Iniciativa IHAN para una lactancia feliz: Paso seis

UNICEF y OMS trabajan en guías mundiales tendientes a la protección de las futuras mamás y personas gestantes y a sus bebés. Dentro de todas las gestiones buscan garantizar que los bebés puedan estar en contacto con ellas luego del parto inmediato, en condiciones idóneas.

Estas guías buscan que la atención se centre en el desarrollo y en la familia (CCD), con atención de calidad y con centros de salud que se preocupen por proteger el bienestar de los bebés prematuros que padecen largas hospitalizaciones, así como también la proximidad y el amamantamiento. Lo hacen con información precisa y entendible, base de decisiones informadas. Además con estrategias como la de los hospitales amigos de los niños (IHAN), que actualmente se conocen como la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la lactancia. Estas iniciativas tienen aplicaciones locales, con otras, como la certificación IAMII (Instituciones Amigas de la mujer y de la infancia con enfoque integral). Colombia es ejemplo de su aplicación. 

Las entidades mundiales de apoyo a la lactancia han desarrollado guías de implementación para que los centros de salud puedan brindar de forma óptima estos cuidados con la iniciativa de los Diez pasos hacia una lactancia feliz. Esta es la quinta entrega del análisis de aquellos pasos actualizados

6 de 10 pasos para una lactancia exitosa. Adaptado por AYU al español de Who.int

Paso 6
Suplementación

El paso sexto de los diez pasos para lograr una lactancia exitosa de la OMS 
se refiere a evitar ofrecer a los recién nacidos otros alimentos o bebidas diferentes a la leche humana, a menos que haya una indicación médica bajo una línea de protocolos, caso en el cual, también se requiere apoyo individual impartido por profesionales de salud cualificados.

¿Qué pasa con los suplementos?
 La indicación médica de ordenar suplementos se ve respaldada en que (salvo por decisión autónoma y libre de no amamantar), son muy pocos los casos que excluyen la lactancia o requieren de complemento. También porque los sucedáneos de la leche humana que son otorgados sin necesidad, ponen tropiezos a la lactancia, en particular, con el establecimiento de la misma y la regulación de la producción. 

Las guías de la OMS, señalan que el estómago del recién nacido es muy pequeño y se llena fácilmente. Al ser alimentado con suplementos distintos a la leche humana, mama con menos fuerza, el estímulo por ende es menos eficaz, afectando la producción de leche y haciéndola insuficiente. Si los hospitales se cuidan de ofrecer fórmulas lácteas sin motivo, los bebés tienden a ser amamantados más tiempo. También se evitan los riesgos de enfermedades, bacterias que hacen daño y alteración de la microflora intestinal del bebé. Por lo mismo, el personal de la salud debe revisar si eventualmente hay algún signo de ingesta insuficiente de leche, ya que la falta de recursos, tiempo o conocimiento no es motivo para indicar suplementos. 

Algunos de estos eventos que motivan la suplementación son:
  • Separación
  • Condiciones como galactosemia, fenilcetonuria o enfermedad de la orina de jarabe de arce.
  • Hipoglucemia.
  • Deshidratación.
  • Pérdida excesiva de peso inicial del bebé (más del 8-10%).
  • Problemas de agarre que impiden al bebé alimentarse, por ejemplo alguna malformación congénita.
  • Cuando la leche no baja pasados cuatro o cinco días de ocurrido el parto.
  • Medicamentos o sustancias contraindicadas para la lactancia.
  • Cuando no media el deseo de amamantar.
Adicionalmente, en vez de ofrecer como primera medida suplementos de leche artificial, los centros de salud deben priorizar la leche humana de donantes a través del banco de leche. 

Cuando un bebé amamantado necesita algún suplemento temporal, la asesoría consiste en proteger la lactancia manteniendo la producción a través de la extracción, de manera que pueda continuarse con la lactancia. Esto es importante, en particular cuando hay alguna separación, ya que la extracción permite además evitar congestión. Motivar el estímulo, no obstante las dificultades, será de gran apoyo para mantener la lactancia. 

Si no se desea amamantar
Como hay personas que desean libremente alimentar a sus bebés con otros preparados, la ayuda aquí consiste en que puedan hacerlo de manera segura. Si la intención en mantener una lactancia mixta, conviene explicar que los suplementos disminuyen la producción de leche y que puede haber confusión de succión cuando se utilizan tetinas y biberones. La información incluye apoyo sobre cómo mantener el suficiente suministro. 
Si la intención de no amamantar es total, la información sobre las ventajas de la lactancia preceden decisiones informadas. Es importante saber preparar, manipular y conservar los suplementos para una alimentación segura.  


Bibliografía:

DiGirolamo AM, Grummer-Strawn LM, Fein SB. Effect of maternity-care practices on breastfeeding. Pediatrics. 2008;122(Suppl. 2):S43–9. doi:10.1542/peds.2008‑1315e.

Salvatori G, Guaraldi F. Effect of breast and formula feeding on gut microbiota shaping in newborns. Front Cell Infect Microbiol. 2012;2:94. doi:10.3389/fcimb.2012.00094. 

Nylander G et al. (1991) Unsupplemented breastfeeding in the maternity ward: positive long-terms effects Acta Obstet Gynecol Scand 70: 205-209.
Martín Calama, J. Y cols. (1997).

Organización Mundial de la Salud (1992) Anexo a los Criterios Globales de la Iniciativa Hospital Amigo de los Niños (A39/8 Add.1) Ginebra: OMS 122-135.

Organización Mundial de la Salud, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. Razones médicas aceptables para el uso de sucedáneos de leche materna. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2009. (WHO/NMH/NHD?09.1, WHO/FCH/CAH/09.1; 



Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios