Buscar este blog

Porqué no llevar al bebé en posición de cara al mundo




Los portabebés y sus posiciones para usarlos. En el día a día de AYU, muchos padres acuden a nosotros preguntándonos cuál portabebés de nuestra gama es el más indicado, a lo que respondemos dependiendo de si se trata de un bebé pequeño o grande y de las necesidades del porteador porque es diferente la función que cumple un portabebés para el ir y venir de tu rutina diaria con un bebé pequeño a la que cumple un portabebés que usas para salir a un paseo largo con un bebé grande. 



www.nenesdeleche.org
Posición de cara al mundo en portabebés. Foto tomada de internet.

Algunos de ellos nos preguntan también cual es el cargador más indicado para llevar a su bebé de cara al mundo ya que a sus pequeños les gusta explorar o descubrir su entorno con su espaldita contra la barriga de quien lo carga e incluso vemos con bastante frecuencia que los portabebés son utilizados con los bebés mirando al exterior. Siempre les respondemos que aún cuando muchos de los portabebés que vemos en el mundo, algunos ergonómicos, algunos convencionales y algunos que traen incluso instrucciones y publicidad mostrando lindos bebés con su cuerpo mirando hacia afuera, la posición de cara al mundo puede no ser tan conveniente.

Si bien es cierto que a muchos pequeños les gusta mirar alrededor y el estar al nivel de quienes los llevan les da una posición panorámica privilegiada, la posición mirando hacia el mundo no es la preferida por los instructores de porteo, salvo que se cumplan ciertos parámetros de ergonomía, siendo más aptas múltiples posiciones seguras que también lo permiten. 

Estas son algunas de las razones que algunos expertos exponen de porqué no llevar a tu bebé mirando hacia afuera:


  • La posición mirando al mundo no es segura y no brinda soporte a la columna del bebé, la cual está en crecimiento y desarrollo. 
  • El bebé puede recibir demasiado estímulo. Al mantener una posición fija no es capaz de controlarlo y acurrucarse en los brazos de quien lo lleva o esconderse, circunstancia que los puede poner muy irritables.
  • Tampoco permite al bebé quedar sentado en una posición que suministre soporte para su cola y sus piernas. 
  • Al no respetar la posición mirando al mundo una posición natural de desarrollo, la columna se podría lesionar, cuando la posición ergonómica correcta que se utilizaría en un portabebé respeta el desarrollo natural de las caderas del bebé en crecimiento. Incluso en un varoncito podría generar problemas en los testículos, porque su entrepierna es arrastrada hacia arriba por la tela del portabebé.
  • También fuerza la espalda del bebé en contra del pecho de quien lo lleva en el cargador y esto va en contra de la naturalmente redondeada posición de su espalda y no le permite un adecuado control de su cabeza si se duerme.
  • Esta posición no favorece a quien portea porque cambia su centro de gravedad hacia abajo y lejos, dando la sensación de que el bebé es más pesado y no la sensación de que el cuerpo del bebé es una prolongación del cuerpo del cuidador.
Hay otras posiciones también cuestionadas que permiten que el bebé mire al mundo. Es el caso de la posición "Buda", en la que el bebé mira al mundo pero con sus piernitas cruzadas y no con sus piernitas colgando. Permite que el peso del bebé esté soportado por sus nalgas  en vez de estar soportado por la entrepierna y suele usarse con bebés que se sientan pero está en desuso porque es difícil cuidar  que sea segura y que la cabecita del bebé tenga el soporte suficiente, por más de que se proteja con tu brazo o que verifiques que sea respetada la curvatura natural de su columna o incluso teniendo cuidado de que la tela forme bien un bolsillo de asiento en el que quepa el bebé. Si además vemos que no se puede usar regularmente porque transcurre poco tiempo desde que tu bebé se sienta hasta que ya no cabe con sus piernitas cruzadas, de lejos se observa que sería muy extraño ver porteadores usándola.

Conclusión

Si vemos las características del cuerpo de un bebé en desarrollo, con su espalda curva y sus rodillas flexionadas y piernas abiertas, un buen uso de un portabebés debe permitir que las piernas del bebé queden más elevadas que su colita, en forma de "M" mayúscula o  "posición ranita" y no utilizando una posición que sitúe todo el peso del bebé en la entrepierna y la base de su columna vertebral que está en desarrollo, comprimiéndola. Si vemos que un bebé necesita soporte en su cabeza mientras la sostiene y que su cuerpo esté alineado así su espalda se encuentre redondeada, en caso de utilizarse la posición de cara al mundo, el bebé nunca debe tener sus piernas estiradas, sino en abducción y flexionadas. Existen tecnologías que facilitan esta posición mirando al mundo y en caso de que no, el usuario debe imitarla. Algunas personas la usan por períodos muy cortos y vigilan si el pequeño tiene ya demasiado estímulo para cambiar de inmediato su posición.

En todo caso, los portabebés tienen variadas posiciones en las que tu bebé puede ver el mundo adecuadamente sintiéndose cómodo y estando seguro en tus brazos y "cerca de tu corazón y de tus besos". Por ejemplo, la posición a la cadera en un pouch, una bandolera, un fular, un portabebé asiático como el Mei Tai o un portabebés ergonómigo de estructura suave tipo mochila. 

Otra posición que le facilita una visión del mundo es en la espalda o incluso al frente (pero mirando hacia ti), las cuales le permiten al bebé mirar por encima de tu hombro cuando lo desee o acomodarse para no recibir mayor estímulo.

Y es que con tantas restricciones se puede deducir que son preferibles,  más seguras y ergonómicas otras posiciones ¿verdad?

Tu portabebés se convierte en una “AYUda” segura para cargar a tu bebé con las manos libres, si conoces el modo correcto de usarlo y lo haces con responsabilidad.

Por: Valeria Calderón, mamá, educadora certificada y abogada con énfasis en salud reproductiva. 
Consúltame en: info@babyayu.com. Sígueme en: https://twitter.com/nenesdeleche, en Facebook: @ayuportabebes y en instagram: https://www.instagram.com/nenesdeleche/

Alt="Nenes de leche"
       




Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. ¡Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com ¡gracias!