Buscar este blog

¡DEBERÍAMOS PARAR A ESAS LOCAS MEDIO DESNUDAS!

¡Deberíamos parar a esas locas medio desnudas psicópatas por amamantar a sus hijos en frente de otra gente! Por El Blog de Matt Walsh Blog 
(http://themattwalshblog.com/author/themattwalshblog/ )
Publicado el 9 de agosto de 2013.





Artículo original:
Posted on August 9, 2013

"¿Que diablos está mal con nosotros? Hemos hecho pornografía en una industria de billones de dólares, hemos puesto sexo en todos los anuncios, desde comerciales de comida rápida hasta los shows familiares de televisión, hemos permitido a nuestras hijas idolatrar a estrellas pop que se visten como prostitutas y cantar sobre fornicación; somos una cultura permisiva, hiper sexual y hedonista, todavía a pesar de todo esto, AMAMANTAR nos parece ofensivo. 

Sufrimos de alguna clase de insanidad, tan única que requiere un nombre propio: Puritanismo progresivo. Muchos cargamos con algo parecido a vivir en Sodoma Y Gomorra, pero si alguien se enloquece y decide amamantar bajo la mirada de otros humanos, nos volvemos mojigatos. Esto no tiene ningún sentido. 

En los últimos días, he visto algunas historias manejando la “controversia” circundante sobre amamantar en público. Una mujer en Texas recibió una lección sobre “decencia” por los encargados de un centro recreativo cuando estaba amamantando a su bebé mientras observaba a su hija mayor en una clase de danza. 

Otro incidente sucedió en un vuelo de American Airlines cuando una madre fue avergonzada por el auxiliar de vuelo sobre amamantar discretamente en el avión. Yo supongo que ella debió trasladar su provocativa muestra utilizada para amamantar al baño de 2×2 donde la gente realiza deposiciones, porque es totalmente la misma cosa. 

OK. Unos pequeños pensamientos sobre el asunto de amamantar: 

Amamantar no es sexual. Si lo ves como algo sexual, entras en temas. En serios temas. Como si hubiera un tipo de temas ya registrados. Hoy incluso alguien me dijo que las mujeres no deberían amamantar a sus hijos en público por la misma razón que no deben ser concebidos en público. Esto es para dibujar un paralelo directo entre lactancia y sexo. Otra vez, temas. Serios temas. 

He encontrado a mamás lactando en público. No una vez – NO UNA VEZ - Habrán ellas rasgado y corrido hacia una multitud gritando: “¡Mírenme, mírenme!, ¡estoy amamantando! No he visto que eso pase. Casi apuesto que no lo he visto porque literalmente no ha ocurrido en la historia del universo. 

Tampoco he visto a una madre joven con un arma gritando: “Tu me observarás amamantando o te vuelo los sesos”, ¡MIRA O MUERE!. En otras palabras, yo nunca he sido “forzado” a “mirar” a una mujer amamantar. La manera en que estos mojigatos hablan sobre esto, se podría pensar que estaban siendo obligados a observar en contra de su voluntad. 

Personalmente, cuando paso cerca de una mujer que está amamantando, yo pienso: “Oh, OK, una mamá está amamantando a su pequeño. Bien, de todos modos ahora sigo con mi vida.” 

¿Qué es exactamente tan ofensivo sobre la lactancia? ¿Es la cantidad de pecho expuesto? Es difícil para mí tomar esa objeción en serio. Ahora mismo, mientras hablamos, hay millones de padres por ahí dejando que sus hijas salgan de la casa con trajes que están diseñados para destacar, exponer y sexualizar esa parte del cuerpo. Tal vez deberíamos reservar nuestras condenas a eso, en lugar de condenar las madres que hacen lo que Dios quiso que las mamás tuvieran que hacer. Pero, si tenemos que hablar de esto, ¿cuánto de esa zona prohibida es en realidad tan descubierto cuando una madre tiene un niño en su seno? No mucho, la verdad. Si ella fuera una exhibicionista, estaría mejor con un bikini, o incluso con miles de otros tipos de tops y camisetas que algunas mujeres llevan a sus puestos de trabajo de oficina todos los días. 

¿Qué tipo de mensaje se envía cuando le decimos a las madres que deben esconderse en rincones oscuros o cubrirse si desean proporcionar los nutrientes naturales a su descendencia? Sabemos cuál es el mensaje: La lactancia materna es asquerosa, vergonzosa. Me divierten especialmente los hombres adultos que de repente se convierten en aprensivos niños de escuela cuando el tema pasa a la lactancia materna. "Eeeeewwww, lejos de mí! Es raaaaro! " 

Dios mío. Crezcan gente. 

Con la extraña paradoja de nuestras actitudes sexuales permisivas que contrastan tanto con nuestros lloriqueos sobre la lactancia materna, me estremezco al pensar en otras inconsistencias que podría encontrar en la psique pública. Quiero decir, (al infierno), que lo próximo que me dirán es que en un país donde millones de personas toman narcóticos con receta, aún no permiten en la mayoría de los estados que los pacientes de cáncer a fumen marihuana. 

Oh, espera ... 

A la mierda. Me doy por vencido. "

Alt="Nenes de leche"
Traducido por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada. Para quienes desean información sobre sexualidad y maternidad.






Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!