Buscar en este blog

Parteras, doulas, obstetras y educadoras

Durante milenios las mujeres han necesitado acompañamiento durante los procesos importantes de su edad fértil. El acompañamiento ofrecido a una mujer durante su embarazo, su maternidad, su parto y su posparto suele ser otorgado por una mujer o un hombre denominados obstetras, parteros, comadrones, matronas; todas estas personas entrenadas para educar y brindar información y apoyo emocional y físico. 

Los obstetras son médicos especializado en obstetricia, la ciencia de la salud sexual y reproductiva de la mujer durante su vida, encargada de vigilar el estado físico de la futura madre y de su bebé en camino y brindar atención durante el embarazo, el parto, el puerperio. Los obstetras realizan controles prenatales que se orientan a proteger la salud de ambos de tal manera que el momento del parto que reciben, llegue con normalidad.

La Dra. Susana Bueno es gineco-obstetra, Doula y educadora perinatal. Trabaja el nacimiento y el posparto más allá del enfoque médico y trabaja constantemente en la humanización de la atención del parto hospitalario. E-mail: susibuenolindo@gmail.com

Las doulas y las educadoras perinatales, prenatales y postnatales, estamos disponibles para las madres como un acompañamiento y aún cuando conocemos las dinámicas del cuerpo humano y los procedimientos, no suministramos cuidados médicos, ni a la madre, ni al bebé ya nacido. 

Alt="Porteo, embarazo, parto y posparto"
Yo por ejemplo, además de abogada con énfasis en salud sexual y reproductiva, soy educadora perinatal, prenatal y posnatal certificada y doula posparto.

Solemos prepararnos para trabajar en tres fases: en la fase previa al parto, durante el parto y luego del parto.  El acompañamiento antes del parto consiste en crear una relación cercana con la madre y su entorno, de manera que la futura mamá pueda preguntar, expresar sus inquietudes y crear una atmósfera para vivir su proceso de embarazo y planear un plan de parto. El trabajo de brindarle información y apoyo es tan importante, que muchas madres que afrontan embarazos difíciles se han visto beneficiadas de este acompañamiento. Durante el parto, independientemente del tipo de parto que suceda, la doula puede ser considerada una acompañante que apoya a la mujer durante el parto; le da sostén psicológico y participa silenciosamente y sin mayor intervención, salvo la requerida por la madre para su propia relajación, confort y bienestar, trabajando para que la experiencia sea positiva. 
La doula durante el período de posparto puede ayudar mucho a la madre en la parte del vínculo con su bebé, la lactancia, la recuperación durante las primeras semanas del bebé. Su presencia como acompañante y escucha es muy valorada en esta etapa.

Tener una dula es muy beneficioso. Estudios científicos han demostrado que el continuado soporte de una doula torna la experiencia más humana reduce el estrés, aumenta la posibilidad de que el parto vaginal sea espontáneo y la madre esté más satisfecha. Es tan importante nuestro trabajo de la dula, durante el parto, que se ha visto que disminuye las tasas de cesárea, la duración del trabajo de parto, el uso de hormonas como la oxitocina para inducirlo y los requerimientos de anestesia.
La partería según la OMS, se orienta a la atención que reciben las madres en la época del la gestación, el parto y el posparto. También los cuidados que recibe el recién nacido. Esta labor comprende las acciones orientadas a evitar y detectar problemas de salud en el embarazo, así como buscar ayuda médica o proveerla si no existe. 

Alt="Bandolera de argollas Colombia"La labor de una partera o un partero concierne a las distintas funciones que cumplen dependiendo del lugar, ya que su práctica puede variar y orientarse a entornos como la casa, la comunidad, los centros de salud. De ahí que se hable de partería tradicional y de partería oficialExplorar lo que concierne esta labor depende de los alcances de su trabajo, no solamente con la madre en edad fértil, sino también con la comunidad y la familia. Es decir, el ámbito de aplicación de su labor envuelve varios aspectos de la salud sexual y reproductiva de la mujer. Es así como existen parteras y parteros  que tienen la función no solo de acompañar, sino también de encargarse de todos los asuntos de salud de las mujeres que están en edad fértil y así mismo atender partos. En otros ámbitos su trabajo complementa al del obstetra si es necesario, y hay casos en los que la labor se da de forma conjunta entre ellos, el obstetra y otros profesionales de la salud. En la foto Alice Trouve, partera francesa que vive en Colombia.

Muchas personas encargadas de este oficio estudian una carrera considerada como tal en algunos países o han completado programas de educación reconocidos en el país donde trabajan, cumpliendo ciertas competencias y calificaciones. Así, están reconocidas para brindar el soporte necesario, el cuidado durante las tres fases antes mencionadas durante la edad fértil, conduciendo los partos y brindando también cuidados a los bebés luego del parto. En otras palabras, su calificación les permite detectar complicaciones, realizar procedimientos de emergencia, brindar asistencia y recibir bebés. 

Rosmilda Quiñones, partera de Buenaventura con Lucía Sinsa. Foto tomada de el mundo.com

También existen parteros que cuidan la vida de mujeres gestantes y sus bebés, y que son reconocidas como patrimonio cultural inmaterial y que se unen en asociaciones cuyos integrantes traen por ejemplo los saberes de las culturas afro e indígenas, encargándose de llegar a zonas en donde en ocasiones ni se conoce que existen profesionales de la salud. El trabajo de los parteros cada vez tiene mayor reconocimiento dentro de los sistemas nacionales de salud, existiendo este recurso a mano con una cobertura que se hace todavía más valiosa al no llegar a todos los sectores de la población.

Al servicio de una madre que desea formar una familia hay todo un equipo de personas a su disposición, independientemente de la región donde viva y de la cultura que la rodee. Al momento de escoger la persona que acompañe estos procesos influirá la buena conexión y la empatía, así como el conocer el tipo de entrenamiento ha tenido, los servicios que ofrece, sus tarifas, su disponibilidad y su filosofía sobre todas las áreas que abarca el proceso del nacimiento.
Que siempre las mujeres estemos apoyadas en todos nuestros procesos por gente que nos cuide, nos respete y nos oriente. Al estar contenidas y cuidadas de manera óptima, podemos contener y cuidad a nuestros bebés de manera positiva y brindarles lo mejor de nosotras.

Declaración sobre la lactancia como un Derecho Humano. Naciones Unidas.


Según las Naciones Unidas, los estudios científicos consistentemente muestran que los niños amamantados pueden sobrevivir y prosperar, mientras que está demostrado que las mujeres pueden ser protegidas contra ciertas enfermedades y es necesario proteger y promover la lactancia. A finales del 2016 este organismo a través de sus expertos relatores, publicó una declaración sobre el derecho a la lactancia como un Derecho Humano. Esta declaración tiene como propósito instar a los Estados a tomar acciones urgentes respecto a las leches de fórmula y a tomar acción para suspender la comercialización "engañosa, agresiva e inapropiada" de los sustitutos de la leche materna que realiza esta multimillonaria industria en todo el globo. La declaración llama la atención a los estados en el sentido que se esfuercen en tomar  medidas legales, ya que son pocos los que protegen este Derecho Humano. 



Alt="Derecho a la lactancia Naciones Unidas"



Para explicar esta importante declaración, voy a describir los puntos de la misma y los derechos que protege, así como mencionar la normatividad que los Estados deben cumplir y hacer cumplir para proteger estos derechos, no sin antes explicar quienes son las personas que realizaron esta declaración:

¿Quienes son los relatores especiales?

Los relatores especiales son expertos que apoyan voluntariamente a las Naciones Unidas en temas de Derechos Humanos. Ellos trabajan en Procedimientos Especiales y abordan situaciones específicas de un país o temas temáticos en todas partes del mundo. De su trabajo se generó en noviembre de 2016 una Declaración en Ginebra señalando que la lactancia es un asunto de Derechos Humanos tanto para el niño como para la madre que debe ser promovido y protegido.

Bases para hacer una declaración orientada a proteger el derecho a la lactancia como un Derecho Humano:
  • Por las prácticas de mercadeo abusivas que usualmente afectan las decisiones que las mujeres toman sobre cómo alimentan a los bebés, pudiendo impedir que las madres y los bebés reciban los beneficios a nivel de salud que ofrece la lactancia. 
  • Por la preocupación de que estas prácticas se enfocan en países en desarrollo, ya que mercados de los países desarrollados están saturados. 
  • Por la falta de información de los trabajadores de la salud, tradiciones familiares y culturas
  • Por la estigmatización de las mujeres dando el pecho en público que tienden a la discriminación, el lugar de trabajo.
  • Por exponer a las mujeres a estereotipos de género y tabú en todas las regiones.
  • Por la restricción de la autonomía de las mujeres en tomar decisiones sobre sus propias vidas. 
Derechos de los niños que se busca proteger:
  • Derecho a la vida.
  • Derecho a la supervivencia y el desarrollo.
  • Derecho al más alto nivel de salud en el que la lactancia materna debe ser considerada como un componente integral.
  • Derecho a recibir alimentos nutritivos. 
Derechos de las mujeres que se busca proteger:
  • Recibir información precisa e imparcial necesaria para tomar una decisión informada sobre la lactancia materna.
  • Obtener servicios de salud de buena calidad, incluidos servicios integrales de salud sexual, reproductiva y materna. 
  • Lograr una protección adecuada de la maternidad en el lugar de trabajo.
  • Vivir un ambiente amistoso y contar con condiciones apropiadas en los espacios públicos para la lactancia materna que son cruciales para asegurar su practica exitosa.
  • Recibir información sobre lactancia artificial y ser protegidas de interferencias dañinas por agentes no estatales, en particular el sector de la industria. 
Consecuencias negativas de no proteger estos derechos:
  • Efecto negativo en los índices de lactancia materna exclusiva debido a que uno de cada tres niños en el mundo la recibe, mientras que las arcas de la industria de sucedáneos se incrementan cada vez más.
  • Violación de los derechos de las mujeres a la salud.
  • Infracción a la dignidad e integridad de las mujeres. 
Se requiere apoyo. De esta manera unas 820.000 vidas podrían ser salvadas cada año. Y es por ello es que los estados deben adoptar medidas y adoptar como una obligación en sus funciones acciones y normatividad para regular y reducir un uso inapropiado de prácticas de negocio realizadas por la industria de producción y distribución de alimentación para bebés.

Las medidas drásticas deben orientarse a:
  • Que no se socaven los esfuerzos para aumentar los índices de lactancia materna exclusiva.
  • Que no haya barreras para que las mujeres ejerzan sus derechos.
  • Promover y proteger la lactancia a través de bajas de maternidad en el trabajo pagas.
  • Espacios seguros para amamantar, extraerse o almacenar leche.
  • Brindar un mejor entrenamiento a los trabajadores de la salud.
  • Asegurar que las mujeres tengan información precisa para que tomen decisiones informadas sobre la manera óptima de alimentar a los bebés.
  • Que el acceso a una buena y de calidad de sustitutos sea regulada y con precios al alcance de todos. 
  • Enseñar a las madres que la lactancia es una de las formas más efectivas de asegurar la salud del bebé y su supervivencia.
  • Lograr poder establecer la lactancia dentro de la primera hora de vida del bebé.
  • Lograr que las madres puedan seguir la recomendación de dar solamente leche materna a sus bebés durante sus primeros seis meses y continuar hasta los dos años o más con una alimentación complementaria apropiada.
  • Que las campañas de mercadeo no afecten la posibilidad que tienen las mujeres y su habilidad para amamantar a sus bebés de manera óptima y disfrutar los beneficios que la lactancia ofrece. 
  • Que las campañas de mercadeo orientadas a la venta de sustitutos de la leche materna y alimentos para bebés desde los 6 a los 36 meses no sean inapropiadas ni agresivas. 
Normas que deben cumplir los estados para alinearse con la protección de estos derechos (Haz click en cada una para conocer su contenido:

-Nutrición de la madre, el lactante y el niño pequeño.

-Nutrición de la madre, el lactante y el niño pequeño 


-Otra relevante normatividad sobre derechos humanos para proteger su derecho a la vida, supervivencia y desarrollo

En este enlace encuentras la declaración completa: http://www.ohchr.org/EN/NewsEv ents/Pages/DisplayNews.aspx? NewsID=20871&LangID=E

 
Por: Valeria Calderón, mamá, abogada y educadora certificada.

Alt="Nenes de leche"
       





Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!

¿Depresión posparto? ¡Portea!

En el mundo de la maternidad hay una realidad de la que no se habla mucho, pero que toca a más mujeres de las que creemos: la depresión postparto. A diferencia del baby blues o melancolía postparto (que experimentan muchas mujeres y que no dura más de unos días), la depresión es una condición seria que debe ser tratada por profesionales expertos y que, en algunos casos, requiere medicamentos. 


Alt="Porteo y depresión"

Se trata de una enfermedad que puede poner en peligro la salud e incluso la vida de mamá y bebé, por lo que no debe ser tomada a la ligera.  El CDC (Centers for Disease Control and Prevention de Estados Unidos) estima que la depresión posparto ocurre en 11-20% de las mujeres que dan a luz, pero que solo el 15% de las mujeres que tienen síntomas recibe tratamiento alguna vez.
Por eso, lo mejor que podemos hacer las madres es aprender de ella y saber cómo podemos evitarla. Aunque no siempre se pueden controlar los factores causan la depresión, si contamos con el entorno y las herramientas apropiados para enfrentar esos primeros meses de maternidad, las probabilidades de sufrirla van a ser menores, o por lo menos los síntomas van a ser menos severos.

Una de estas herramientas a las que me refiero es el porteo. Aunque no parece obvio, hay muchas razones que hacen que el porteo ayude a disminuir las probabilidades de depresión posparto.  

A continuación les enumero algunas:

1- Las hormonas: el porteo permite tener al bebé cerquita, al alcance de los besos. Olerle la cabecita a un bebé es algo deliciosos que estimula la hormona del amor: la oxitocina. Esta hormona es clave para prevenir la depresión, pues crea una sensación de placer y bienestar, y evita que sensaciones de tristeza nos invadan. La naturaleza hizo a los bebés deliciosos, huelen rico, son tiernos, gracias a un mecanismo de supervivencia de la especie: la mamá carga a su cría, la tiene cerquita, y en brazos de mamá el bebé está seguro, libre de las garras de cualquier depredador. Como ven, es un mecanismo perfecto: entre más cargamos a nuestro bebé, más felices nos vamos a sentir y el bebé va a estar más seguro.


2- Hace la vida más práctica: portear a un bebé implica tener las manos libres, lo que significa poder hacer cosas que de otra forma sería imposible. Muchas veces una de las causas de la depresión posparto es que la mujer no se siente útil, siente que no puede hacer nada, que el bebé no la deja ordenar la casa, preparar la comida, cuidar a otros niños, salir de compras, ir al baño, tomar una ducha, etcétera. Los bebés nacen con la necesidad de ser llevados en brazos, pues solo cerca de su madre se sientes seguros; y por eso es común que lloren apenas tratan de dejarlo en una cuna. Eso hace que la mamá se sienta agobiada porque no puede terminar de hacer nada. Tener al bebé pegadito al cuerpo permite que las madres hagan otras actividades mientras tienen a sus bebés contentos, con sus necesidades satisfechas.

3- Salir de casa: ¿has oído hablar de la “fiebre de la cabaña”? Muchas mamás se sienten encerradas después de parir a sus bebés porque les da miedo salir o sienten que se van a hacer un lío; llevar al bebé en brazos es poco práctico, y el coche o la sillita portabebés son aparatosos y no permiten tener las manos libres. No hay mejor terapia para una nueva madre que se siente atrapada en su casa y que está sola todo el día sin contacto con otras personas adultas, que salir a dar una vuelta con el bebé cerquita del corazón. ¡Es bien sabido que el aire fresco tiene propiedades terapéuticas!

Alt="Porteo y depresión posparto"

4. Facilita el cuidado de otros hijos: Cuando se tienen más hijos, sobre todo si están todavía pequeños, una madre en casa puede sentir que no puede con tanta responsabilidad y muchas alcanzan a experimentar culpa y angustia porque no le ponen la misma atención a sus hijos mayores. La nueva cría es muy demandante, quiere estar pegada a la teta o en brazos de su madre; pero resulta que en casa hay un niño de dos o tres años que necesita todavía mucho a su mamá. ¿Cómo darle de comer, vestirlo, sacarlo al parque, jugar con él? El porteo permite llevar al bebe chiquito encima, supliendo sus necesidades, mientras se puede atender al mayor.

Alt="Crianza en el apego"

5. Ayuda con la lactancia: amamantar ayuda a disminuir las probabilidades de sufrir depresión posparto. En muchos casos, sobre todo después de un parto traumático, las mamás encuentran que la lactancia “cura” la heridas y restablece ese amor y placer perdidos debido al parto. Sin embargo, en nuestras sociedades productivas y rápidas, en las que nos sentimos mal si no estamos haciendo mil cosas a la vez, las mamás muchas veces encuentran que amamantar las 24 horas del día a un bebé representa un gran reto porque implica parar lo que se está haciendo, sentarse y darle de comer. Cuando un bebé está en una bandolera o en un fular bien colocado, la mamá puede aprender a darle mientras hace otras cosas. Pero no solo eso: además de volver la alimentación del bebé algo más práctico (para aquella que así lo desean), tener al bebé constantemente cerca al pecho permite que el bebé mame más frecuentemente. En esos primeros días, sobre todo, en los que los bebés duermen tanto y se les “olvida” comer, estar cerquita de la madre, oliendo la leche de sus pechos, hace que el bebé coma más seguido. Eso tiene por un lado la ventaja de que estimula la producción de leche y, por el otro, hace que el bebé crezca óptimamente, pues el alimento continuo, más el calor del cuerpo de mamá, estimulan el desarrollo del bebé. Finalmente, el porteo les permite amamantar discretamente a aquellas mamás que así lo desean, ya que pocas veces alguien más se entera de que un bebé está comiendo cuando está dentro de un portabebés.
Alt="Escuela de Porteo en Colombia"



6. Aleja manos extrañas del bebé: las nuevas mamás sentimos una enorme angustia cuando gente extraña (y a veces no tan extraña) se acerca para conocer a nuestro recién nacido. Si estamos en casa, nos piden cargarlo, besarlo, y no falta la tía que quiere darle un teterito. Si estamos en la calle, muchos desconocidos se acercan y le tocan las manos o la cabeza al bebé, poniendo a la nueva madre a sufrir. En cambio, si el bebé está en un portabebés, está resguardado de todas esas manos indeseadas. Como generalmente el bebé porteado está contento, ya sea dormido o en un estado de alerta tranquila, la gente no siente la necesidad de decirle a la mamá que ellos lo cargan para calmarlo. Y si quieren darle un tetero, pues se les da la razón de que es un lío sacarlo de ahí y que están alimentados y calientes cerquita a la mamá.

7. Es un pretexto para conocer gente, sobre todo mamás que ver la crianza de forma similar: la soledad pega muy duro cuando uno es mamá primeriza. Las amigas que no tienen hijos están en otro plan y las que los tienen de pronto están más enredadas que uno y no tienen imaginación para ponerse a hacer planes conjuntos. Las redes de apoyo y los grupos de crianza, tanto presenciales como virtuales, son una muy buena manera de relacionarse con mamás que están en las mismas que uno y no sentir que no hay con quién hablar. Si porteamos a nuestros bebés podemos encontrar espacios que frecuenten también otras mamás que compartan nuestra forma de ver la maternidad y la crianza, y eso permite no quedarse encerrada en la casa. Hablar con otras mamás, y ver que ellas están pasando por lo mismo que uno, es un ejercicio terapéutico que relaja y tranquiliza las mentes de las madres primerizas.

8. Posibilita que otras personas establezcan un vínculo con el bebé y lo atiendan, permitiendo que la mamá tenga momentos de descanso, de estar sola. Hay mamás que se angustian si se separan cinco minutos de sus bebés, pero a muchas les funciona tener un ratico para ellas solas y poder hacer cualquier cosa sin estar pensando en la cría. El porteo es una excelente herramienta, pues el bebé se mantiene feliz por ejemplo con su papá o su abuela, mientras la mamá tiene un tiempo tranquilo para ella. 


Además, cuando los papás y otros miembros de la familia portean logran sentir ese maravilloso vínculo de cercanía que generalmente se tiene con la madre. Sienten además que son útiles, pues esa es una preocupación que muchos papás tiene, sentir que no hacen lo suficiente para descargar un poco del trabajo que tiene la madre. El porteo permite volver la crianza un equipo.


Todo lo anterior no quiere decir que para evitar la depresión posparto hay que tener al bebé amarrado al pecho 24 horas del día. Lo que me interesa compartir con ustedes es que el porteo puede ser tenido en cuenta como una herramienta más para disminuir el riesgo de depresión posparto que afecta a tantas madres en nuestra cultura. Hay muchas otros factores que influyen, pero si sabemos de esta herramienta tal vez podamos ayudarnos en los momentos difíciles. Cabe resaltar también que el porteo no “cura” la depresión posparto. Si se sospecha o identifica que la madre la sufre, es imperativo buscar ayuda profesional lo más pronto posible.


Por: Valeria Baena


Asesora internacional certificada de porteo de la Escuela FTZB
Miembro del "Programa AYU quiere a los niños"
Distribuidora autorizada de AYU
Contacto: 
Whastapp 322 3118937
https://mamavale.wordpress.com
E - mail: baenavaleria@gmail.com








Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! 
Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes ¡gracias!


www.mam