Lactancia materna y madre que trabaja fuera de casa. Cinco puntos importantes:

Imágenes como ésta tomada en Francia en 2010 a Licia Ronzulli, Eurodiputada del Parlamento Europeo quien fue aplaudida al acudir a votar con su bebé en brazos (utilizando un fular), son cada vez más comunes e invitan a las mujeres a conciliar su vida laboral con su vida familiar. 

www.nenesdeleche.com
Foto tomada de internet

Surge la pregunta de si llegar con un bebé y ser aplaudida, debería ser algo de resaltar o si se trata simplemente de una parte del día a día de una mujer trabajadora que es madre y que necesita satisfacer las necesidades mutuas de cercanía y alimentar a su bebé. Junto con la felicitación también vienen críticas, surgiendo también el interrogante de la causa de las miradas de desaprobación.

Lo cierto es que el mundo va implementando estrategias y recomendaciones para elevar el empleo femenino, promover una mayor presencia de las mujeres en los puestos de responsabilidad en las empresas, reducir las diferencias salariales y luchar contra la violencia de género. Y las madres trabajadoras vamos abriendo caminos. 

Es un gran reto para una mamá el trabajar y amamantar, ya que en algunos países, la terminación de la licencia de maternidad coincide con el tiempo en que el bebé todavía se alimenta exclusivamente de leche materna. A raíz de estas noticias, quise escribir sobre cinco puntos que creo importantes deben conocer las madres que trabajan y amamantan a la vez:

1. Acude a grupos reconocidos de apoyo a la lactancia materna  para informarte sobre la importancia de la lactancia exclusiva por lo menos seis meses, las ventajas de mantenerla y los eventuales problemas de prescindir de ella. También podrás aprender sobre técnicas de extracción y conservación de la leche humana.

2. Revisa tus derechos laborales como madre trabajadora: Licencias de maternidad, horarios de lactancia durante el trabajo o reducción de la jornada para amamantar; habilitación de una zona especial, privada y tranquila para que puedas extraerte leche para extraerla, almacenarla y conservarla o mantener tu producción y demás.

3. Programa con anticipación la manera en que van a cuidar a tu bebé y da instrucciones sobre cómo debe ser alimentado.

4. Mientras transcurre tu jornada de trabajo, trata de extraerte leche en los momentos en que tu bebé la tomaría, para guardarla y transportarla, así como para mantener la producción.

5. Amamanta mucho cuando te reencuentres con tu bebé y durante la noche.

Tal vez quieras leer: 
Claves para implementar una sala amiga de la Familia Lactante en el Entorno Laboral, Colombia. 


Con información y apoyo, lograrás abrirte camino y desenvolverte en la aventura de la crianza y el trabajo, ya sea desde casa, desde un lugar donde todos puedan verte con tu bebé o desde un lugar donde respeten tus derechos sexuales y reproductivos en un ambiente digno en el que puedas manejar la separación transitoria con tu bebé.


Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios