Buscar este blog

Cómo amamantar en una bandolera portabebé

Presentamos dos posiciones que sirven para cargar a bebés pequeños y grandes mientras se les alimenta. Al terminar de amamantar, es muy importante reposicionar al bebé de manera que su cabeza quede alta y por encima de tu pecho, sobre todo si se queda dormido y retornes a una posición vertical (postura “ranita” o "M"*). Si decides conservar la posición reclinada, te recomendamos que sea solo para períodos cortos de tiempo. Es importante que estés mirando al bebé en todo momento y recuerda siempre verificar que sus vías respiratorias estén libres. 

Estas son las posiciones en que puedes situar al bebé para amamantarlo en posición vertical y en posición de cuna y llevarlo cerca de tu corazón y de tus besos. 


Puedes dar el pecho si el bebé está situado en posición erguido o en la cadera.  



Sujeta su cuerpo con una mano, mientras que con la otra mano aflojas la tela que pasa por las argollas. Acomoda tu ropa de manera que el bebé tenga acceso al pecho. A algunas mamás lactantes les funciona levantar un poco el pecho a la altura de la boca del bebé. ¡Ya estás lista para amamantar sin tener que reclinar al bebé!



Al terminar, si es necesario puedes mover al bebé hacia el otro pecho. Puedes tapar tu pecho si lo deseas con la tela que cae de la bandolera evitando en todo momento cubrir la cara del pequeño. Cuando el bebé termine de tomar el pecho activamente, cambia al bebé de posición y ajusta la bandolera nuevamente.




Posición reclinada (de cuna) para amamantar


Acomoda tu ropa y tu pecho si es necesario, de manera que el bebé tenga acceso fácilmente.Si el bebé está situado en posición erguido o en la cadera, sujeta su cuerpo con una mano, mientras que con la otra mano aflojas la tela que pasa por las argollas. 


Toma cuidadosamente al bebé y mueve la pierna que está del lado del pecho con que vas a amamantarlo, para ubicarla justo al lado de donde se encuentra la otra pierna; así te será fácil poder reclinar al bebé.


  
Empieza a reclinar al bebé. Si es necesario afloja o ajusta la tela de la bandolera lograr más confort en la posición, vigilando en todo momento que la cara del pequeño esté siempre visible y no esté presionada por la tela del portabebés y tu pecho. En una posición correcta, su cabecita quedará descubierta, libre de tela y más alta que sus pies, siempre arriba de tu cintura. 



Con el bebé ya reclinado y espacio suficiente de tela suelta, acomoda tu pecho de forma que quede a la altura de su boca para amamantarlo cómodamente. Si el bebé es pequeño, sus piernitas quedarán por dentro de la tela; si es más grande, estarán hacia afuera. Al terminar de ese lado, puedes mover al bebé si es necesario para reciba el otro pecho. Para hacerlo, afloja nuevamente la tela sin dejar de sujetar al pequeño, alza al bebé de forma vertical y mueve su cuerpo hacia el lado de donde están las argollas de la misma forma en que lo hiciste anteriormente. Al finalizar, retira al bebé del seno y cambia inmediatamente la posición de su cuerpo alzándolo de forma vertical frente a ti, con su cabeza alta por encima de tu pecho. Acomoda el portabebé para que abarque todo el cuerpo del bebé y ajusta.
* Posición "ranita" o "M": Se trata de la posición propia de los bebés y la más saludable para su cadera con las piernas apoyadas y las piernas flexionadas y abiertas en un ángulo de 90° a su columna vertebral, las rodillas flexionadas en un ángulo de 45° (más altas que sus nalgas) y su columna vertebral redondeada (en forma de "C"). De esta manera la columna del bebé queda libre de presión. Si es un bebé pequeño, es imprescindible no forzar la abertura natural de sus piernitas, es decir, no abrirlas de manera que su extensión vaya más allá de sus caderas respetando la abertura que el bebé pueda tener por sí mismo.


Tal vez quieras leer:

Cómo armar una bandolera
Posición adelante en la bandolera de aros
Posición a la cadera en la bandolera de aros 

Imágenes y textos exclusivos de Portabebés AYU protegidos por una licencia y por normas sobre propiedad intelectual. Prohibido su uso comercial.

    

Alt="Nenes de leche"
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.











Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!