Buscar este blog

Fular: Instrucciones doble hamaca adelante


FULAR
DOBLE HAMACA ADELANTE





El fular es un excelente cargador que respeta la postura fisiológica del bebé. Consiste en un tramo de tela corta, mediana o larga que sirve para cargar al pequeño mediante amarres que lo sujetan, permitiendo las manos libres y repartiendo el peso del pequeño de manera equilibrada. Es muy versátil porque permite varias posiciones adelante, a la cadera y a la espalda y puedes usarlo desde el nacimiento del bebé y durante mucho tiempo. Además, el mismo fular puede ser usado por personas de diferentes tallas. 


Doble hamaca adelante

La doble hamaca es un nudo de dos capas fresco y cómodo que puedes utilizar para cargar al bebé por largo rato o hacer largas caminatas. Sirve para recién nacidos porque las dos capas sujetan al pequeño sin presión en su nuca y columna y también sirve para bebés mayores porque sus capas y nudo soportan peso. Este bonito anudado recoge el cuerpo del bebé con dos bandas (o hamacas) de tela: la primera forma la bolsa y luego la tela que viene de la banda del pecho la refuerza. Puedes usarlo con fulares elásticos y tejidos.







 

Alza al bebé al frente y ubícalo en el centro de tu cuerpo. Cúbrelo con la tela y sin soltarlo lleva una tira por encima de tu hombro. (La parte de tela que lleves por encima de tu hombro debe ser un poco más corta que la del otro extremo). Forma la bolsa que le servirá de asiento al pequeño metiendo la parte inferior de la tela que cubre su espalda debajo de sus nalgas pero sin cubrir completamente sus piernas.


Sin dejar de sostener al bebé, lleva hacia tu espalda (por debajo de tu axila) la parte más larga de la tela que cubre al bebé y sostenla con tu brazo para que no se caiga. Sujeta al bebe con ese mismo brazo. (El extremo opuesto de la tela sigue reposando sobre tu hombro).


 
Con tu otra mano envuelve tu espalda mientras vas tensionando la tela.



Sin dejar de ajustar, trae la tela nuevamente hacia adelante para empezar a formar la segunda capa (o hamaca) que también cubrirá el cuerpo y nalgas del bebé.


Despliega bien la tela para que cubra todo el cuerpo del pequeño y cubre tu hombro libre.



Si tomas el extremo por el borde inferior, podrás fácilmente darle la vuelta a la tela de manera que quede mirando hacia adentro para otorgarle mayor sujeción al anudado, pero sin descuidar la bolsa que le sirve de asiento al bebé. Sin soltar al bebé, cambia de mano y acomoda de la misma manera el otro extremo del fular.
Nota: También puedes darle la vuelta a las franjas desde el comienzo del nudo.



Con tu mano libre trae la tira de tela que cae hacia atrás desde tu hombro, cruzándola por tu espalda hacia adelante. Ajusta y sostenla con la misma mano con que sostienes al bebé. Ahora cambia de mano con que sostienes al bebé y la tira, y trae la otra franja hacia adelante. La tela se verá en tu espalda en forma de “X”.



Verifica que el bebé esté bien sostenido por la tela y estira nuevamente las franjas para ajustar. Al tiempo o una por una.



Cruza las tiras por encima de las nalgas del bebé y llévalas hacia atrás por debajo de sus piernas. Haz un nudo doble.

Compra tu portabebés en tienda.babyayu.com y....
¡A disfrutar del porteo seguro!




Imágenes y textos exclusivos de Portabebés AYU protegidos por una licencia y por normas sobre propiedad intelectual. Prohibido su uso comercial


Alt="Nenes de leche"

       Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.











Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!