Buscar este blog

Explicación del porqué el cuidado canguro salva vidas



 

El Dr. Nils Bergman, de Cape Town, South Africa explica cómo Kate, una madre que tiene contacto piel a piel con su bebé prematuro declarado muerto, lo vuelve a la vida acercándolo a su corazón durante dos horas y dándole leche de su pecho con su dedo para acercar el alimento a su boca. Jaimie es hoy en día un bebé sano.

Su hipótesis sobre esto se basa en el hecho que para casi todos los mamíferos recién nacidos, la separación de su madre constituye una amenaza para su supervivencia. Esto activa una respuesta de defensa muy poderosa, que consiste en apagarse e inmovilizarse (congelamiento y disociación por activación del nervio vagal). ¡Los reptiles usan el mismo mecanismo de defensa vagal para reducir su ritmo cardíaco a niveles que matarían a cualquier mamífero, que necesitan más oxígeno! Como adultos, creemos que el estrés aumenta el ritmo cardíaco debido a nuestro sistema nervioso simpático, pero lo que no se entiende adecuadamente es que aún los bebés nacidos a término tienen el sistema nervioso simpático muy inmaduro. Los prematuros sólo pueden disociar y si se estresan antes de nacer, pueden mantenerse en estado de disociación... con niveles peligrosamente bajos de oxígeno.

"Nuestra tecnología de resucitación puede forzar en cierta medida una regulación de oxígeno, respiración, presión sanguínea y temperatura... pero está trabajando en contra de la "marea del sistema nervioso autonómico". Existe una gran variación en sensibilidad y resiliencia entre los seres humanos y algunos son sensibles y sucumben pese a nuestra tecnología.

Lo que logra el "cuidado canguro" es restaurar la biología básica de la supervivencia. El "contacto piel a piel" es la clave, porque las fibras sensoriales profundas de la piel van a la "unidad de procesamiento emocional" del cerebro (la amígdala) y le dicen al cerebro "estás bien". Esto desactiva la disociación (modo inseguro) y restablece la regulación (modo seguro) - la cual es la verdadera función del nervio vago.

Sin embargo puede haber una paradoja en este caso. Las circunstancias llevaron a que a este recién nacido se le permitiera estar en contacto piel a piel por un tiempo prolongado, de lo cual puede haber resultado la gracia salvadora. Quizá su tolerancia a la separación haya sido inexistente. Pero la paradoja puede ser aún más profunda; quizá su respuesta vagal de disociación para sobrevivir fue tan poderosa que le permitió permanecer en estado de apagado lo suficiente como para que le permitiera regresar a su madre. Puede entonces ser altamente resiliente, y eso es lo que le permitió sobrevivir. La Organización Mundial de la Salud se refiere a esto como Cuidado Materno Canguro, y la madre fue la clave para la supervivencia de este bebé.

Según el Dr. Bergman, es bueno que esto este caso esté recibiendo tanta atención porque alienta a que todos los bebés tengan contacto piel a piel con sus madres desde el nacimiento en adelante, especialmente los bebés prematuros.

Adaptado por Valeria Calderón de la traducción del artículo del Dr. Nils Bergman hecha por Verónica Garea.


Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en  http://www.facebook.com/ayuportabebes  gracias!