Buscar este blog

MI BEBÉ NO QUIERE IR EN EL PORTABEBÉ

Un bebé acostumbrado a ser llevado en un cargador desde sus primeros días por lo general disfruta por largo tiempo de este instrumento, que le es tan familiar como lo era el vientre de mamá. Es posible sin embargo, que el bebé se rehuse a ser llevado así, sea porque quien lo carga está aprendiendo o se sienta incómodo y el pequeño lo perciba, porque no le guste el proceso de ser colocado en él, o porque sí. También puede ser que sólo disfrute de algunas posiciones.

Alt="Mi bebé no quiere que lo lleve en un cargador de bebés"


El contacto físico es vital para un bebé. Seguramente disfrutará estar en brazos y le será placentero el balanceo, porque a los pequeños les gusta el movimiento y les recuerda su vida dentro del útero. Al probar, ambos pueden encontrar la forma que más se ajuste a ambos, intentar con otro portabebé, o dejarlo para después. 



Aún cuando la necesidad de brazos sigue presente, los bebés grandes podrían preferir explorar el mundo antes que ser cargados, y tienden a seleccionar la posición que los llevará de un lugar a otro. Si necesitas transportarlo, puede funcionar mucho la posición a la espalda, posición además muy apropiada para cargar peso como lo podrás observar también en los trotamundos que llevan grandes mochilas. A algunas personas les funciona animar al bebé a subirse por sí mismo a través de un juego, proponerle hacer una actividad de exploración para que juntos hagan descubrimientos mientras están allí, y qué mejor si disfruta de un delicioso tentempié. Si hay otros niños, posiblemente no le guste mucho que no lo lleven a él. Explicarle a dónde se dirigen y cuanto durará el viaje puede ayudar también. 



Hay algunas otras variables que pueden influir en que el bebé esté reticente a ser llevado en el cargador.


Verifica: 

Que esté alimentado y descansado antes de empezar a usar el portabebé. 

Que no le moleste algo. 

Que necesite movilidad y tener sus brazos afuera o su cabeza destapada. 

¿Muy apretado? 

¿Demasiada ropa? 

¿Enfermo? 

¿Temperatura? 

¿Calor? 

¿Tela apretada? 

¿Pañal? 

¿Hambre? 

¿Aburrido? (bebé / tú) 

Y tú, ¿sientes inseguridad? 

Recomendaciones:

Si el bebé se resiste a ser llevado, inténtalo en otro momento. 

Prueba varios tipos de portabebés, hasta encontrar la mejor opción. 

Si lo recibiste de otra persona, asegúrate que esté limpio. Puede funcionarte llevarlo contigo unos días para que tome tu olor. 

Verifica de estar usándolo bien para que ambos estén seguros y se sientan a gusto. 

Cuando estés experimentando un cargador y notes que el pequeño se sienta incómodo, empezar a moverte y caminar puede calmarlo. 

Un bebé amamantado puede tener la necesidad de tomar el pecho al ser colocado en el portabebé porque te siente y te huele y sentirse ansioso. En ocasiones sirve alimentarlo primero y luego acomodarlo en el cargador. 

Descubre cuales son las posiciones preferidas del pequeño; si por ejemplo está en una etapa en que desea ver que pasa a su alrededor, intenta posturas en las que se le facilite una vista panorámica (limitando las posiciones de cara al mundo). 

Si conociste las bondades de los cargadores con un bebé ya mayorcito, es probable que requieras de algunos intentos para que él conozca que es una forma muy agradable de llevarlo cerca de tu corazón y de tus besos. 

Posteriormente seguirá necesitándolos, alejándose y acercándose a través de un “sube y baja”, con la plena confianza y certeza de ser recibido con una bienvenida cuando desee ser llevado en su querido cargador si desea ser transportado, o por ejemplo si se cansa, pide pecho o desea dormir. No hay un hasta cuando para el contacto y la proximidad. Posiblemente cuando ya no quepa en el cargador, podrás seguir otorgándole de otras maneras, esa cercanía tan propia de las necesidades humanas.

Imagen cortesía de Manuela Gil, prohibida su reproducción total o parcial

Alt="Nenes de leche"
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.






Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!