Buscar este blog

Trucos de seguridad y conducta para Halloween


Halloween es una fiesta de disfraces que se ha popularizado mucho. En el "día de los niños” se usan atuendos creativos y divertidos, hay fiestas, eventos y festines de dulces que los niños no suelen obtener el resto del año (o se comen todos los dulces que sus padres no les ofrecen durante el resto del año). Los mayores no nos quedamos atrás y aunque también comemos dulces, los que guardamos la línea preferimos lucir un disfraz y divertirnos.



Atl="Portabebes AYU"
Foto cortesía de Claire Pedroza para AYU. 

Recientemente estuve en una fiesta disfraces y pude observar espectaculares atuendos trabajados con creatividad y delicadeza como el de unas estatuas vivientes que parecían de verdad salvo porque respiraban, o el disfraz de una diosa griega con un cabello hermoso y largo que caía en cascada por su espalda (me dijo que la peluca le pesaba mucho). Me divertí mirando a dos mujeres disfrazadas de gatas que se la pasaron estirando las manos y ronroneando, a los calvos usando mechas largas y a mi amigo Elvis Presley que se acercaba a las chicas y se presentaba con su nombre falso besando sus manos al mejor estilo Elvis. Me espantó un pirata que llevó un cuchillo que sacaba a cada rato (de plástico, menos mal) y lo ponía en el cuello de cuanto inocente pasaba por su lado. Los vampiros se veían muy graciosos cuando sonreían mostrando sus colmillos (no se cómo harían para comer), la mayoría de los altos ejecutivos llevaban disfraces de super héroes (por alguna razón) y los presos parecían recién escapados de la cárcel (quien sabe que delitos se estarían imaginando en sus cabezas).

alt=”Seguridad infantil durante Halloween"



Al día siguiente llevé a mis hijos a una fiesta infantil de disfraces y pude ver hermosas princesitas jugando muy alegres lejos de los super héroes, todos pasando momentos geniales (por separado como es propio a esas edades). Pero también pude observar niños con disfraces tan elaborados que les impedían moverse o que les producían calor, niños que no llegaron a tiempo al baño (y lucieron su disfraz por corto tiempo) y niños que andaban con tarros de espuma en aerosol atacando a cuanto inocente pasaba por ahí (al estilo pirata en la fiesta de adultos), además con su cara cubierta por máscaras y a quienes los organizadores les llamaban constantemente la atención.

Románticos, sexys, divertidos, enigmáticos, aventureros, salvadores y clásicos, disfraces hay para todos. Aquí encontrarás algunos “trucos” para que los eventos infantiles alrededor de Halloween sean un éxito:

Para los niños pequeños
  • Escojan juntos disfraces simples, de pocas piezas, sin muchos adornos, cierres, broches o botones que el pequeño no pueda manejar solo si por ejemplo tuviera que ir al baño, con los que pudiera lesionarse. 
  • Ten precaución con pinturas o maquillajes que pudieran causarle alergias.
  • Si el niño suele tener accidentes, un pañal puede ser útil para que no sea necesario retirar su disfraz en caso de que se ensucie y tener que cambiarlo con ropa menos interesante para él.
  • Hay niños que no desean utilizar el disfraz pero cambian de opinión al ver a sus amiguitos disfrazados. Puedes enviar el atuendo en una bolsa con su nombre para que tenga la oportunidad de ponérselo si cambia de opinión.
  • Es posible que luego de la fiesta el pequeño esté cansado y sobre estimulado por la emoción de la fiesta (y por los dulces). Es bueno permitirle llegar a su casa a descansar y no programar otras actividades.
Para los niños mayores
  • Si pueden llegar al evento con los disfraces puestos evitarán interrupciones o perderse las actividades, especialmente si tiene lugar en el colegio.
  • El uso de disfraces que incitan violencia, como disfrazarse de terrorista o con elementos y carteles que vayan en contra de alguna religión, etnia o cultura, son absolutamente inadecuados tanto para niños como para grandes. De igual manera el mensaje no es de paz cuando se lleva armas o cuchillos, así sean de juguete, especialmente si el personaje, muy apersonado del papel los acerca al cuello de alguien, como nuestro amigo (o enemigo) pirata. Si la cara no está tapada por tela o máscaras, (en algunos lugares lo exigen), será más fácil descubrir a alguien si hace alguna pilatuna. Los sprays con espuma, laca o pintura para el cabello, sprays con maquillaje, sangre falsa, cuerdas, etc. pueden ser muy molestos y utilizados de manera agresiva (como los niños del mencionado evento).
  • Los monopatines, patines y demás pueden causar accidentes.
  • Los animales pueden sufrir si se les lleva a un lugar extraño o pueden atacar a alguien. Para nada son un complemento de un disfraz.
  • Los disfraces con contenido sexual explícito o sugestivo no son apropiados para menores.
Los dulces

Es posible tener control sobre la cantidad de dulces que comen los niños y permitir que los consuman de manera moderada.
  • Si sueles ofrecer dulces a tus hijos en casa, puedes evitar hacerlo durante estas fechas, seguramente llegarán con muchos. 
  • Ofrece comida saludable antes de que consuman dulces y evita que los ingieran de noche.
  • Lavarse los dientes con frecuencia contribuye a disminuir el riesgo de caries dental.
  • Y si eres de las personas anti dulces pero no quieres arruinar su diversión, puedes proponerles un intercambio o "trato por truco": dulces de azúcar refinada por dulces elaborados con ingredientes más saludables, o dulces por pequeñas sorpresas
Y si no van a ninguna fiesta y van a salir a pedir dulces por las calles cantando el “triqui triqui”, aquí algunos "trucos":
  • Es mejor salir en grupo y siempre acompañados por adultos.
  • Tener a la mano un medio reflexivo para evitar que se los lleven por delante.
  • No entrar a ninguna vivienda extraña.
  • No aceptar dulces cuya procedencia se desconozca.
¿Alguna idea o reflexión que quieras compartir sobre Halloween?

Alt="Nenes de leche"
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.







Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!