Muñecos que llevan a sus bebés con propósito de sostenibilidad

AYU es una empresa de productos y servicios que trabaja en proyectos de sostenibilidad ambiental, económica y social. Esta vez he querido referirme a los proyectos de impacto al medio ambiente de AYU, los cuales son exitosos y llevan años.



Si entras en la tienda.babyayu.com, encontrarás que muchos de los portabebés, que además están creados con tela 100% ecológica, vienen con un muñeco pequeño que lleva a su bebé de regalo. 







Estos muñecos son elaborados dentro de procesos de responsabilidad ambiental y social que hacen parte del programa premiado "AYU quiere a los niños"




Lo maravilloso es que se confeccionan con material reciclado. El exceso de producción de AYU no se desperdicia y se protege el ambiente de desperdicios, utilizándolo para confeccionar los muñecos utilizando por tercera vez tela reciclada.
 

Artesanas de población vulnerable lideradas por Gladys fundadora de Principessa Bella, se benefician de este material y ganan dinero con su arte y detalle al producirlos. Gladys nos ayuda como parte de la labor social de su propio emprendimiento.

¿Quieres conocer a este fabuloso equipo?
Gladys Versey es ilustradora de moda, mamá y abuela. Tuvo que emprender porque era una esposa cuidadora; su marido tuvo un grave accidente de tránsito y se convirtió en su enfermera por más de seis años. Como no podía salir mucho y debía sostener su hogar y encargarse de una persona absolutamente dependiente, convirtió su hobby en su modo de vida trabajando desde casa.


Gladys la fundadora de Principessa Bella


Liliana Reyes en la estación de armado


Sofía Llanos y Valeria Pérez en el relleno


Sara Páez en decoración


Martha Ruíz en corte

Como si fuera poco, la talentosa diseñadora colombiana Faride Ramos contribuye con su toque de diseño y elementos de sus propios sobrantes de confección, que le dan un carácter personalizado a estas creaciones.



La diseñadora de modas Faride Ramos


Desde hace varios años que comenzó el programa de AYU, Faride ha participado con entusiasmo y con frecuencia ofrece al equipo de AYU la sorpresa de un tesoro de retazos, que desbordan la imaginación. El programa de AYU hace parte de su contribución a la sostenibilidad.



Los muñequitos AYU se regalan también en eventos promocionales, en rifas o se venden para recaudar fondos para a su vez atender otras labores sociales. También han dado la vuelta al mundo como símbolo de programas de apoyo a la lactancia.


No son un juguete; sencillamente guardan un recuerdo de lo que es criar a los bebés brindando amor a través de los brazos. 


No son perfectos, porque son retazos los que los componen, aunque son insuperables por el gran mensaje que transmiten. A mi me gusta hacerles vestidos cuando tengo un tiempo libre.

Cuando adquieres uno de estos muñecos porque compraste un producto AYU, te lo ganaste o porque te lo regalaron, contribuyes a que podamos reutilizar material reciclado, dar trabajo a personas que necesitan vivir de su arte y apoyar causas sostenibles.
Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios

No se permiten nuevos comentarios