Buscar este blog

Posición de cuna: Riesgos de su uso en portabebés



Algunas consideraciones sobre la posición de “cuna” o el bebé acostado en un portabebé
Los bebés suelen ser llevados comúnmente en posición de cuna, aunque usualmente los bebés no permanecen en ella por períodos largos de tiempo. Cuando de portabebés se habla, se prefiere la posición vertical hacia adelante con el bebé mirando a quien lo lleva. Sin embargo, no es extraño que quien lleva al bebé en un portabebé quiera imitar la posición reclinada, posición que por los riesgos que conlleva, requiere de algunas advertencias:


Por Valeria Calderón, educadora certificada.

Respiración libre de obstáculos
El mentón del bebé debe estar separado de su propio pecho para quedar despejadas su vías respiratorias, debido a que por el peso de la cabeza del bebé y ante su imposibilidad en los primeros meses de dominar sus músculos, no le es fácil acomodarse de una manera que permita liberarlas si por algún motivo se obstruyen. La posición de cuna dentro de un portabebés correctamente implementada no suele generar riesgos por si sola. Sin embargo, en ocasiones es recomendada junto al uso de almohadas o soportes que además de elevar el riesgo, causan incomodidad por la necesidad de estar ajustando al bebé permanentemente. También obliga a quien lleva al bebé a conocer muy bien la manera en que se lleva a un bebé acostado dentro de un portabebés y a no quitarle sus ojos de encima ante cualquier riesgo de asfixia posicional.
En caso de que quien lleva al bebé en un portabebé decida usar la posición de cuna, sugerimos se utilice por períodos cortos de tiempo o solo para amamantar y de manera correcta. En caso de llevar al bebé en esta posición, el pequeño puede estar con su cabeza mirando a las anillas o del lado contrario (sujetado con la otra mano).
Sano desarrollo de la cadera
El riesgo de displasia o luxación de cadera en un bebé es mayor cuando una posición no saludable se mantiene durante largo tiempo. La posición de cuna con las piernas estiradas del bebé, puede resultar forzada y afectar el desarrollo natural del cuerpo del pequeño y así como causar inestabilidad general o aflojamiento de las articulaciones de la cadera, ya que es difícil lograr una posición ergonómica por la imposibilidad de imitar la posición ramita.

Reflujo

La posición de cuna no contribuye cuando el bebé presenta problemas de reflujo, siendo preferible la posición vertical.

Ejemplos de cómo se utiliza la posición de cuna de manera incorrecta


Incorrecto

Esta es la posición de cuna utilizada de manera incorrecta. La cara del bebé siempre debe estar descubierta, circulando aire en todo momento. Posición no apta para bebés con displasia de cadera.
Incorrecto

El bebé debe estar  arriba de tu cintura, cerca de tu corazón y de tus besos, no muy abajo.
Incorrecto

El bebé debe estar visible permanentemente. Si vas a amamantar al bebé en el cargador, vigila que su cara no esté comprimida por la tela y tu pecho y que el portabebés esté lo suficientemente aflojado. Reposiciona al bebé luego de terminar de amamantarlo.


Incorrecto
El bebé debe estar  arriba de tu cintura, cerca de tu corazón y de tus besos, no muy abajo.

¿QUIERES COMPARTIRLO?
Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. ¡Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en:
http://www.facebook.com/ayuportabebes 

¡Gracias!