Buscar este blog

Fulares portabebés: ¿tiras por fuera o por dentro?

El fular elástico es muy popular para introducirse en el mundo del porteo con bebés pequeños. Suele estirar en varias direcciones y es muy suave al tacto. El fular rígido (o tejido) es estructurado, suele estirar en diagonal y se puede usar con bebés chicos y grandes. Ambos tipos de fular son muy versátiles y se usan con variados nudos. Algunos de los más comunes son la "Cruz envuelta" o "Cruz envolvente".

PALABRAS CLAVE
  • Cruz envuelta o envolvente: Es un tipo de nudo que se usa con fulares elásticos y rígidos. 
  • Preanudado: Es un nudo preformado que se usa mucho con fulares elásticos al hacer la cruz envuelta con las tiras por dentro.
  • Tiras por dentro: El preanudado se puede hacer llevando los extremos de la tela que se usa para anudar el fular, cruzadas por dentro del bolsillo central o franja horizontal, formando una "X". Así:
Fular con las tiras por dentro. 
Muñeca portabebé marca AYU 
  • Tiras por fuera: La cruz envuelta se puede llevar con las tiras cruzadas por fuera. Las franjas quedan anudadas alrededor del bebé. Así:
Fular con las tiras por fuera. 
Muñeca portabebé marca AYU

Habiendo entendido las palabras clave, ahora vamos a profundizar:

LA CRUZ ENVUELTA CON LAS TIRAS POR DENTRO

Cruz envuelta preanudada. Fular elástico marca BOBA Ref: "Grey".

Este nudo, que en inglés se llama "Pocket wrap cross carry (PWCC)", se ve mucho en quienes empiezan a portear con fulares elásticos y bebés pequeños, porque es un nudo flexible y se adapta. Cuando utilizas este tipo de nudo preanudado, el fular elástico se mantiene fijo, permitiéndote meter y sacar al bebé adentro y afuera del portabebé según la necesidad, sin tener que ponerte y sacarte el fular. Es como si hiciera parte de tu ropa.

Los fulares rígidos o tejidos no suelen ser lo suficientemente elásticos como para ajustar las tiras cómodamente por dentro del bolsillo central. Por ese motivo, los usuarios porteadores prefieren la cruz envolvente con las tiras por fuera cuando se trata de fulares rígidos; se necesita elasticidad para acomodar cómodamente las tiras por dentro y meter al bebé.

Aprende a hacerlo: 
Paso a paso ilustrado.
Video, cortesía de Elena López, de Monitos y Risas.
  • El ajuste
Es muy importante que el bebé quede colocado con un suficiente ajuste. Como el nudo es preformado; no se va midiendo y ajustando con el bebé encima mientras se va haciendo, como sucede con otros nudos y puede ser dificultoso calcular la medida de su soporte previamente. Si queda muy suelto, sumado al hecho de que la tela puede ceder un poco con el peso del bebé, puede ser engorroso ajustarlo después y será incómodo, además de inseguro. Si el nudo va muy apretado, la tela, que es elástica, tendrá un sobre esfuerzo al ser estirada para que quepa el bebé.
  • Observa cómo va sentado el bebé
Una incorrecta colocación podría hacer que el bebé vaya sentado en las tiras cruzadas que van por dentro. Para que la entrepierna del bebé no sea la única que esté soportando el peso o el pequeño quede suspendido de allí, es importante extender bien las franjas para que cubra, no solo todo su cuerpo, sino cada una de las corvas*. De esta forma, las capas que forman el nudo estarán extendidas, además de ayudadas por el bolsillo central para un suficiente soporte, otorgando el beneficio adicional de facilitar que las rodillas del bebé estén más altas que las nalgas, en una posición ergonómica.

* La corva es la parte de cada pierna que se encuentra opuesta a la rodilla, en otras palabras, por donde se dobla.
  • ¿Calor?
El preanudado viene con tres capas. Es decir, las tiras se cruzan por dentro y se refuerzan con el bolsillo central, de manera que otorga abrigo. Y los fulares elásticos pueden estar confeccionados con Spandex o elastano, que también abriga, aunque hay fulares elásticos muy frescos de 100% algodón.

LA CRUZ ENVUELTA CON LAS TIRAS POR FUERA

En inglés se llama "Front wrap cross carry (FWCC)" y puedes realizarla tanto con fulares elásticos como con fulares rígidos. Los bebés pequeños van muy cómodos con este tipo de nudo, que te será posible realizar con una o tres capas.

Aprende a hacerlo:

Paso a paso ilustrado.
Video, cortesía de Elena López, de Monitos y Risas.
  • Con una capa:
La cruz envuelta es de una capa, cuando la "X" que forma las tiras que está por fuera. Las franjas se acomodan por debajo de las nalgas del bebé. Así:

Cruz envuelta, tiras por fuera, de una capa. 
  • Con tres capas:
La cruz envuelta es de tres capas, cuando extiendes la tela de las tiras totalmente por el cuerpo del bebé, de corva a corva. Así:


Cruz envuelta, tiras por fuera, de tres capas.

  • Ajuste 
Al armar el nudo, las franjas laterales se trabajan por secciones para un buen soporte y se ajusta banda por banda en cada extremo, para disminuir la holgura y otorgar firmeza.

Puede suceder que no se haya ajustado lo suficiente, o que al momento de cambiar de un nudo de una capa a un nudo de tres capas se afloje. En estos casos, es viable acomodar nuevamente sin mayor dificultad, deshaciendo el nudo doble que lo termina y estirando las bandas nuevamente para volver a anudar.

También es común observar con los fulares elásticos, que el nudo se afloja luego de intentar darle sujeción varias veces o notar que el bebé empieza a rebotar. Esto suele pasar cuando el bebé ya pesa lo suyo (usualmente a partir de 9 kg). Tal vez es hora de empezar a cambiar de fular (no de nudo) y pasarse a un fular semielástico o híbrido, que resiste más peso; o a uno rígido.
  • Soporte a la cabeza del bebé
Los portabebés ergonómicos hacen viable el soporte a la cabeza del bebé. Es muy importante que la cara del bebé esté siempre visible.

Puedes hacerlo tomando uno de los dos pliegues laterales que viene desde tu hombro, (los que corren vertical). Es importante revisar la tensión, de manera que la cabeza del bebé esté cómoda. Así:

La franja lateral de la cruz envuelta con las tiras por dentro, otorga soporte a la cabeza del bebé. Fular elástico marca AYU

También puedes dar sostén a la cabeza del bebé, tomando la franja central. Es decir, la que forma el bolsillo, y levantarla un poco, e incluso enrollarla. Esta manera de dar soporte a la cabeza del bebé resulta muy cómoda porque no es muy apretada y brinda un buen apoyo. Así:

La franja central de la cruz envuelta con las tiras por fuera, otorga apoyo a la cabeza del bebé. Fular rígido marca Hoppediz

Recomendaciones generales para todo tipo de fulares

Sea cual fuere el nudo a elegir, el bebé no debe quedar apoyado lejos de ti, entre más cerca y alto esté el bebé, menos peso sentirás en tu espalda y hombros.

Con cualquier tipo de nudos, mantener la tela lisa y plana contra ti y el bebé bien posicionado. Los pliegues o giros ocasionan puntos de tensión.

Cuando hagas los nudos, recuerda:
  • Buen ajuste.
  • A la vista.
  • Lo suficientemente cerca como para darle un beso.
  • El mentón lejos del pecho.
  • Buen apoyo a la cabeza y espalda del bebé.
¿No sabes qué nudo hacer?

Experimenta con cada uno, ¡y elige el mejor! Feliz porteo.

Para información adicional sobre instrucciones y seguridad visita:

Alt="Nenes de leche"
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.







Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!