Buscar este blog

La crianza en la máquina del tiempo

Si nos fuéramos de viaje en una cápsula del tiempo y pasamos por distintas épocas de la historia, nos encontraríamos con pensamientos sobre la crianza que nos podrían causar estupor y asombro.
Alt=""Derechos del niño" Valeria Calderón

Podríamos ver de cerca historias de terror en donde el amor estaba lejos de ser el actor principal; mucho menos los brazos, los besos y la figura de la infancia como un árbol que hay que cuidar desde que se planta para cimentar lo que sería el buen hombre del futuro.
Hace siglos a los niños los mataban, los regalaban, había preferencias de género, la mortalidad infantil era altísima, la severidad, la explotación y el castigo se servían en bandeja. Salvo en algunas aldeas o regiones del mundo y no solo en pueblos o ciudades remotas de la misma época en que nadie sabía la existencia del otro, los niños eran como mascotas, como objetos. También a lo largo de distintas épocas.
La servidumbre, la falta de afecto y el desconocimiento de la infancia como un momento importante de la vida estaban a la orden del día. Los niños no tenían derechos, mucho menos estaban regulados. El arte y la literatura poco los incluía y eran muchos los que se escondían cuando querían ofrecer a sus pequeños afecto en público. Era poco vista la interacción entre padres e hijos.
Si en esa máquina que viaja por el tiempo paráramos en el siglo XX, podríamos observar que la infancia empezó a tener un lugar en la cabeza de los adultos, de los educadores, del estado y de los padres. Y ver que aparecieron políticas de educación y de salud pública para proteger a los niños. Las muertes infantiles por desnutrición o maltrato empezaron a disminuir, muchos niños fueron escolarizados, y las niñas también. Aparecieron normas, tratados y programas para proteger los derechos de los niños.

Si esa misma cápsula se diera una vuelta en el hoy, en pleno siglo XXI, podríamos ver que en algunos lugares la historia de terror de antaño se sigue representando. Incluso podríamos ver que hay gente que pega y grita para "corregir" a los niños, se les lleva a rincones o banquillos de pensamiento, que se les deja llorar durante la noche y que se diga que los bebés no deben acostumbrarse a los brazos. Formas de crianza.

Si aquella máquina que pasa por los tiempos nos llevar hacia el futuro, seguramente veríamos con horror lo que pasaba hace cien años, (el aquí y ahora de nuestro tiempo) nos parezca terrorífico.

Ojalá no tengan que pasar cien años...


Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"


Alt="los mejores portabebés en Colombia"

Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en:
info@babyayu.com 
¡Gracias!