¿DE DONDE VIENE LA PALABRA AYU?

Durante la crianza de mis hijos he experimentado los beneficios de llevarlos en brazos con varios tipos de portabebés por la tranquilidad y alegría que les trae, por la cercanía, por el desarrollo de nuestro vínculo y por la facilidad con que se utilizan. La respuesta ha sido muy positiva; espero que AYU los haga tan felices como a nosotros.
 
Por parecerme además una historia tierna, quiero compartir contigo el nombre "AYU", que no nació propiamente de la combinación de letras correspondientes a apellidos, o a la composición de una sigla especial.

Su origen nace de un bebé de diez meses, quien sin siquiera saber gatear, "saludaba" con alegría a sus abuelitos con la expresión o sonido "AYU". Cuando comenzó a hablar, no olvidó su expresión para referirse a ellos y hoy en día así continúa llamándoles. Sebastián, es el niño que trajo a nuestro diccionario familiar este vocablo, que ya lo ha heredado su hermanita y por su puesto mis hijos, sus primitos.
 
Haciendo un juego de palabras, descubrimos posteriormente que las primeras tres letras de la palabra "ayuda" son "ayu", característica primordial de nuestros portabebés y se parece también a "Wayuú", una de las comunidades indígenas con las que trabajamos.
Valeria.

Comentarios

Entradas populares