Buscar este blog

La leche materna salva vidas, la leche materna es una "cura milagrosa"

Desnutrición infantil, lactancia materna exclusiva como remedio: En este interesante artículo en inglés, este corresponsal se pregunta sobre lo que pasaría si a los nutricionistas se les ocurriera una cura milagrosa para la desnutrición infantil, una proteína rica en sustancias que no requieren refrigeración, gratuita y disponible incluso en pueblos remotos como Níger donde los niños mueren con frecuencia por hambre, siendo esta cura milagrosa la leche materna. 

En su artículo, Nicholas D. Christof se refiere a que no siempre los grandes desafíos como la pobreza en el mundo requieren de soluciones complejas y costosas, siendo el caso de la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida para luchar contra el hambre, recomendación que hace la Organización Mundial de la Salud.

Señala que aunque es barato, obvio e instintivo, en Níger, sólo el 9 % de los bebés toman leche materna durante los primeros seis meses de vida y que en USA, alrededor del 13 % de los bebés lo hacen. El periodista menciona lugares como Burkina Faso con menos del 7 %, Senegal con un 14% y Mauritania, un 3%, países estos donde viajó acompañado de un estudiante de medicina y un profesor, describiendo como desgarrador ver niños con desnutrición severa y madres que han enterrado a los niños cuando una simple solución para salvar sus vidas no se aplica.Ve muy problemático el hecho de que muchas madres crean que la leche materna no es suficiente y que en un día caluroso un niño necesita agua también como es el caso de una familia de nómadas quien obtiene agua de un pozo o de un charco de barro, contaminada y peligrosa, cuando hoy se insiste en que es suficiente para un bebé darle leche materna exclusiva durante seis meses y que así la madre esté desnutrida, su cuerpo puede normalmente proporcionar lo suficiente.

El autor del artículo se refiere a la revista “The Lancet”, que dijo que 1.4 millones de muertes infantiles podrían evitarse cada año si los bebés fueran amamantados correctamente, es decir, un niño está muriendo innecesariamente cada 22 segundos y menciona también a un especialista en nutrición, Shawn Baker quien destaca la evidencia contundente que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil, es la forma más antigua de intervención nutricional que se conoce para los humanos y está disponible para todo el mundo, pero para una comunidad de desarrollo demasiado centrada en las soluciones tecnológicas, no ha ganado la importancia que debe tener.

El corresponsal dice que los retos con la lactancia materna en los países pobres son diferentes a los de las mujeres occidentales y que muchas mujeres de países en desarrollo siguen amamantando a sus bebés durante dos años pero ve un problema en dar agua o leche de animales a los bebés, especialmente en días calurosos, así como observa que las madres dudan del valor del calostro (la primera leche después del parto gruesa, amarilla y diferente a la leche) y se les sugiere posponer el inicio de la lactancia a un día o dos, preguntándose si esto tiene que ver con la sexualización de los pechos, con los fabricantes de fórmula infantil o la preocupación de que los necesiten agua en días calurosos, pero haciendo claridad en que hay una maravillosa solución de baja tecnología a la desnutrición infantil a nuestro alrededor: la lactancia materna.

Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada. 

Alt="Nenes de leche"












Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!