. 



Adicionalmente, si el bebé está bien sostenido, serán mínimas las variaciones en tu centro de gravedad y tendrás menos puntos de tensión en los músculos, lo que hará de tu experiencia de llevar al bebé más segura y confortable. No es seguro ni necesario dejar brechas de espacio para lograr más frescura mientras se carga al bebé en un portabebés. Las telas de los portabebés AYU están confeccionadas con materiales “respirables” que permiten llevar al bebé cómodamente durante largos períodos de tiempo.


La tela del portabebé  debe cubrir lo suficiente las nalgas del pequeño cuando sus piernas permanecen por fuera del portabebés, de manera que le sirvan de asiento cuando están por fuera y llegar hasta la parte de la pierna opuesta a la rodilla por donde se dobla y encorva, es decir, con un cubrimiento de corva a corva.
Caídas

Riesgo de que te caigas
Podemos caernos o tropezarnos llevando al pequeño con o sin un portabebés. Si nos llegáramos a caer con el bebé en un cargador, al tener las manos libres apoyaremos con ellas nuestro cuerpo como reflejo y lo más probable es que el pequeño quede sujetado por la tela. 

Riesgo de que se caiga o golpee el bebé
De los resistentes aros de una bandolera cae una franja de tela que queda ajustada como una palanca que se traba con el peso del bebé. El fular y el Mei Tai se atan con nudos dobles luego de ajustarse al cuerpo, otorgando estabilidad y seguridad; el pouch viene por medidas y tiene suficiente espacio para que el pequeño vaya cómodo y seguro y las mochilas ergonómicas tienen broches de seguridad. Sin embargo, apoyarse, agacharse o tropezar puede ocasionar que el bebé se caiga del portabebés.


Ten en cuenta:
. Comprueba una buena posición y ajuste del cargador antes de moverte.
. Verifica que el bebé vaya seguro y sin brechas de espacio que pudieran ocasionar su caída.
. Sostén con una mano al bebé mientras te mueves.
. Al agacharte sostén con un brazo al pequeño y lleva tu cuerpo hacia el piso flexionando tus rodillas en vez de inclinarte hacia adelante.
· No andes por superficies resbaladizas. 
· Ten cuidado al caminar cerca de filos, puertas, esquinas o muebles y evita que el cuerpo del bebé o su cabeza puedan golpearse.
. Al llevar a un bebé puedes sentir un cambio en el balance de tu cuerpo; ten precaución.

LAS POSICIONES

Para usar un portabebés se requiere algo de habilidad. Al usar un cargador apropiadamente e informarte sobre la posición ergonómica que debe mantener un pequeño al ser llevado y la manera correcta de utilizar las variadas posiciones, tanto el bebé como tu recibirán muchos beneficios.

Existen variadas posiciones en las que se puede llevar a un pequeño. Esto depende del  tipo portabebés que se utilice, del propósito que se tenga y de las características del bebé.

Posición natural de un bebé al ser cargado

El bebé que crece en el útero tiene arqueada la espalda y sus piernas están flexionadas; así se mantiene al nacer y va cambiando naturalmente con el crecimiento. Los portabebés AYU se amoldan al bebé facilitando que mantenga la posición propia de su desarrollo, permiten el apoyo completo de su cabeza, cuello y espalda y otorgan estabilidad a su cadera sin forzar la apertura natural de sus piernitas, previniendo y corrigiendo algunos casos leves de displasia.

· El bebé está lo suficientemente alto, por encima de tu ombligo, de manera que puedas besar su frente sin inclinarte si está de frente a ti. 
· El pequeño no tiene su cuerpo de cara al mundo sino mirando hacia ti, abrazado a tu cuerpo y sin obstáculos físicos entre ambos. 
· Está colocado en posición "ranita" o "M": Se trata de la posición propia de los bebés y la más saludable para su cadera con las piernas apoyadas y las piernas flexionadas y abiertas en un ángulo de 90° a su columna vertebral, las rodillas flexionadas en un ángulo de 45° (más altas que sus nalgas) y su columna vertebral redondeada (en forma de "C"). De esta manera la columna del bebé queda libre de presión. Si es un bebé pequeño, es imprescindible no forzar la abertura natural de sus piernitas, es decir, no abrirlas de manera que su extensión vaya más allá de sus caderas respetando la abertura que el bebé pueda tener por sí mismo.
· Está bien apoyado y tiene bien formada debajo de sus nalgas la bolsa de tela que le da asiento. La tela cubre la parte trasera de las rodillas del pequeño de corva a corva. Si es un bebé pequeño, sus piernas metidas dentro del portabebés en una posición natural, propia de su desarrollo.
· La tela está debidamente ajustada pero libre de una tensión muy fuerte que pudiera restringir la respiración del bebé, trancar su circulación o hacerle daño a la parte trasera de sus rodillas. 
· No queda enredado, torcido o lesionado con la tela al ser colocado dentro del cargador o cambiado de posición. 
· Su cuerpo está cerca del tuyo y no quedan espacios si te inclinas. 
· No lleva sus piernas colgando hacia abajo ni con presión en su cadera y columna. 

Los portabebés AYU contribuyen a llevar al bebé en una posición natural, la diferencia es que tus manos quedan libres. Si el bebé está en una correcta posición será más seguro y confortable para ambos. 

Cuidado del sano desarrollo de la columna y cadera del bebé

Como se mencionó, después del nacimiento se requiere tiempo para que las articulaciones de un bebé se desarrollen y estiren naturalmente. Esto es de especial atención cuando se trata de la articulación de la cadera y es muy importante cuidar al bebé, sobre todo en los primeros meses de vida y evitar orientar sus piernas hacia una posición estirada demasiado pronto por el riesgo de deformar los bordes de la cavidad y contribuir con una no deseada displasia de cadera o a un deslizamiento que ocasione una luxación de cadera. Debido a que ambas circunstanciasno son poco perceptibles porque no ocasionan dolor y suelen pasar desapercibidas hasta manifestarse en el caminar edad o a través de artritis en la vida adulta, además de utilizar portabebés ergonómicos en forma correcta, es importante llevar al bebé a controles médicos de rutina, que comprueben su buen crecimiento y desarrollo.

El riesgo para la cadera es mayor cuando una posición no saludable se mantiene durante un largo tiempo. Algunos tipos de portabebés, asientos de coche, columpios, balancines y andadores pueden afectar el desarrollo sano de la cadera del bebé y llegar a colocarla en una posición poco saludable, especialmente cuando se utiliza durante largos períodos de tiempo, riesgo potencial para el desarrollo normal de la cadera. Es importante consultar con el médico de confianza sobre cualquier elemento o dispositivo que desees utilizar en general.

La posición vertical en un portabebés

Es muy importante saber que los bebés están en una etapa de formación y un cargador debe contribuir a ese crecimiento natural. Durante los primeros meses es ideal llevar al bebé en una posición vertical que cuide la respiración del bebé, la visibilidad respetando la curvatura natural de su pequeña espalda y el desarrollo de su cuerpo sin que el bebé quede colgado por la entrepierna o queden colgadas sus piernas.

Esta posición facilita un contacto piel a piel y otorga calor y confort al bebé que está creciendo. El bebé llevado en posición vertical en un portabebés, no tiene que trabajar en contra de la fuerza de gravedad para mover su cabeza y suele desarrollar un buen control muscular, además que se facilita un sopore adecuado y con firmeza sin el riesgo de ser sacudido o rebotar con el movimiento.

Los mejores portabebés para llevar  en posición vertical a los bebés de 0 a 4 meses son los fulares y las bandoleras. Cuando el bebé ya se sienta por sí solo, esta posición es junto con aquellos muy funcional con pouches, Mei Tai y mochilas de estructura suave. Un bebé pequeño es llevado con sus piernas adentro y a medida que gana peso y sostiene su cabeza, esta misma posición se puede utilizar con las piernas por fuera. Llevar al frente al bebé es posible durante todos los momentos y con todos los tipos de cargadores.

Beneficios de la posición vertical adelante en un portabebés

Recuerda su vida intrauterina: 
· El bebé escucha el latido de tu corazón, siente tu respiración y tus movimientos. 
· Favorece un tranquilo estado de alerta. 

Salud: 
· Su cerebro recibe un estímulo óptimo. 
· Al estar cerca de tu pecho emula tu respiración y se reduce la posibilidad de apnea. 
· El ritmo del corazón del bebé es estable y aumenta la oxigenación de su cuerpo. 
· Sus vías respiratorias están libres. 
· Apropiada para el cuidado canguro. 
· Su cadera está situada correctamente y con buen soporte. 
· Facilita la lactancia y se extiende su duración. 

Bienestar: 
· Regula mejor su temperatura corporal a través de tu cuerpo. 
· Puede ver el mundo estando de frente a ti y girarse ante demasiado estímulo. 
· Es fácil notar cualquier problema y actuar rápidamente. 

Posición “a la cadera”

La posición "a la cadera" en un portabebés es muy cómoda para bebés que ya sostienen su espalda y que se pueden sentar sin ayuda. Es la que usamos con frecuencia para alzarlos sosteniéndolos con las manos cuando no utilizamos portabebés. Esta posición les otorga una vista panorámica y también pueden resguardarse en ti si no desean demasiado estímulo, amamantar o apoyar su cabecita en tu hombro para una apacible siesta.

Posición “a la espalda”

Algunas personas prefieren llevar bebés pesados “a la espalda” porque esta parte de nuestro cuerpo nos permite cómodamente cargar peso y es útil para despejar la parte delantera para realizar actividades o atender y jugar con otros pequeños.

La posición a la espalda requiere de una técnica avanzada que necesita habilidad y práctica para llevarla a cabo, especialmente en portabebés como la bandolera. Y aun cuando hay personas que la utilizan para llevar a un bebé pequeño, es recomendable para llevar a un niño que ya se sienta solo sin ayuda, sostiene su espalda, tiene un buen control de su cuerpo y un buen tono muscular, circunstancias que también hacen viables las posiciones al frente, a la cadera y a la espalda en fulares, bandoleras, pouch, Mei tai o mochilas ergonómicas y que permiten experimentar en ellos un buen número de variaciones que mejor encajen a la necesidad.

Ejemplos de las posiciones correctas e incorrectas en un portabebés

FULAR


Correcto                                Incorrecto

BANDOLERA 

Correcto                       Incorrecto

MEI TAI


Correcto                                Incorrecto


Algunas consideraciones sobre la posición de “cuna” o el bebé acostado en un portabebés

Los bebés suelen ser llevados en posición de cuna, muy común, aunque usualmente los bebés no permanecen en ella por períodos largos de tiempo. Si al pequeño le gusta esta posición, o cuando se quiere imitar al utilizar un portabebés es muy importante estar al tatdo de algunas advertencias:

Respiración libre de obstáculos

Como se mencionó en el aparte de seguridad, el mentón del bebé debe estar separado de su propio pecho y quedar despejadas su vías respiratorias, debido a que por el peso de la cabeza del bebé y ante su imposibilidad en los primeros meses de dominar sus músculos, no le es fácil acomodarse de una manera que permita liberarlas si por algún motivo se obstruyen. La posición de cuna dentro de un portabebés correctamente implementada no suele generar riesgos por si sola. Sin embargo, en ocasiones es recomendada junto al uso de almohadas o soportes que además de elevar el riesgo, causan incomodidad por la necesidad de estar ajustando al bebé permanentemente. También obliga a quien lleva al bebé a conocer muy bien la manera en que se lleva a un bebé acostado dentro de un portabebés y a no quitarle sus ojos de encima ante cualquier riesgo de asfixia posicional.

En caso de que quien lleva al bebé en un portabebés decida usar la posición de cuna, sugerimos se utilice por períodos cortos de tiempo o solo para amamantar y de manera correcta. En caso de llevar al bebé en esta posición, el pequeño puede estar con su cabeza mirando a las anillas o del lado contrario (sujetado con la otra mano).

Sano desarrollo de la cadera

El riesgo de displasia o luxación de cadera en un bebé es mayor cuando una posición no saludable se mantiene durante largo tiempo. La posición de cuna con las piernas estiradas del bebé, puede resultar forzada y afectar el desarrollo natural del cuerpo del pequeño y así como causar inestabilidad general o aflojamiento de las articulaciones de la cadera, ya que es difícil lograr una posición ergonómica por la imposibilidad de imitar la posición ranita.

Posicionamiento incorrecto del bebé

Como podrás observar, el mentón está pegado contra el propio pecho del bebé obstaculizando sus vías respiratorias. La posición de sus piernitas no es ergonómica o están estiradas sin el debido soporte, corriendo además el riesgo de salirse del portabebé. La cabeza del bebé está ubicada hacia atrás o hacia un lado y no alineada con su propio cuerpo (así una de sus mejillas repose a la altura del corazón de quien lo lleva o más arriba). La posición de su cuerpo no es ergonómica.







Ejemplos de cómo se utiliza la posición de cuna de manera incorrecta

A continuación ilustraremos la la posición de cuna utilizada de manera incorrecta. Como podrás ver, la cara del bebé siempre debe estar descubierta, circulando aire en todo momento. Posición no apta para bebés con displasia de cadera.


El bebé debe estar  arriba de tu cintura, a la altura de tu corazón o más arriba, no muy abajo.


El bebé debe estar visible permanentemente. Si vas a amamantar al bebé en el cargador, vigila que su cara no esté comprimida por la tela y tu pecho y que el portabebés esté lo suficientemente aflojado. Reposiciona al bebé luego de terminar de amamantarlo.


El bebé debe estar  arriba de tu cintura, cerca de tu corazón y de tus besos, no muy abajo.
  
Algunas consideraciones sobre la posición “de cara al mundo” en un portabebés

  • La pequeña columna del bebé, que está en crecimiento, queda comprimida contra tu pecho sin soporte y en una curvatura contraria a la natural. 
  • La bolsa de tela que da asiento a las nalgas del bebé no queda bien formada, imposibilitando una posición ergonómica que ofrezca soporte en sus nalgas y piernas. 
  • No hay un adecuado control de su cabeza si se duerme. 
  • No puede controlar el estímulo que recibe por la posición fija en la que está y le es imposible girarse (se pone irritable). 
  • La entrepierna del bebé es arrastrada hacia arriba por la tela del portabebés molestando sus genitales, esto puede causar enfermedades y deformaciones. 
  • Cambia tu centro de gravedad: molesta la espalda – mala postura - sensación de más peso. 
TU ESPALDA

Llevar al bebé correctamente es un buen ejercicio para la espalda. Si sueles cargar al pequeño así tengas molestias en la espalda, posiblemente al tener las manos libres no tensiones los brazos como lo harías al cargarlo sin el portabebés. La libertad de movimiento contribuye a relajar tu espalda dejándola más descargada y a llevar al pequeño con una mejor postura. 
  • Al ponerte el portabebés AYU la tela debe quedar bien desplegada por tu cuerpo, así no te incomodarán los dobleces. 
  • Con un buen ajuste y una posición erguida, el peso del bebé estará repartido uniformemente. Si te duele la espalda es posible que el portabebés no esté lo suficientemente ajustado. 
  • Verifica siempre la posición del bebé en el cargador. Si está ubicado debajo de tu ombligo, es posible que te duela la espalda. 
  • Si tienes problemas en la espalda o dudas, consulta a tu médico antes de utilizar un portabebés AYU.
  • Cambia de posición con frecuencia para que el peso no recaiga siempre en la misma parte de tu cuerpo, especialmente cuando usas una bandolera o un pouch en los que el peso del bebé queda distribuido entre tu cadera, espalda y un solo hombro.
PRIMERA VEZ
  • Conoce las instrucciones y compréndelas primero para luego ponerlas en práctica con un muñeco o un osito de peluche. Puedes ayudarte con un espejo. 
  • Cuando estés listo para hacerlo con el bebé, es ideal que ambos estén bien descansados y que el bebé no esté molesto, tenga hambre o necesidades de pañal. 
  • Pide ayuda a otro adulto que pueda verificar la posición y tomar al bebé rápidamente ante una eventual caída. 
  • Explícale al bebé lo que vas a hacer y tómate tu tiempo. Si el bebé se molesta, intenta nuevamente en otro momento. 
  • Practica sentado hasta que sientas la confianza de hacerlo de pie. 
  • Colócate el portabebés cerca de una superficie blanda. 
  • Mientras lo aprendes a usar, sostén al bebé con tus brazos hasta que sientas la confianza de soltar las manos y estés seguro que tenga buen soporte. 
  • Una vez el bebé esté dentro del portabebés, haz una pequeña caminata, los bebés tienden a relajarse cuando los pasean. 
El día a día en un portabebés
  • Revísalo cada vez que lo uses y no lo utilices si tiene algún daño. 
  • Con la ayuda de otro adulto, un espejo u otro medio de reflejo, verifica constantemente la posición y que la tela abarque el cuerpo del pequeño. 
  • Usa una camiseta o un polo para tu comodidad. Luego de colocado el portabebés puedes usar más ropa. 
  • Para un bebé pequeño en un fular, pouch o bandolera, la parte alta de la franja debe descansar en la base de la cabeza para evitar que la cabeza del bebé quede dentro. Esto le dará soporte a la cabeza del bebé y comodidad para ti. Una vez esté segura la parte alta de la franja, tensiona hacia abajo para acomodar el cargador. 
  • Protege al bebé con tus brazos al ajustarlo o desajustarlo, al agacharte, cambiar la posición en que lo llevas y mientras lo retiras. Flexiona las rodillas en vez de inclinarte hacia el frente si vas a alcanzar algún objeto. 
  • No lo utilices cerca de estufas, elementos, superficies calientes o llamas (es inflamable, no retarda ni resiste el fuego) y no dejes cerca de estos elementos los extremos de la tela que son largos. 
  • El portabebés facilita brindar calor mediante el contacto piel a piel. No vistas demasiado al bebé en época de calor y evita que sienta demasiado frío en época de invierno. 
  • No pongas almohadas o juguetes dentro ni en sus bolsillos. 
  • Protege al bebé de los elementos que pudiera alcanzar, sobre todo en las posiciones a la espalda. 
  • No lo uses en estado de somnolencia o bajo el efecto de drogas o alcohol. 
  • Si el bebé se resiste a ser llevado, inténtalo en otro momento. 
  • Si el bebé se queda dormido dentro del cargador, verifica que esté respirando bien en todo momento.
  • No uses el portabebés cerca de elementos peligrosos que el bebé pudiera alcanzar.
  • Chequea los nudos o el ajuste del portabebés para asegurar que el bebé esté bien sujeto en todo momento. 
  • No retires al bebé del portabebés halando de sus brazos porque podrías lastimarlo.
  • Mantén el estuche y elementos que vienen con el portabebés lejos del alcance de los niños. 
Actividades y portabebés 
· No lo uses al operar maquinaria, realizar ejercicios bruscos, montar a caballo, correr, esquiar, saltar o brincar; no realices actividades que sacudan o reboten al bebé. Tampoco lleves al bebé mientras cocinas, planchas, consumes alimentos calientes, etc. 
· Evita su uso en un automotor; no remplaza sillas para vehículos o bicicletas; los flotadores de navegación no son compatibles con los portabebés y ante un riesgo de caída sería peligroso tener al bebé sujeto al cuerpo. 
· No los uses en el agua salvo que así lo indique la referencia y en todo caso, no sirven para nadar. 
· No proporcionan protección ocular, auditiva o contra polvo o humo. 
· Usa protección solar si vas a salir al aire libre. 

Amamantar con el bebé en un portabebés 
El contacto piel a piel que facilita un cargador libera la hormona oxitocina que ayuda a la madre a establecer la lactancia y además le produce una sensación de bienestar. Si ha habido dificultades para amamantar, el bebé pronto aprende que el pecho que además tiene cerca, es el mejor lugar para recibir su alimento. 

· Puedes amamantar con el bebé en una posición vertical u horizontal. 
· No es necesario retirar al bebé, solo aflojar lo suficiente y cuidar que su carita no quede presionada entre tu pecho y la tela del cargador. 
· Si deseas cubrirte para amamantar, tapa tu pecho, no la cara del bebé. 
· Verifica siempre que el bebé esté bien y respire bien. 
· Luego de amamantarlo, retira inmediatamente al bebé del seno, cambia de posición con su cabecita alta y por encima de tu pecho y ajusta nuevamente el portabebés. 

¿Y si el bebé no quiere?

El contacto físico es vital para un bebé, seguramente disfrutará estar en brazos y le será placentero el balanceo. Verifica que esté alimentado y descansado antes de empezar a usar el portabebés. A un pequeño acostumbrado a ser llevado en portabebés desde sus primeros días le es muy familiar como lo era la barriga de mamá. Una vez el bebé esté dentro del cargador, empieza a caminar un poco, a los pequeños les gusta el movimiento y les recuerda su vida dentro del útero. Un bebé amamantado usualmente pide inmediatamente el pecho al ser colocado en el portabebés porque te siente y te huele; tal vez quieras alimentarlo primero y luego acomodarlo en el cargador. Y si conociste las bondades de los cargadores con un bebé ya mayorcito, es probable que requieras de algunos intentos para que él conozca que es una forma muy agradable de llevarlo cerca de tu corazón y de tus besos. 

Verifica
· Que no le moleste algo. 
· Que necesite movilidad y tener sus brazos afuera o su cabeza destapada. 
· ¿Demasiada ropa? 
· ¿Enfermo? 
· ¿Temperatura? 
· ¿Tela apretada? 
· ¿Pañal? 
· ¿Hambre? 
· ¿Aburrido? (bebé / tú) 
· Y tú, ¿sientes inseguridad? 

SOBRE EL CUIDADO Y LAVADO DE UN PORTABEBÉS

Los portabebés son una prenda que, además de su funcionalidad y de contribuir con el crecimiento y desarrollo de los bebés, complementan el vestuario; sus diferentes telas y combinaciones  “hacen la pinta”. Muchas madres, padres y cuidadores se preguntan cuál es la mejor manera de cuidar sus portabebés, cómo lavarlos y mantenerlos limpios.

Las instrucciones de lavado que vienen en cada portabebés son muy útiles para prolongar su duración y evitar que se dañen o pierdan su color. Como complemento, aquí encontrarás algunas recomendaciones de acuerdo con el portabebés que utilices.

Frecuencia en el lavado de un portabebés:
Un portabebés no es ropa que necesite lavarse con cada uso porque al llevar a un bebé se suele llevar otro tipo de ropa debajo y porque al no estar en contacto directo con el cuerpo ni tratarse de una prenda que se arrastre por el suelo puede mantenerse limpio por algún tiempo. Si se ensucia en una parte, puedes simplemente limpiar esa zona con un trapito húmedo y esperar a un poco más para lavarlo. Al lavarlo solo cuando es necesario, cuidas tu prenda y también el planeta. Si tienes dos portabebés o más, la frecuencia del lavado todavía será más distanciada lo que contribuye a su durabilidad. La excepción se encuentra en algunos tipos de portabebés como los elaborados en tela ecológica de AYU; entre más se laven, más suaves estarán. Dejarlos en remojo en agua fría la primera vez, trenzarlos, acostar al bebé en ellos y ponerlos a trabajar, son una buena manera de suavizarlos. 

Lavado antes del primer uso:
Lava tu portabebés siempre antes del primer uso. El propósito de esta medida es eliminar el polvo objeto de la manipulación en su fabricación, suavizar la tela y darte cuenta si destiñe. El color se protege dejando tu cargador nuevo en remojo con agua fría durante algunas horas. Para que no pierda color y se suavice, es útil la receta de las abuelas de colocar un chorro de vinagre.

Al lavar:
En el momento de lavarlo, ubica al bebé en un lugar seguro y remueve cualquier aditamento extraíble que tu portabebés tenga como piezas pequeñas y mantenlas lejos del alcance del bebé mientras lo lavas y las vuelves a incorporar.

¿Lavado a mano o a máquina?
La mayoría de portabebés se lavan a mano o a máquina en un ciclo delicado, en una temperatura que no supere los 30 grados. Los fulares elásticos como los de AYU, que tienen 96% algodón y 5% Spandex para mayor sujeción, o los portabebés de seda o algunos tejidos son amigos del agua fría, en el primer caso, para que no se dañe la parte que los hace elásticos y en el segundo caso para que no se encojan.

Portabebés como los Mei Tai (estilo asiático) o las bandoleras pueden lavarse en la lavadora, metiéndolos en una funda especial para lavado o una funda de almohada. Así, las tiras no se torcerán durante el lavado y las anillas no se golpearán ni golpearán la lavadora. Los calcetines también sirven para envolver los aros, así como la misma tela de la bandolera.

Los materiales delicados con que se confeccionan algunos portabebés hacen que sea preferible lavarlos a mano.

Y si tienes la oportunidad de lavar a mano tus prendas y tus portabebés, cuidarás la naturaleza.

Jabón:
El jabón ideal es un  jabón suave, de preferencia líquido y no en demasiada cantidad para que no queden residuos al final de la lavada que puedan tener contacto con la boca del bebé. Las cápsulas de jabón y los detergentes neutros o ecológicos, son ideales para productos que están en cercanía de los bebés. Es importante lavar los portabebés con prendas de colores similares y no usar blanqueador o jabones que lo contengan.

Suavizante:
Los suavizantes no son necesarios porque algunas telas llevan tecnología y utilizarlos la dañaría, algunos quedan fijados a la textura de la tela facilitando un contacto con la boca del bebé o dejan residuos.

Secado y planchado:
Aun cuando los portabebés se pueden secar colgados al aire y a la sombra (más ecológico) o en secadora con aire frío y en un ciclo suave, no es necesario plancharlos si se extienden o doblan bien porque el Spandex, en el caso de los fulares elásticos que lo contienen no es amigo del calor y al colocarlo en el cuerpo para llevar al bebé las arrugas usuales suelen desaparecer cuando se estira. Si el tejido requiere planchado, hacerlo al vapor o con la tela algo húmeda facilita el proceso.

Algunos tips adicionales para la higiene y limpieza de tu portabebés:
  • No dejes el portabebés en el piso y guárdalo en su estuche o bolsa si no está en uso. Esto lo protegerá del polvo y la mugre.
  • Si llevas un fular largo, trata de hacer los nudos sin que sus puntas toquen el suelo o intenta hacerlo en una superficie limpia si te es posible.
  • Trata de no comer, beber ni cocinar con tu portabebés en uso para que no se ensucie. Si lo haces, ten la precaución de no ingerir alimentos calientes, no utilizarlo frente a estufas o ni usar elementos corto punzantes.
  • Salvo que uses el portabebés exclusivamente para llevar una mascota, si llevas a un bebé trata de no envolver a tu mascota en ellos para prevenir eventuales alergias por el contacto.
  • Recuerda revisar el portabebés antes de cada uso para verificar que esté en perfectas condiciones.
RESPONSABILIDAD

Usa tu sentido común al llevar a un bebé en un portabebés. La omisión en el seguimiento de las advertencias e instrucciones mencionadas en este manual u otros medios de Portabebés AYU podría ocasionar lesiones graves, o la muerte. AYU, sus afiliados, distribuidores o colaboradores no son responsables directa o indirectamente por hechos que ocurran por el uso inapropiado o incorrecto de los portabebés AYU.

RECUERDA
· Alto. 
· A la vista. 
· Que puedas besar su frente con facilidad.
. Cuerpo del bebé alto y seguro.
· Cara descubierta. 
· Mentón lejos del pechito. 
. Permitir un movimiento natural.
. Centro de gravedad cerca del cuidador.
· Buen soporte a la columna del bebé. 
. Rodillas del bebé flexionadas.
· Ajustar lo suficiente sin presionar. 

…Yo quiero que mi bebé se acostumbre a mis brazos y a los brazos de quienes lo queremos, que sienta nuestra cercanía y que sepa que lo amamos, que lo abrazamos y que para nosotros es muy importante tenerlo cerca. Quiero que mi bebé esté cerca de mi corazón y de mis besos 

… ¿y tú? 

Instrucciones de cuidado y lavado en la maquilla.
Fabricado en Colombia. 

¿Dudas
· Servicio al cliente: info@babyayu.com 
· Tel. (00 75 1) 6567265 – (00 57) 3 10 229 57 65 

Visítanos

· Página web: www.babyayu.com 
· Facebook: https://www.facebook.com/ayuportabebes 
· Twitter: @AYUPORTABEBES 

Título: “Manual práctico para llevar al bebé cerca de tu corazón y de tus besos”. 
Autor: Valeria Jessica Calderón B. para Portabebés AYU. 
Ilustraciones: Luisa Fernanda García N. 


Fuentes y referencias: 

Anisfeld E, Casper V, Nozyce M, Cunningham N. (1990) Does infant carryng promote attachment? An experimental study of the effects of increased physical contacto n the development of attachment. Child Dev 61:1617-1627.
Charpak, N., “Kangaroo Mother Care: 25 Years After,” Acta Paediatric 94 2005:5,514-522. 
C Wong, Leong “Rehabilitation of a patient with a rare multi-level isthmic spondylolisthesis: a case report,” Journal of the Canadian Chiropractic Association 48 (June 2004): 142-151.
Deissman, Sandra R.N. “Durch die Nase lieben Lernen - Facharbeit”
De Santis, Andrea et al., “Exploring an integrative model of infant behavior: What is the relationship among temperament, sensory processing, and neurobehavioral measures?” Journal of Infant Behavioral Development 34 (April 2011): 280-292.
Diamond,Marian Ph.D. And Janet Hopson. “MagicTrees of the Mind”
Domenech, Julio “Abnormal activation of the motor cortical network in idiopathic scoliosis demonstrated by functional MRI,” European Spine Journal 20 (July 2011): 1069-1078.
Ferber SG, Makhoul IR. (2004) The effect of skin to skin contact (Kangaroo care) shortly after birth on the neurobehavioral responses of the term newborn: a randomized, controlled trial. Pediatrics 113(4): 858-865. 
Feldman et al. “Testing a Family Intervention Hypothesis: The Contributuion of Mother Infant Skin to Skin Contact (kangaroo care) to Family Interaction, Proximity and Touch,” 2003 March Journal of Family Psychology. Vol 109 (4) 57. 
Heeres, Rick “Diagnosis and treatment of developmental dysplasia of the hip in the Netherlands: national questionnaire of paediatric orthopaedic surgeons on current practice in children less than 1 year old,”Journal of Children’s Orthopaedics 5 (August 2011): 267-271.
Hunziker UA, Garr RG. (1986) Increased carryng reduces infant crying: A randomized controlled trial. Pediatrics 77:641-648. 
J Perinatol. 1991 Sep 11: The importance of skin to skin contact. “Current knowledge about skin- to – skin (Kangaroo) care for pre-term infants”. 
Kostandy et a., “Kangaroo Care (skin Contact) Reduces Crying Response to Pain in Preterm Neonates: Pilot Results, “Pain Management Nursing 2008:9:55-65- 
Lawn et al., “kangaroo Mother Care´to prevent Neonatal Deaths Due to Preterm Birth Complications, “International Journal of Epidemiology” 2010: April. 
Ludington-Hoe S. “Breast Infant Temperature with twins during shared Kangaroo Care,”2006 Journal of Obstetric, Gynecologic and Neonatal Nursing, 35 (2) 223,231. 
LeVeau, Barney - Bernhardt, Donna “Developmental Biomechanics:Effect of Forces on the Growth, Development, and Maintenance of the Human Body,” Journal of the American Physical Therapy Association 92 (July 2012): 1874-1882.· Ludington-Hoe, S.Kangaroo Care: The Best you can do to help your preterm infant. New York: Bantam Books, 1993. 
McCain, G et al. “Heart Rate Variability Responses of a Preterm Infant to Kangaroo Care,” 2005 Journal of Obstetrics, Gynecologic and Neonatal Nursing, “34 (6), 689-694. 
Montagu, Ashley(1986). Touching: The Human Significance of the Skin. Harper Paperbacks.· 
Gina et al., “The Pars Interarticularis Stress Reaction, Spondylolysis, and Spondylolisthesis Progression,” Journal of Athletic Training 33 (1998): 351-358.
Messmer P. et al., “Effect of Kangaroo Care on Sleep Time for Neonates, “ 1997 Pediatr. Nurs 23, no 4 408 – 414. 
Noordin, Shahryar“Developmental dysplasia of the hip,” Orthopedic Reviews 2 (September 2010): E19.
Pelaez Nogueras M, Field TM, Hossain Z, Pickens J. (1996). Depressed mothers´touching increases infants positive affect and attention in still-face nteractions. Child Development, 67, 1780-92. 
Renz-Polster, Herbert, M.D., “Kinderverstehen. Born to be wild-wie die Evolution unsere Kinder praegt (Koesel Verlag 2009)
Powell, A. “Harvard Researchers Say Children Need Touching and Attention“, Harvard Gazette. 
Tasker, A., Dettmar P.W., Panetti, M Koufman, J.A. Brichall, J.P., and Pearson, J.P. (2002). Is gastric reflux a cause of otitis media with effusion in children? The laryngoscope, 112: 1930-1934. 
Tianming Liu, “MR Analysis of Regional Brain Volume in Adolescent Idiopathic Scoliosis: Neurological Manifestation of a Systemic Disease,”Journal of Magnetic Resonance Imaging 27 (April 2008): 732-736.
Tessier R,M Cristo, S Velez, M Giron, JC Ruiz – Pelaez y Charpak and N Charpak (1998) kangaroo mother care and the bonding hypothesis. Pediatrics 10”:e17. 
Textor R. Martin “Kindergartenpaedagogik”
Villemure Isabel -- A.F. Stokes, Ian “Growth Plate Mechanics and Mechanobiology. A Survey of Present Understanding,” Journal of Biomechanics 42 (August 2009): 1793-1803.
Wang, E et. al., “Does Swaddling Influence Developmental Dyslasia of the Hip?: An Experimental Study of the Traditional Straight-Leg Swaddling Model in Neonatal Rats,” Journal of Bone and Joint Surgery (May 2012) 
Whiting J.M.W. “Environmental Constraints on Infant Care Practices”. In Handbook of Cross-Cultural Human Development edited by R.H. Munroe. R.L. Munroe & B.B. Whiting, New York Garland STPM Press, 2005. 

Más información:


www.hipdysplasia.org/Developmental-Dysplasia-Of-The-Hip/Prevention/Baby-Carriers-Seats-and-Other-Equipment/

Reservados todos los derechos. Este escrito, texto, ilustraciones y publicación están protegidos y no puede ser reproducidos, registrados ni transmitidos en ninguna forma ni por ningún medio impreso, virtual o digital, sin el permiso de la autora. No la fotocopies, ni la utilices con un fin comercial; recuerda que apoyamos a entidades que brindan protección a la niñez con parte de nuestras ganancias; siempre puedes visitarnos y enlazar este link, su edición impresa viene incluida en tu portabebés y es más bonita que las fotocopias.