Buscar en este blog

La llegada al mundo: Tipos de parto

En la experiencia al dar a luz a un bebé influyen variables que determinarán la forma en que llegue el bebé al mundo, como el tipo de parto que se quisiera, el lugar donde se dará a luz, la decisión de hacerlo bajo la guía médica o no, la cobertura o no de servicios médicos, el tipo de embarazo y el lugar y el país donde se vive, entre otros. 
Alt="Parto humanizado"

La manera en que transcurre un parto puede variar independientemente de si hay previamente un plan de parto entendido como una manera de manifestar las preferencias en que éste se conduzca en caso de que ocurra sin complicaciones o hechos que puedan alterarlo. También dependiendo del lugar y las condiciones en que se dé. Conozcamos algunas de estas variables:

El parto vaginal: 
El parto vaginal es la forma más segura de dar a luz. El bebé nace pasando por el canal de parto y sale por la vagina, entre la semana 38 y 41 del embarazo. Es el tipo de parto esperable, salvo que haya alguna razón médica para que el bebé nazca a través de una incisión en el abdomen (cesárea), porque implica menores riesgos de infección, lesiones, hemorragias o riesgos postoperatorios, una recuperación más rápida y menos riesgos de problemas respiratorios en los bebés. 



En algunos partos vaginales se implementa, si es necesario, el uso de ventosas o forceps para que el bebé pueda pasar por el canal vaginal. Se les llama partos instrumentalizados.

El parto vaginal puede ser natural
Su inicio se da de manera espontánea y se lleva a cabo sin drogas ni asistencia médica. El bebé está por lo general encajado en el útero en posición cefálica, es decir, con su cabeza lista para atravesar el canal de parto y ser lo primero que se asome por la vulva (aunque a algunos nacen de nalgas). O no natural, cuando se utilizan medicamentos para inducirlo, para calmar los dolores de parto o procedimientos como la episiotomía, corte que se realiza (a veces de rutina sin ser necesario) en el la zona que queda entre la vagina y el ano llamada periné, desde un ángulo posterior de la vulva hasta el ano, que busca facilitar la salida del bebé si es necesario. 


El parto puede ser por cesárea: 
Cuando el nacimiento no puede darse por vía vaginal por alguna complicación, existe el recurso de la cesárea, una cirugía mayor en la que se hace una incisión en el abdomen y el útero de la madre. Uno de los motivos que causan un parto por cesárea es el sufrimiento fetal. Antes se creía que luego de una cesárea los partos subsiguientes tendrían que llevarse a cabo por esta misma vía por el riesgo de la ruptura del útero con futuros partos, y por ende. Actualmente existe en muchos casos la oportunidad de un parto vaginal exitoso luego de una cesárea. 


Es así como existen centros o atención del parto en casa, en los cuales la futura mamá es acompañada por parteros o parteras y doulas. Hay centros asistenciales gratuitos, lugares remotos en donde las personas no tienen alcance servicios de salud donde es muy valiosa la labor de las parterasTambién hay centros especializados que permiten que el trabajo de parto y el parto se lleven a cabo con la guía de estas personas, en ambientes distintos al lugar de vivienda o a un hospital, como por ejemplo cuando hay nacimientos que ocurren dentro del agua, en piscinas o tinas. También hay centro privados en los cuales el embarazo y el parto son acompañados por todo un equipo de profesionales, así como hay instituciones de salud que de acuerdo con los seguros que tiene la mujer embarazada, permiten o no un número determinado de controles prenatales, el acompañamiento por parte de un obstetra, o con el recibimiento del bebé por parte del obstetra que los ha hecho o el de turno. 

También existen mujeres que se animan a tener a su bebé por sí mismas, sin ningún tipo de asistencia y a su manera.

Algunas variables que influyen a la hora del parto:
  • Si habrá o no un ambiente relajado con luz tenue, música o silencio, técnicas de relajamiento y respiración para facilitar el trabajo de parto y la fase expulsiva, las cuales buscan un manejo del dolor como parte de un proceso natural que además puede ser minimizado. 
  • Si habrá intervención de instrumentos para el monitoreo fetal, canalizaciones, rotura de membranas o si la madre tendrá la posibilidad de un movimiento libre, si habrá elementos de apoyo durante el trabajo de parto como fulares rígidos para colgarse, masajes, pelotas, duchas, tinas.
  • Si habrá presencia de acompañantes o por el contrario pocas personas interviniendo. 
  • Si el parto iniciará espontáneamente o será inducido o acelerado con medicamentos como oxitocina o prostaglandinas o con estimulación, hierbas, ejercicio, etc. 
  • Si será impedido el consumo de algún líquido o alimento o no; si habrá algún tipo de analgesia natural o no, si se podrá elegir la posición que la madre prefiera durante el parto.
  • La determinación en cuanto a la manera y el tiempo en que se cortará el cordón umbilical del bebé.
  • Si el bebé será puesto en contacto piel a piel  luego del parto o no.
  • La manera en que se de inicio de la lactancia durante las primeras horas después del parto y la indicación de no suplementar al bebé con sucedáneos de la leche materna, o no.
  • Si el bebé estará en alojamiento conjunto durante el postparto con la madre o no. 

El embarazo es un tiempo ideal para pensar sobre los cambios que ocurrirán luego de que llegue el bebé al mundo. Son muchos cambios, así como variables podrá haber cuando sea el momento del nacimiento. Ojalá todos los bebés puedan nacer según los planes de parto que se tengan en la cabeza sin compartir, o los que se plasmen en un plan de parto. Y sean buenos partos, con bebés y mamás sanos.
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"
       





Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!

Parteras, doulas, obstetras y educadoras

Durante milenios las mujeres han necesitado acompañamiento durante los procesos importantes de su edad fértil. El acompañamiento ofrecido a una mujer durante su embarazo, su maternidad, su parto y su posparto suele ser otorgado por una mujer o un hombre denominados obstetras, parteros, comadrones, matronas; todas estas personas entrenadas para educar y brindar información y apoyo emocional y físico. 

Los obstetras son médicos especializado en obstetricia, la ciencia de la salud sexual y reproductiva de la mujer durante su vida, encargada de vigilar el estado físico de la futura madre y de su bebé en camino y brindar atención durante el embarazo, el parto, el puerperio. Los obstetras realizan controles prenatales que se orientan a proteger la salud de ambos de tal manera que el momento del parto que reciben, llegue con normalidad.

La Dra. Susana Bueno es gineco-obstetra, Doula y educadora perinatal. Trabaja el nacimiento y el posparto más allá del enfoque médico y trabaja constantemente en la humanización de la atención del parto hospitalario. E-mail: susibuenolindo@gmail.com

Las doulas y las educadoras perinatales, prenatales y postnatales, estamos disponibles para las madres como un acompañamiento y aún cuando conocemos las dinámicas del cuerpo humano y los procedimientos, no suministramos cuidados médicos, ni a la madre, ni al bebé ya nacido. 

Alt="Porteo, embarazo, parto y posparto"
Yo por ejemplo, además de abogada con énfasis en salud sexual y reproductiva, soy educadora perinatal, prenatal y posnatal certificada y doula posparto.

Solemos prepararnos para trabajar en tres fases: en la fase previa al parto, durante el parto y luego del parto.  El acompañamiento antes del parto consiste en crear una relación cercana con la madre y su entorno, de manera que la futura mamá pueda preguntar, expresar sus inquietudes y crear una atmósfera para vivir su proceso de embarazo y planear un plan de parto. El trabajo de brindarle información y apoyo es tan importante, que muchas madres que afrontan embarazos difíciles se han visto beneficiadas de este acompañamiento. Durante el parto, independientemente del tipo de parto que suceda, la doula puede ser considerada una acompañante que apoya a la mujer durante el parto; le da sostén psicológico y participa silenciosamente y sin mayor intervención, salvo la requerida por la madre para su propia relajación, confort y bienestar, trabajando para que la experiencia sea positiva. 
La doula durante el período de posparto puede ayudar mucho a la madre en la parte del vínculo con su bebé, la lactancia, la recuperación durante las primeras semanas del bebé. Su presencia como acompañante y escucha es muy valorada en esta etapa.

Tener una dula es muy beneficioso. Estudios científicos han demostrado que el continuado soporte de una doula torna la experiencia más humana reduce el estrés, aumenta la posibilidad de que el parto vaginal sea espontáneo y la madre esté más satisfecha. Es tan importante nuestro trabajo de la dula, durante el parto, que se ha visto que disminuye las tasas de cesárea, la duración del trabajo de parto, el uso de hormonas como la oxitocina para inducirlo y los requerimientos de anestesia.
La partería según la OMS, se orienta a la atención que reciben las madres en la época del la gestación, el parto y el posparto. También los cuidados que recibe el recién nacido. Esta labor comprende las acciones orientadas a evitar y detectar problemas de salud en el embarazo, así como buscar ayuda médica o proveerla si no existe. 

Alt="Bandolera de argollas Colombia"La labor de una partera o un partero concierne a las distintas funciones que cumplen dependiendo del lugar, ya que su práctica puede variar y orientarse a entornos como la casa, la comunidad, los centros de salud. De ahí que se hable de partería tradicional y de partería oficialExplorar lo que concierne esta labor depende de los alcances de su trabajo, no solamente con la madre en edad fértil, sino también con la comunidad y la familia. Es decir, el ámbito de aplicación de su labor envuelve varios aspectos de la salud sexual y reproductiva de la mujer. Es así como existen parteras y parteros  que tienen la función no solo de acompañar, sino también de encargarse de todos los asuntos de salud de las mujeres que están en edad fértil y así mismo atender partos. En otros ámbitos su trabajo complementa al del obstetra si es necesario, y hay casos en los que la labor se da de forma conjunta entre ellos, el obstetra y otros profesionales de la salud. En la foto Alice Trouve, partera francesa que vive en Colombia.

Muchas personas encargadas de este oficio estudian una carrera considerada como tal en algunos países o han completado programas de educación reconocidos en el país donde trabajan, cumpliendo ciertas competencias y calificaciones. Así, están reconocidas para brindar el soporte necesario, el cuidado durante las tres fases antes mencionadas durante la edad fértil, conduciendo los partos y brindando también cuidados a los bebés luego del parto. En otras palabras, su calificación les permite detectar complicaciones, realizar procedimientos de emergencia, brindar asistencia y recibir bebés. 

Rosmilda Quiñones, partera de Buenaventura con Lucía Sinsa. Foto tomada de el mundo.com

También existen parteros que cuidan la vida de mujeres gestantes y sus bebés, y que son reconocidas como patrimonio cultural inmaterial y que se unen en asociaciones cuyos integrantes traen por ejemplo los saberes de las culturas afro e indígenas, encargándose de llegar a zonas en donde en ocasiones ni se conoce que existen profesionales de la salud. El trabajo de los parteros cada vez tiene mayor reconocimiento dentro de los sistemas nacionales de salud, existiendo este recurso a mano con una cobertura que se hace todavía más valiosa al no llegar a todos los sectores de la población.

Al servicio de una madre que desea formar una familia hay todo un equipo de personas a su disposición, independientemente de la región donde viva y de la cultura que la rodee. Al momento de escoger la persona que acompañe estos procesos influirá la buena conexión y la empatía, así como el conocer el tipo de entrenamiento ha tenido, los servicios que ofrece, sus tarifas, su disponibilidad y su filosofía sobre todas las áreas que abarca el proceso del nacimiento.
Que siempre las mujeres estemos apoyadas en todos nuestros procesos por gente que nos cuide, nos respete y nos oriente. Al estar contenidas y cuidadas de manera óptima, podemos contener y cuidad a nuestros bebés de manera positiva y brindarles lo mejor de nosotras.



Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"
       




Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!

Declaración sobre la lactancia como un Derecho Humano. Naciones Unidas.


Según las Naciones Unidas, los estudios científicos consistentemente muestran que los niños amamantados pueden sobrevivir y prosperar, mientras que está demostrado que las mujeres pueden ser protegidas contra ciertas enfermedades y es necesario proteger y promover la lactancia. A finales del 2016 este organismo a través de sus expertos relatores, publicó una declaración sobre el derecho a la lactancia como un Derecho Humano. Esta declaración tiene como propósito instar a los Estados a tomar acciones urgentes respecto a las leches de fórmula y a tomar acción para suspender la comercialización "engañosa, agresiva e inapropiada" de los sustitutos de la leche materna que realiza esta multimillonaria industria en todo el globo. La declaración llama la atención a los estados en el sentido que se esfuercen en tomar  medidas legales, ya que son pocos los que protegen este Derecho Humano. 



Alt="Derecho a la lactancia Naciones Unidas"



Para explicar esta importante declaración, voy a describir los puntos de la misma y los derechos que protege, así como mencionar la normatividad que los Estados deben cumplir y hacer cumplir para proteger estos derechos, no sin antes explicar quienes son las personas que realizaron esta declaración:

¿Quienes son los relatores especiales?

Los relatores especiales son expertos que apoyan voluntariamente a las Naciones Unidas en temas de Derechos Humanos. Ellos trabajan en Procedimientos Especiales y abordan situaciones específicas de un país o temas temáticos en todas partes del mundo. De su trabajo se generó en noviembre de 2016 una Declaración en Ginebra señalando que la lactancia es un asunto de Derechos Humanos tanto para el niño como para la madre que debe ser promovido y protegido.

Bases para hacer una declaración orientada a proteger el derecho a la lactancia como un Derecho Humano:
  • Por las prácticas de mercadeo abusivas que usualmente afectan las decisiones que las mujeres toman sobre cómo alimentan a los bebés, pudiendo impedir que las madres y los bebés reciban los beneficios a nivel de salud que ofrece la lactancia. 
  • Por la preocupación de que estas prácticas se enfocan en países en desarrollo, ya que mercados de los países desarrollados están saturados. 
  • Por la falta de información de los trabajadores de la salud, tradiciones familiares y culturas
  • Por la estigmatización de las mujeres dando el pecho en público que tienden a la discriminación, el lugar de trabajo.
  • Por exponer a las mujeres a estereotipos de género y tabú en todas las regiones.
  • Por la restricción de la autonomía de las mujeres en tomar decisiones sobre sus propias vidas. 
Derechos de los niños que se busca proteger:
  • Derecho a la vida.
  • Derecho a la supervivencia y el desarrollo.
  • Derecho al más alto nivel de salud en el que la lactancia materna debe ser considerada como un componente integral.
  • Derecho a recibir alimentos nutritivos. 
Derechos de las mujeres que se busca proteger:
  • Recibir información precisa e imparcial necesaria para tomar una decisión informada sobre la lactancia materna.
  • Obtener servicios de salud de buena calidad, incluidos servicios integrales de salud sexual, reproductiva y materna. 
  • Lograr una protección adecuada de la maternidad en el lugar de trabajo.
  • Vivir un ambiente amistoso y contar con condiciones apropiadas en los espacios públicos para la lactancia materna que son cruciales para asegurar su practica exitosa.
  • Recibir información sobre lactancia artificial y ser protegidas de interferencias dañinas por agentes no estatales, en particular el sector de la industria. 
Consecuencias negativas de no proteger estos derechos:
  • Efecto negativo en los índices de lactancia materna exclusiva debido a que uno de cada tres niños en el mundo la recibe, mientras que las arcas de la industria de sucedáneos se incrementan cada vez más.
  • Violación de los derechos de las mujeres a la salud.
  • Infracción a la dignidad e integridad de las mujeres. 
Se requiere apoyo. De esta manera unas 820.000 vidas podrían ser salvadas cada año. Y es por ello es que los estados deben adoptar medidas y adoptar como una obligación en sus funciones acciones y normatividad para regular y reducir un uso inapropiado de prácticas de negocio realizadas por la industria de producción y distribución de alimentación para bebés.

Las medidas drásticas deben orientarse a:
  • Que no se socaven los esfuerzos para aumentar los índices de lactancia materna exclusiva.
  • Que no haya barreras para que las mujeres ejerzan sus derechos.
  • Promover y proteger la lactancia a través de bajas de maternidad en el trabajo pagas.
  • Espacios seguros para amamantar, extraerse o almacenar leche.
  • Brindar un mejor entrenamiento a los trabajadores de la salud.
  • Asegurar que las mujeres tengan información precisa para que tomen decisiones informadas sobre la manera óptima de alimentar a los bebés.
  • Que el acceso a una buena y de calidad de sustitutos sea regulada y con precios al alcance de todos. 
  • Enseñar a las madres que la lactancia es una de las formas más efectivas de asegurar la salud del bebé y su supervivencia.
  • Lograr poder establecer la lactancia dentro de la primera hora de vida del bebé.
  • Lograr que las madres puedan seguir la recomendación de dar solamente leche materna a sus bebés durante sus primeros seis meses y continuar hasta los dos años o más con una alimentación complementaria apropiada.
  • Que las campañas de mercadeo no afecten la posibilidad que tienen las mujeres y su habilidad para amamantar a sus bebés de manera óptima y disfrutar los beneficios que la lactancia ofrece. 
  • Que las campañas de mercadeo orientadas a la venta de sustitutos de la leche materna y alimentos para bebés desde los 6 a los 36 meses no sean inapropiadas ni agresivas. 
Normas que deben cumplir los estados para alinearse con la protección de estos derechos (Haz click en cada una para conocer su contenido:

-Nutrición de la madre, el lactante y el niño pequeño.

-Nutrición de la madre, el lactante y el niño pequeño 


-Otra relevante normatividad sobre derechos humanos para proteger su derecho a la vida, supervivencia y desarrollo

En este enlace encuentras la declaración completa: http://www.ohchr.org/EN/NewsEv ents/Pages/DisplayNews.aspx? NewsID=20871&LangID=E

 
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"
       





Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!