Buscar este blog

Seguridad y portabebés: Llevo a mi bebé en un portabebés; mi seguridad



Los seres humanos somos una especie cargadora y como tal, nuestro cuerpo está diseñado para llevar a nuestros bebés naturalmente.

Por Valeria Calderón, educadora certificada. 

Con un portabebé AYU encontrarás un grandioso recurso que hará que tu bebé crezca cerca de tu corazón y de tus besos mientras lo cargas.  Si lo haces naturalmente y correctamente estarán siempre seguros y cómodos tu bebé y tú, ambos recibirán los beneficios del contacto físico y tendrás las manos libres para transportarlo.

Llevar a tu bebé en un portabebé AYU de manera segura requiere de algunos conocimientos básicos y de práctica. Al seguir las instrucciones y adquirir la habilidad en el manejo de portabebés, tu bebé y tú podrán disfrutar de los beneficios del porteo, imitando la posición natural de tus brazos al cargar.

Una posición natural de llevar al bebé se da cuando lo rodeas con tus brazos, lo cual conlleva la utilización de todos tus músculos de cargar y que tu cuerpo esté cerca del cuerpo de tu bebé. Los portabebés AYU imitan esta posición de los brazos, la diferencia es que tus manos quedan libres. Si tu bebé queda bien posicionado será más seguro y confortable para ambos.

Cuida tu espalda

Evita portabebés con tiras finas u otros portabebés que alejen al bebé de tu cuerpo. Si tu bebé es grande, usa una bandolera, un pouch o un fular AYU para andar por la casa o para paseos cortos. Para paseos largos o caminatas con un bebé grande, usa un cargador AYU que distribuya el peso del bebé entre tu cadera y ambos hombros como el fular o el Mei Tai (estilo asiático).

La postura

Si tienes problemas en la espalda consulta a tu médico antes de utilizar un portabebé AYU. Prueba varias opciones de portabebés AYU y elige el cargador que más te convenga para la edad de tu bebé o el momento en que lo requieras.

Con un buen ajuste y una posición erguida, tus vértebras lumbares quedarán liberadas y el peso quedará repartido uniformemente. Si sueles cargar a tu bebé así tengas molestias en la espalda, al tener las manos libres no tensionarás los brazos como lo harías al cargarlo sin el portabebés. Esa libertad de movimiento también relajará tu espalda y hará que quede más descargada; además permite llevarlo con una mejor postura.

Al ponerte tu portabebé AYU, la tela debe quedar bien desplegada por tu cuerpo, así no te lastimarás con los dobleces.

Caídas
Con una buena posición y ajuste además, ambos irán seguros. Sin embargo, podemos caernos o tropezarnos en cualquier circunstancia de la vida, incluso cargando al bebé sin llevarlo en un portabebé. Al acostumbrarte a llevar al bebé, adquieres seguridad y el estar cerca de él te permite verificar constantemente la posición.

En ocasiones, cuando nos caemos soltamos las manos para apoyar con ellas nuestro cuerpo a modo de reflejo. Si tus manos están libres para contener la caída con tu bebé dentro de un cargador, probablemente tu bebé quedará sujetado por este al caerte y no tendrás que “soltar” las manos.

¿Cuando hay una posición natural al cargar a tu bebé?
  • Cuando no llevas a tu bebé con sus piernas colgando hacia abajo sin mucha presión en su cadera y columna.
  • Cuando sus rodillas quedan por encima de su colita, en una posición de ranita o de M.
  • Cuando su columna queda redondeada.
  • Cuando la barbilla del bebé queda separada de su pecho quedando libres sus vías respiratorias.
  • Cuando la tela está debidamente ajustada para apoyar el cuerpo de tu bebé y liberar tus vértebras lumbares.
  • Cuando tu bebé no tiene su cuerpo de cara al mundo sino mirando hacia ti, su columna manera alineada, abrazado directamente contra tu cuerpo, y con su cabeza por encima de tu pecho, cerca de la clavícula y sin obstáculos físicos entre ambos, permitiendo el contacto sin interferencias. Es decir, cerca de tu corazón y de tus besos.
No uses portabebés mal diseñados como los estilo “nido”, muy profundos y con elásticos en los bordes que no te permiten sostener a tu bebé en la manera que naturalmente lo llevarías en tus brazos ni ver su cara quedando tu pequeño muy abajo y tapado por la tela, porque tu espalda sufrirá, molestia mínima frente al riesgo que correría tu bebé al quedar restringida su respiración dentro del portabebés.

Sea que escojas un estilo de portabebé AYU para distintos propósitos como paseos largos o cortos, para mecer a tu pequeño o para andar en casa de un lado a otro o sea que vuelvas a uno u otro modelo dependiendo de la edad de tu bebé, aprende sobre ellos para usarlos con seguridad y comodidad, con las correctas posiciones que contribuyan al bienestar de ambos, permitiendo que ustedes tengan el máximo contacto posible entre sí.

Más allá de comprar portabebés seguros como los de AYU, es de tu responsabilidad, educarte sobre su uso correcto y usarlo apropiadamente, especialmente con bebés pequeños. Así protegerás a tu bebé y te protegerás también porque estarás usándolo correctamente siguiendo las instrucciones y alerta del bienestar de tu bebé.


Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. ¡Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en  http://www.facebook.com/ayuportabebes  ¡gracias!