Buscar este blog

Bandolera a la espalda: Instrucciones paso a paso

La posición "a la espalda" en un portabebés estilo bandolera correctamente utilizada, permite despejar tu parte delantera para realizar actividades como atender y jugar con otros pequeños. Se trata de una técnica avanzada que requiere habilidad y práctica para llevarla a cabo, recomendada para llevar preferiblemente a pequeños que se sientan solos sin ayuda, que tienen un buen control de su cuerpo y un buen tono muscular. Es óptimo usar esta posición con bebés que cooperan y disfrutan cuando son llevados a la espalda y que además están acostumbrados a ser porteados, en particular con la posición a la cadera.





Introduce al bebé dentro de la bandolera, alzándolo de manera vertical frente a ti sobre tu hombro contrario al de la argolla como se indica en la posición adelante. La tela de atrás debe estar bien desplegada y las anillas situadas en la espalda atrás de tu hombro porque terminarán deslizandose a la altura de tu clavícula al terminar los ajustes.



Traslada al bebé hacia tu cadera, de manera que sus nalgas queden por encima de tu ombligo, justo por encima de tu hueso ilíaco, con una pierna adelante y otra atrás. Acomoda bien la tela para cubrir la espalda y cuerpo del bebé. Ajusta.


Pasa tu brazo que está más cerca de él hacia adelante, inclínate ligeramente y traslada al bebé hacia tu espalda. Acomoda el portabebés.



Todavía sosteniendo al bebé con tu otra mano, ajusta la bandolera estirando la franja que pasa por las argollas en cada uno de sus extremos, halando primero hacia arriba y luego hacia el lado la parte de la tela que está más cerca del bebé y luego templando el lado opuesto y central de la franja que cuelga. Verifica que la tela que le da asiento a las nalgas del pequeño esté bien formada y lo suficientemente ajustada y que el cuerpo del bebé tenga un buen cubrimiento, verificando además que la posición "ranita" o "M*" del bebé esté correcta, para respetar la posición natural de sus piernas y la curvatura natural de su espalda.

Recomendación: 
  • Al utilizar esta posición el bebé debe estar a gusto con ella para que sea fácil situarlo con seguridad.
  • Ten la precaución de estar pendiente de al usar esta posición cuando haya objetos cerca para evitar el contacto con ellos y la posibilidad que el pequeño pueda alcanzarlos.
  • La posición a la cadera en una bandolera es cómoda y segura y algunos la prefieren frente a la posición a la espalda. Si te gusta mucho llevar al bebé en la espalda, puedes probar un fular rígido, un Mei Tai (portabebés asiático), o una mochila ergonómica que brindan una magnífica sujeción.

* Posición "ranita" o "M": Se trata de la posición propia de los bebés y la más saludable para su cadera con las piernas apoyadas y las piernas flexionadas y abiertas en un ángulo de 90° a su columna vertebral, las rodillas flexionadas en un ángulo de 45° (más altas que sus nalgas) y su columna vertebral redondeada (en forma de "C"). De esta manera la columna del bebé queda libre de presión. Si es un bebé pequeño, es imprescindible no forzar la abertura natural de sus piernitas, es decir, no abrirlas de manera que su extensión vaya más allá de sus caderas respetando la abertura que el bebé pueda tener por sí mismo.

Compra tu bandolera en tienda.babyayu.com y....
¡A disfrutar del porteo seguro!

Tal vez quieras leer:



Imágenes y textos exclusivos de Portabebés AYU protegidos por una licencia y por normas sobre propiedad intelectual. Prohibido su uso comercial.

Alt="Nenes de leche"
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.










Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!